Home San Isidro

San Isidro

España | Región: Cordillera Cantábrica

Ficha de la estación

31 pistas de esquí
5
10
13
3
Mapa de las pistas
28 KM. esquiables
54cañones de nieve
15 remontes
0 cinta transportadora
8 telesillas
7 teleskis
0 teleférico
0 telecabina
1500 - 2050 M. Altitud de la estación
25 - 25 Precio del forfait día/adulto
0 KM. Distancia al aeropuerto
snowpark
guardería
accesible para discapacitados

La estación de esquí de San Isidro, inaugurada en 1974, está situada en el puerto homónimo de la cordillera Cantábrica, en la zona norte de la provincia de León, comunidad autónoma de Castilla y León, España. Sus instalaciones se encuentran en los términos municipales de Puebla de Lillo y Valdelugueros, que se corresponden con los valles del Alto Porma y del Alto Curueño. Es propiedad de la Diputación Provincial de León, la cual se encarga de su gestión, al igual que Leitariegos.

 

Historia de la estación de esquí San Isidro

La historia de San Isidro comienza cuando en los años sesenta,​ el gobierno leonés decidió entrar en el negocio de la nieve, reservando fondos para la inversión en la estación invernal de Pajares. Los inicios no estuvieron exentos de polémica, que propiciaron que la estación de Pajares obtuviera más atención. A finales de los setenta, la estación de San Isidro inauguró su primer remonte en la zona de Salencias, que no era más que un telesquí que funcionaba con un motor de gasolina y tenía únicamente dos perchas.

La década de los ochenta supuso para la estación una auténtica era dorada, ya que durante toda ella se abrieron en San Isidro un elevado número de nuevas instalaciones. Al comenzar la década, en 1980, se instaló el primer telesquí de Riopinos, se alargó el existente en Cebolledo y se planteó alargar el de Requejines. Gracias a estos nuevos remontes, la estación cubrió todo el dominio esquiable actual.

Hoy en día cuenta con 24,8 kilómetros de pistas,​ aunque a esos kilómetros hay que descontar los provenientes de las pistas del valle del Silencio, que nunca han estado abiertas.

 

Unión con Fuentes de Invierno

El acercamiento de posturas entre Asturias y León ha posibilitado un principio de acuerdo para la fusión de las estaciones de esquí de San Isidro y Fuentes de Invierno. Esta fusión comenzará a dar sus pasos con la finalización de la línea eléctrica soterrada. Desde la vertiente leonesa suministrará electricidad a ambas estaciones.

La fusión, que no se ha concretado en fechas, se llevará a cabo con la construcción de un remonte entre ambas estaciones, remonte que en San Isidro se encontrará en el dominio de Riopinos, en la vertiente del Curueño. El objetivo de la fusión es ofrecer una estación a la altura de las estaciones del Pirineo y que se consolide como la más importante de la cordillera Cantábrica, ya que después de la ampliación de San Isidro en 8 km, hasta los 32, la estación pasaría a contar con 40 kilómetros o 52 con el máximo desarrollo de Fuentes de Invierno.

 

Distribución de las pistas en la estación de esquí San Isidro

Salencias, que es la primera zona de la estación que nos encontramos al llegar, y al mismo tiempo la primera construida (1972). Esta zona, se encuentra a 1500 metros de altitud, en la zona baja de San Isidro. Dispone de 4 remontes, y un total de 9 pistas. Esta zona de Salencias, se encuentra aislada del resto de la estación. Se une al resto mediante un autobús. Desde esta zona, se accede de forma muy sencilla, esquiando, a la vecina estación de Fuentes de Invierno.

Cebolledo se puede decir que es la zona central de la estación. Consta de varias pistas de todos los niveles, desde una pista para debutantes, con una cinta transportadora, hasta una pista negra, así como varios fueras de pista. Esta zona, tiene actualmente 5 remontes, 1 telesquí, 2 cintas transportadoras, un telesilla biplaza y un telesilla desembragable. El telesquí se encuentra en desuso desde hace varios años, a pesar de aparecer en los planos de pista. En cuanto a pistas, la más transitada es la pista de la travesía. Es la pista central de Cebolledo, la única que cuenta con cañones, y la única azul también.

El sector de Requejines, es el que se encuentra a mayor altura, con unas cotas de 1800 a 2100 metros. Esta zona cuenta con 4 remontes, una cinta transportadora, dos telesquís, y un telesilla cuatriplaza. En primer lugar al acceder a esta zona, pasamos por la zona de debutantes de este sector, una pista verde con poca pendiente y de corta longitud. Cuenta con un pequeño telesquí y una cintra transportadora que le da servicio.

Riopinos consta de 3 remontes, una cinta transportadora, un telesquí y un telesilla biplaza. Desde el acceso a Riopinos, y practicamente desde todos los puntos de esta zona, es visible el reenvío de uno de los telesillas de Fuentes de Invierno. Iniciando ya, el decenso por esta zona, tenemos 4 opciones de pistas a bajar, a mano izquierda, la pista negra de “Los Cazadores”. Esta pista discurre prácticamente paralela al telesquí de Riopinos.

 

Oferta de ocio en la estación de esquí San Isidro

En los últimos años, San Isidro está viviendo una época de expansión, con un aumento sostenido de los forfaits vendidos y una mejora del número de días en los que está abierta la estación. Ésta es también una de las que más ha crecido en cuanto a número de usuarios y es de las que más abonos de temporada venden en el territorio nacional.

Todo ello hace que el futuro de la estación de San Isidro actualmente pase por la ampliación de las plazas hoteleras en la zona, algo que se está llevando a cabo, pese a cierta paralización por problemas con la línea eléctrica que abastece al complejo. Con 400 nuevas plazas hoteleras a pie de pistas, 200 de las cuales corresponden a un hotel de cinco estrellas.

Junto a ello, la desestacionalización también es importante, algo que la Diputación planteó en su momento con un polideportivo y un campo de golf, actuaciones que, no obstante, se encuentran paralizadas por problemas legales en el primer caso y políticos en el segundo. Sin embargo, lo más importante para la estación pasa por el aumento de los remontes, de los sistemas de innivación artificial y del dominio esquiable, sin olvidar la conexión con la estación asturiana de Fuentes de Invierno.