Inicio Masella

Masella

España | Región: Pirineos Catalanes

Ficha de la estación

64 pistas
9
24
22
9
Mapa de las pistas
74 KM. esquiables
454cañones de nieve
16 remontes
4 cinta transportadoras
5 telesillas
7 teleskis
0 teleférico
0 telecabina
1600 - 2535 M. Altitud de la estación
35 - 40 Precio del forfait día/adulto
160 KM. Distancia al aeropuerto
snowpark
guardería
accesible para discapacitados

Masella es una estación de esquí alpino situada en la vertiente norte de la Tosa d’Alp, al sur de la Baja Cerdaña, provincia de Gerona, inaugurada en el año 1967. Dispone de uno de los sistemas de innovación artificial más grandes de la Cerdaña. También hay una escuela de esquí y snowboard de una calidad y capacidad acorde a la gran importancia de la estación de esquí, hay varios restaurantes y cafeterías situados en núcleos y junto a las pistas. En el núcleo de Masella también hay tienda de alquiler de material, hotel, jardín infantil, etc.

 

Localización de la estación

La disposición de la estación es vertical, vertebrada por el «Cap del Bosc» (2.150 m) y unida por la parte superior de la Tosa. A ambos lados de esta se extienden dos comas: Coma Pregona al este y Coma Oriola al Oeste. Al final de esta última (cota 1.950m) hay una área de servicios secundarios (incluida la venda de forfaits) y un aparcamiento.

Unida con La Molina, mediante el telecabina Alp 2500, conforma un dominio esquiable de 100Km, muy variado y completo que hará las delicias de todos los públicos, independientemente de su nivel de esquí.

Masella es una de las estaciones más bonitas de los Pirineos, por su bosque de la parte baja, por su orientación norte, que la bendice con copiosas nevadas cada temporada y su situación en los pirineos orientales que le permite disfrutar de muchas jornadas de sol. Destino preferido de muchos catalanes para el fin de semana, es entre semana cuando es más recomendable, sin colas, sin prisas, ni estrés ninguno, podemos disfrutar de un dominio variado, con pistas largas, adaptado a todos los niveles y con una oferta de servicios bastante respetable.

 

Disposición de las pistas

Dispone de multitud de pistas de varios niveles, aunque destacan sus 22 pistas rojas y 9 pistas negras, que generarán un aliciente en todos aquellos esquiadores que buscan sensaciones fuertes y buenas pendientes.

La parte Alta de la Tossa es muy concurrida por buenos esquiadores, buscando las sensaciones de la velocidad y los fuertes pendientes. Destaca por su nivel y su belleza la pista roja, llamada Coma Pregona y las varias negras que bajan hasta Coma Oriola.

La parte baja de la estación es probablemente la más bonita y la que ofrece más posibilidades. En la zona de la Pia, la más reciente de la estación, y a su vez la menos concurrida, encontraremos una de las pistas azules más bonitas del Pirineo. Larga, ancha y con un trazado muy variado, se llama »Familiar» y baja hasta la base del Pla de Masella. En el sector de la Pia hay varias rojas y una negra, además de una azul llamada »Rovellons», son bonitas y no muy largas.

La zona central de la estación es muy adecuada para los debutantes, con pistas azules de largo recorrido y muy bien indicadas, que permitirán desarrollar nuestro nivel de deslizamiento. Destaca la »Plana» por longitud y sencillez y »Enamorats» por bonita sin ser difícil.

Para el fuera pista, no es una estación muy adecuada, aunque nos ofrece interesantes zonas altas y posibilidades de iniciarse en la nieve polvo cerca de las pistas marcadas.

 

Características únicas de Masella

Su cota máxima la encontramos en la Tosa a 2535mts de altitud, desde el que podremos descender sus laderas, hasta 1600mts, donde encontraremos el Pla de Masella. Una estación con gran tradición por el esquí alpino y por la competición, que ofrece un total de 18 remontes de los cuales 5 son telesillas, 7 telesquís, 2 telecuerdas y 4 cintas transportadoras.

La estación tiene 3 entradas diferentes, Pla de Masella, Coma Oriola y La Pia, y se podría subdividir en dos sectores, la parte baja, con árboles y pistas en su mayoría bastante accesibles y la parte alta con la cima en La Tossa a 2.535 metros, con pistas más técnicas, sin vegetación y sobretodo en días de clima poco benigno, muy expuesta al viento.

Un detalle muy importante es que es una estación de concepción moderna, pensada para que todo el que se suba a un remonte pueda bajar por pista hasta la base, de modo que encontramos pistas azules por doquier que permitirán al esquiador poco experimentado llegar hasta abajo, sano y salvo deslizándose sobre la nieve.

 

Esquí nocturno en Masella

En temporada 2013/2014 la estación inauguró el esquí nocturno con la iluminación de algunas pistas, convirtiéndose así en una de las únicas estaciones del Pirineo que ofrece esta posibilidad. La iluminación de las pistas con focos de gran potencia no ha estado exenta de polémica debido a que esta actividad provoca una grave afectación por contaminación lumínica, impidiendo así el descanso de la fauna y el gran impacto visual que esto comporta, aunque la actividad cesa a las 21h y solo se desarrolla durante dos días a la semana, solamente en seis semanas del invierno.

 

El telecabina Alp 2500 conecta con Masella

El telecabina Alp 2.500 permite conectar con la vecina estación de La Molina dando lugar a un dominio esquiable de 100 Kilómetros ofreciendo una de las mayores áreas de esquí del Pirineo. Hay disponible un forfait que permite el acceso a ambas estaciones.

Las estaciones de esquí de La Molina y Masella forman uno de los dominios esquiables más grandes de los Pirineos, con 145 km de pistas. El remonte que facilita la conexión es el Telecabina Cadí-Moixeró que cubre, en solo ocho minutos, los casi tres kilómetros que separan el aparcamiento de Cap de Comella de La Molina de la cota 2.380 a la Tosa d’Alp.

El acceso al conjunto de las 132 pistas (29 verdes, 42 azules, 44 rojas y 17 negras) se hace a través de una moderna red de 33 remontes, que tienen capacidad para transportar 43.590 esquiadores / hora. La red de nieve producida, con 1.099 cañones de nieve, cubre un total de 115 km de pistas.

La nieve garantizada y la buena insolación de la comarca de la Cerdanya permiten disfrutar del sol y de la nieve por un dominio con una gran diversidad de paisajes.