Inicio Lunada

Lunada

Ficha de la estación

11 pistas
3
0
4
0
Mapa de las pistas
2 KM. esquiables
0cañones de nieve
7 remontes
3 cinta transportadoras
0 telesilla
4 teleskis
0 teleférico
0 telecabina
1300 - 1500 M. Altitud de la estación
25 - 25 Precio del forfait día/adulto
60 KM. Distancia al aeropuerto
snowpark
guardería
accesible para discapacitados

Lunada es la estación de esquí más pequeña de España. Está situada en plena cordillera Cantábrica, en la provincia de Burgos, comunidad autónoma de Castilla y León, España. Cuentan con dos remontes mecánicos, una escuela de esquí y snowboard y muchas ganas de ofrecer a los visitantes una experiencia única en la nieve en invierno y en la montaña durante el verano.

 

Localización e historia de Lunada

Lunada vivió una época dorada a mediados de los años ochenta. La proximidad a un gran polo económico como Bilbao (de hecho sus comienzos se los debe al capital bilbaíno), permitió que fin de semana tras fin de semana la estación estuviera abierta con una afluencia de gente apabullante, incluso demasiada. De los dos parkings que la estación posee, en aquella época uno era ocupado por los autobuses, que venían llenos, mientras que los coches ocupaban el otro y los laterales de la carretera. De hecho, muchas veces los coches aparcados llegaban hasta el desvió de la estación.

Fueron otros tiempos, tiempos de gloria. Después la estación cayó en el olvido, y la mejora de las comunicaciones generales por carretera, y años de poca o nula nieve (cotas bajas), fueron los causantes del olvido y la desaparición del mapa de Lunada

Durante la temporada 2013-2014 la estación permaneció cerrada debido a que la estación entró en concurso tras la negación de la empresa que gestionaba la estación a pagar el alto canon que era necesario abonar para continuar con su explotación. Sin embargo, desde la temporada siguiente y con el cambio en la dirección, la estación ha abierto siempre que las condiciones han sido las idóneas.

Lunada es uno de los pocos lugares para practicar deportes de invierno en la provincia de Burgos y el único de la región de Las Merindades. La oferta de servicios en la estación de esquí Lunada pasa por los 2 kilómetros de pistas que ofrece la estación durante el invierno, como punto de partida para diferentes rutas de montaña, utilizando material de travesía y raquetas, servicio de alquiler de material de esquí y snowboard, material para alpinismo…

Es un inmejorable lugar para hacer actividades de alpinismo y ser guiado por su servicio de guías de montaña. Es un auténtico placer descubrir su flora y fauna, así como sus increíbles paisajes. También es posible realizar ascensiones y rutas de senderismo por el entorno natural que ocupa esta pequeña estación de esquí, ideal para familias y principiantes.

 

¿Qué ofrece la estación?

Lunada dispone de cuatro teleskis completamente operativos y de un telecuerda para debutantes. Los teleskis de Lunada son auténticas reliquias de museo. Pertenecen indudablemente a otra época. De hecho se especula con que realmente son algunos de los teleskis originales de la vecina estación de Alto Campoó. Dos de ellos son eléctricos mientras que los otros dos todavía funcionan a gasoil.

Disponen de un curioso sistema de salida de la percha, y es que no son automáticos. Necesitan que un operario (o incluso el mismo esquiador) tire de una cadenita para permitir que la percha comience a moverse y a arrastrar al esquiador.

Pero este no es el único detalle curioso de los remontes de Lunada. Lo más curioso es sin duda que cada remonte está pintado de un color, y así se conoce a cada uno de ellos. Aunque tienen nombre, la verdad es que éste no se suele usar.

 

Condiciones climáticas cambiantes

Lunada es una estación de esquí que sufrido períodos de sequía muy largos, con pocas precipitaciones pero también ha vivido episodios de enormes nevadas que han mantenido la estación de esquí en una situación delicada, debiendo mover grandes cantidades de nieve para poder continuar con la actividad y poner en funcionamiento los remontes. Por exceso o por defecto, lo cierto es que Lunada es un lugar de suma belleza natural ideal para practicar los deportes de invierno. Eso sí, hay que ir cuando las condiciones son las adecuadas, dada la gran irregularidad que presenta en su manto nivoso.

Lunada ostenta el record de ser el lugar donde se puede practicar el esquí a las cotas más bajas de la península ibérica con remontes mecánicos. De hecho la cota mínima está situada en 1.280m y la máxima en 1.440m.

Son cotas realmente bajas, es un hecho innegable, pero las características hidrológicas del lugar lo convierten en uno de los lugares con más pluviometría. Este hecho nos da como resultado directo que o caen grandes nevadas o por el contrario grandes aguaceros. Y como efecto indirecto, hace que la calidad de la nieve sea especialmente variable.

 

Lunada, una estación de esquí ideal para aprender a esquiar

La estación de esquí presenta unas cotas más bajas de toda la Península ibérica y su viabilidad siempre ha estado en entredicho. Después de varios períodos de decadencia, una empresa externa ha intentado tomar las riendas de esta bonita montaña que ofrece un amplio abanico de actividades durante todo el año. Sin embargo los altos cánones que deben pagar al Ayuntamiento, han provocado diferencias entre ambas partes que acabaron repercutiendo en la correcta gestión de una dominio esquiable que cada vez acumula menos nieve.

Quizás el esquí alpino no pueda ser su única vía de subsistencia y deba posicionarse como un destino de montaña todo el año, proponiendo aun más actividades outdoor que consigan atraer público durante el invierno, pero también durante el verano.

 

Actualidad y estado de la estación

La estación de esquí de Lunada, en Espinosa de los Monteros, Burgos, ha quebrado y este invierno, desde la temporada 2019/2020 ya no ha abierto sus puertas al público. Es un nuevo caso de una estación pequeña, de titularidad pública y otorgada en concesión a una empresa privada, que no consigue salir a flote.

Tras intentar este pasado mes de diciembre recuperar el complejo, porque la concesionaria (Snow Mountain) no había pagado el canon anual, ni tampoco la luz, la pelota (mejor dicho, la estación de esquí), estará de nuevo en el tejado del Ayuntamiento.