Inicio Port del Comte

Port del Comte

España | Región: Pirineos Catalanes

Ficha de la estación

36 pistas de esquí
7
11
13
5
Mapa de las pistas
42 KM. esquiables
256cañones de nieve
16 remontes
2 cinta transportadoras
5 telesillas
9 teleskis
0 teleférico
0 telecabina
1700 - 2400 M. Altitud de la estación
30 - 35 Precio del forfait día/adulto
84 KM. Distancia al aeropuerto
snowpark
guardería
accesible para discapacitados

Port del Comte es una estación de esquí situada en el macizo de Port del Comte, en el Prepirineo Catalán dentro de la Provincia de Lérida. Enmarcado en la comarca del Solsonés, dentro del municipio de La Coma i La Pedra.

Se encuentra dividida en tres sectores: El Querol es el sector principal cota máxima 2000 m, El Sucre, la Bofia y La Estivella, con cota máxima en el Clot Rodó (3000m).

 

Situación e historia de Port del Comte

Su inauguración fue el día de Reyes de 1974, aunque empezó a construirse en 1973. La peculiaridad más importante de esta estación es que la mayoría de sus pistas transcurren por un frondoso bosque de pinos, lo que le da un encanto especial al descenso por sus pistas. También hay multitud de enlaces y senderos entre pistas, que hacen que si queremos cada bajada sea diferente de la anterior.

Climatológicamente esta estación se beneficia especialmente de los temporales de levante, y gracias a los bosques que rodean sus pistas y a las instalaciones de innivación artificial la conservación de la nieve es bastante buena durante todo el tiempo que la estación permanece abierta durante la temporada.

En los últimos años, la estación ha hecho importantes mejoras e inversiones en innovación artificial, por lo que en la actualidad cuenta con un total de 256 cañones, capaces de dar la cobertura necesaria a un total de 20 km de pistas.

Como medios de transporte y también gracias a las inversiones realizadas en los últimos años, se ha mejorado la calidad de los remontes, contando actualmente con un total de 16 instalaciones con una capacidad máxima de transporte de 16 060 personas/hora, de los cuales, cinco son telesillas, nueve son telesquís y dos son cintas transportadoras.

La estación del Port del Comte, tiene poco desnivel en general, en cambio este hándicap se contrapone a la variedad de pistas que nos ofrece. Como hemos dicho, está formada por tres sectores distintos, cada uno de ellos con una personalidad muy marcada, y a la vez conectados entre sí.

 

Un gran dominio esquiable

Cuenta con unos 50 km esquiables, divididos en un total de 36 pistas, de las cuales siete son de baja dificultad (verdes), 11 son de dificultad media (azules), 13 de dificultad alta (rojas) y 5 para expertos (negras). El desnivel esquiable máximo se puede realizar desde El Querol (2000 m) hasta el pie de pistas del Hostal (1700 m) que da un desnivel de 380 m (TC El Querol) , pudiendo realizarse este descenso con una dificultad mínima de pista azul y una dificultad máxima de roja o negra (parcialmente).

Hasta 256 cañones de nieve, siendo la estación número 10 del Pirineo en unidades de producción.

Dada su ubicación en la vertiente sur del Pirineo, en concreto al Prepirineo, el factor meteorológico clave en esta estación son las “llevantadas”, pero también las perturbaciones de origen atlántico que arrancan en el Golfo de Cádiz y luego entran por el Mediterráneo, tomando orientación sur-norte a la altura de la costa tarraconense.

La zona del Hotel, con 4 telesquís y dos cintas transportadoras, además de un silla desembragable (4 per.). Es el punto de partida para acceder a toda la estación, con pistas azules/verdes (La Serp, la Rasa Coma), rojas (La Dreta), o negras (la Querol, el tub Coma)… un enlace a media bajada nos conduce a la siguiente zona: El Sucre – La Bòfia.

Con 2 telesillas fijos (4 per.) y 2 telesquís es la zona apta para los esquiadores intermedios, con pistas rojas en su mayoría. La novedad de la temporada 2011-12 fue la “free-ski área”, donde se acondicionó un bosque entero para esquiar cómodamente bajo los árboles con un desnivel aceptable. Aunque, en este caso, queda reservada sólo a esquiadores expertos.

Desde el telesilla de La Bòfia se accede por una inacabable pista hasta la zona de La Estivella. Es una zona esquiable encarada a norte donde la cantidad y la calidad de la nieve es siempre superior. Existen pistas que no se pisan nunca, como l’Estadi o l’Arderic; aparte de geniales fuera pistas. También los peques y esquiadores menos avanzados disfrutarán de esta zona pues existe la pista de La Font, con unas vistas geniales e inclinaciones más adaptadas. En la Estivella los remontes son obsoletos, con dos telesquís de salida brava.

El acceso y retorno se convierten en desagradables por tener que remar. En la zona del hotel hay una zona de Freeride para principiantes. Como novedad, desde la temporada 2012/2013 se ha instalado iluminación para acceder en horas nocturnas a esta zona.

Club de esquí

El Club de Esquí Port del Comte se creó hace más de 40 años en Sant Llorenç de Morunys (Solsonès) aprovechando la apertura de la estación de esquí con la que comparte el mismo nombre. Con el objetivo de disfrutar de la naturaleza esquiando, hacer deporte, y compartirlo con ilusión y respeto.

Se trata de una entidad deportiva sin ánimo de lucro con sede social y oficina, abierta a todos, en Sant Llorenç de Morunys. El Club está formado por más de 300 socios, muchos de ellos niños, que lo convierte en un club muy familiar donde todos tenemos cabida.

A la vez que disfrutan esquiando, fomentan cursillos de esquí entre los que se quieren iniciar en este deporte. Y para aquellos que tienen un determinado nivel, disponen de un equipo de competición formado por jóvenes. Motivados y entusiastas de este deporte, que compiten en campeonatos de la Federación Catalana de Deportes de Invierno.

Actualmente y gracias a la ilusión, dedicación y buena voluntad de todo el equipo y voluntarios, organizan la Carrera Vall de Lord en la Estación Puerto del Conde; esta última temporada ha acogido cerca de 200 corredores.

 

Après-ski y zona de ocio en Port del Comte

Para los que no quieren calzarse esquís y desean pasar un buen rato, dispone de una excelente zona de trineos y tubbies con una cinta transportadora para no tener que remontar la pista andando. También se puede alquilar raquetas de nieve para dar un paseo.

El après-ski, por el hecho de no disponer de un pueblo a pie de pistas, es muy escaso y no se alarga hasta muy tarde. Un aspecto a mejorar. Existen tres bares para poder comer algo o tomar unas cervezas. En Sant Llorenç de Morunys y sobre todo en Solsona, encontrarás más ambiente (fines de semana) con restaurantes, bares, pubs y discotecas. El ambiente es agradable pero tranquilo, pues no hay un excesivo desmadre.