Home Alpe d'Huez

Alpe d’Huez

Ficha de la estación

140 pistas de esquí
22
69
34
15
Mapa de las pistas
300 KM. esquiables
830cañones de nieve
90 remontes
3 cinta transportadoras
43 telesillas
33 teleskis
11 teleféricos
0 telecabina
1550 - 3450 M. Altitud de la estación
45 - 50 Precio del forfait día/adulto
130 KM. Distancia al aeropuerto
snowpark
guardería
accesible para discapacitados

Alpe d’Huez es una estación de esquí de renombre internacional que se comenzó a construir en 1930. También es el nombre de la famosa montaña que corona la estación y por donde cada año, pasa el mítico Tour de Francia. Está situada en los Alpes franceses, a 1850 m de altitud. La estación de esquí Alpe d’Huez se comenzó a construir en 1930 y en 1936, se instaló el primer telesquí. Alpe d’Huez debe gran parte de su fama a su relación con la carrera ciclista del Tour de Francia.

Su núcleo urbano es Albiez-Montrond y es un auténtico pueblo de montaña lleno de encanto, ubicado a 1 hora de Chambéry, en las proximidades de Saint-Jean-de-Maurienne.

Historia de Alpe d’Huez

Una estación de esquí que se ha ido desarrollado progresivamente desde los años 1950 en los condominios de la ciudad Albiez-le-Vieux. Esta antigua población, incluía dos ciudades: Albiez le Jeune en el Norte y el Antiguo Albiez Montrond centro ubicado en el Sur. Posteriormente, en 1972, se unieron para formar la ciudad llamada Albiez-Montrond.

Localización de la estación

En el corazón de las montañas, donde los pueblos son un refugio tranquilo para relajarse y disfrutar del paisaje fantástico encontramos la estación Alpe d’ Huez. Esta vasta meseta de morrena 12 km de largo y 3 km de ancho, cortado por arroyos, proporciona una agradable sensación de libertad y una vista panorámica de todos los montes circundantes.

Compuesto por varios pueblos, la ciudad de Gevoudaz se extiende hasta 753 m hasta 1616 m. Por otro lado, encontraremos Mollard y Chalmieu a 1580 metros, que en la época tuvo hasta 240 habitantes en 1875.

Distribución y acceso a las pistas

Debido al diseño de sus pistas, pensando en las necesidades de principiantes y esquiadores de nivel intermedio, la zona de esquí Albiez-Montrond es un destino ideal para familias. Las pistas fáciles y de dificultad intermedia están a un paso de distancia de los chalets y de los hospedajes. Estas también son accesibles a través de buses gratuitos. La zona de esquí ofrece a los niños diferentes instalaciones y actividades: guardería de niños, jardín infantil de nieve, centro de actividades, parques recreativos con juegos de nieve, superficies apropiadas para el trineo y caminatas especiales para niños.

Alpe d’Huez dispone de 30 instructores de esquí experimentados en diferentes escuelas y ofrecen cursos para niños sin experiencia en esquí a partir de los 4 años. Clases de prueba hay incluso para los más pequeños (a partir de los 2 años o de los 2,5 años). Para los debutantes en el esquí, hay tres pistas verdes con una rampa eléctrica, para practicar y mejorar la técnica.

Los niños tienen la oportunidad de practicar Skijöring, siendo arrastrados en trineo por un burro. El yooner le garantiza a la familia entera el rápido y entretenido placer de deslizarse, yooner es un trineo con sólo una cuchilla y sobre ella una silla asegurada. El acceso a la zona de esquí se hace a través de la calle A 43 o en tren. La estación férrea más cerca a Albiez-Montrond se encuentra a 16 kilómetros de distancia de Saint-Jean de Maurienne.

Un dominio esquiable casi interminable

Para llegar a las 6 estaciones de esquí de Les Sybelles, es necesario viajar 20 minutitos en coche. Usar las dos zonas de esquí durante un día es posible gracias a un forfait especial. El renombrado „Ici et ailleurs“ (aquí y allá) permite a los esquiadores el acceso a 310 kilómetros de pista de Les Sybelles. Ese pasaje de esquí también posibilita el uso de 600 kilómetros de pista de la zona de esquí aledaña Vallées, la cual está a 45 minutos de distancia en coche.

Desde Albiez-Montrond se brindan a los deportistas de invierno un total de 950 kilómetros de pistas. No obstante, las pistas de Alpe d’Huez satisfacen completamente a sus visitantes.

Si lo que se quiere es esquiar, o simplemente disfrutar de unas tranquilas vacaciones en familia, es posible que esta sea la mejor opción. Además de que las pistas están bien señalizadas y bien preparadas, la zona de esquí dispone también de una gran área laminada para esquí de fondo y otras actividades de invierno como senderismo en esquís.

Albiez-Montrond es el hogar de Alpe d’Huez

Da la impresión de que el pueblo esté colgando de las laderas. Uno se pregunta a veces qué podría motivar a los hombres del Neolítico a establecerse aquí en la montaña (muchas huellas de la antigua ocupación de la Edad del Hierro – alrededor del 500 AC. – incluyendo fosas y tumbas que contienen pasadores de bronce, pulseras, broches y cuentas de ámbar).

Situado en Maurienne, en el corazón de Saboya, la ciudad de Albiez-Montrond está dominada al este por el monte Emy (2797 m) y la cresta camina a las magníficas agujas de Arves al sureste con sus imponentes 3514 metros de altitud.

Hoy en día, la población de Albiez-Montrond es tiene unos 400 habitantes. Ha crecido constantemente desde 1972. El turismo y la producción de leche para la producción del queso Beaufort (denominación de origen) en las cooperativas lechera del valle de Arves (premiado en repetidas ocasiones en la feria agrícola de París), son las dos principales actividades económicas del municipio.

Es posible ver en verano, gracias a las instalaciones de ordeño móviles, el ordeño que se realiza cerca de los pastos. Gracias a un tractor, el equipo necesario para el ordeño del ganado de tierras altas se desplaza. Esto permite al animal estar más relajado, además de que la máquina se adapta al tamaño de este.

El clima se caracteriza por una excelente sol de 1973 horas / año, una nieve larga (casi 6 meses), la escasez de precipitaciones, 960 mm / año, y una insolación respetable. El cielo de la meseta Albiez-Montrond se compara a menudo con el del Mediterráneo.

Adicionalmente, estas ventajas han hecho de esta zona y la de Arvan (llamada así por el río que nace al pie del glaciar de St Sorlin) una localización impresionante en la cota de los 1600 m.