Inicio La Molina

La Molina

Ficha de la estación

52 pistas
13
16
16
7
Mapa de las pistas
65 KM. esquiables
440cañones de nieve
16 remontes
3 cinta transportadoras
8 telesillas
4 teleskis
1 teleférico
0 telecabina
1700 - 2445 M. Altitud de la estación
35 - 40 Precio del forfait día/adulto
130 KM. Distancia al aeropuerto
snowpark
guardería
accesible para discapacitados

La Molina es una estación de esquí del Pirineo catalán. Está situada en el municipio de Alp, comarca de la Baja Cerdaña, provincia de Gerona, España. Ubicada en la sierra del Cadí, a 160 kilómetros de Barcelona y a 140 de Gerona.

Es la estación decana en España. Es muy versátil y siempre ha estado muy bien considerada para cualquier nivel, desde los debutantes hasta los que ya tienen un esquí más avanzado.

El resort cuenta con 71 kilómetros de pistas esquiables con una cota máxima de 2.537 metros, y una mínima de 1.700 metros. Se reparten en 66 trazados de esquí alpino, concretamente 19 verdes, 18 azules, 22 rojas y 7 negras.

Historia y localización de La Molina

La Molina se encuentra junto a Masella, que es otra de las más emblemáticas estaciones de esquí del Pirineo, con la que incluso llega a compartir alguna pista (Dues estacions). Esta proximidad facilita que desde hace unos años ambas estaciones tengan un acuerdo para la venta de un forfait conjunto llamado Alp 2500, que da acceso a las dos estaciones.

Orientada al oeste, sus laderas tienen pocos árboles, el suelo es escasamente rocoso y una gran parte está recubierto de hierba, lo que beneficia la formación de pistas anchas, la conservación de la nieve polvo y que haya mucha visibilidad.

La estación de esquí La Molina forma parte de la historia del esquí alpino en España. La primera noticia que se tiene de esquiadores en este paraje es del año 1908, según consta en el Boletín de Centro de Excursionistas de Catalunya (CEC). Los primeros esquiadores practicaban el telemark y el Stemmbogen.

A pesar de que hacía tiempo de la llegada de los primeros esquiadores, La Molina no se convirtió en un lugar concurrido por los amantes del esquí hasta el invierno del 1923-1924, cuando su práctica se popularizó, gracias a la llegada del primer tren en 1922. Los primeros esquiadores iban vestidos como auténticos exploradores del Ártico.

La Molina ha sido sede oficial de múltiples competiciones internacionales, entre la que destaca el Campeonato Mundial de Snowboard 2011.

Las instalaciones de la estación de esquí se desarrollan ocupando las laderas norte y este de la montaña de la Tosa d’Alp (2.536 m) y norte, este y oeste del Puigllançada (2.409 m)

El dominio esquiable de esta estación es de 61 km repartidos en 54 pistas. También dispone de un gran snowpark y del medio-tubo de mayores dimensiones en el Pirineo.

 

Ven ya a esquiar a La Molina

Existen diversas opciones de forfait. Puedes comprar un forfait de varios días e incluso de 4 horas, o para veteranos, debutantes, familias o discapacitados. Los que necesiten alquilar el material también lo tienen fácil, puesto que en el mismo recinto de la estación hay varias tiendas. Allí puedes elegir exactamente el material dependiendo de la modalidad que vayas a practicar, sea alpino, snowboard, telemark, raquetas de nieve o trineos, y según tu nivel.

También es posible alquilar anorak, gafas, guantes o pantalón impermeable. Un equipo de gama media para adulto cuesta unos 20 € al día y si se le añade el casco, supone 3 € más.

Mejoras en la estación

Durante la temporada 2019-2020 La Molina estrena dos nuevos remontes. El primero y más interesante es la prolongación de un tramo de la telecabina Cadí Moixeró, lo que permitirá llegar a familias y esquiadores menos experimentados (incluso personas con algún tipo de discapacidad) desde la base de la estación hasta alcanzar la parte más alta, en el refugio restaurante del Niu de lÀliga, a 2.520 metros justo al lado de la cima de la Tosa (2.537 m).

El trayecto es memorable y desde la cima se pueden contemplar las vistas más espectaculares de la zona: los valles de la Cerdanya, del Berguedà y del Ripollès. Y la otra novedad es que contará con el telesilla El Llac, que da acceso desde la zona del lago de La Molina hasta Coll de Pal.

 

El telecabina Alp 2500 conecta con Masella

El telecabina Alp 2.500 permite conectar con la vecina estación de Masella, dando lugar a un dominio esquiable de 100 Kilómetros ofreciendo una de las mayores áreas de esquí del Pirineo. Hay disponible un forfait que permite el acceso a ambas estaciones.

Las estaciones de esquí de La Molina y Masella forman uno de los dominios esquiables más grandes de los Pirineos, con 145 km de pistas. El remonte que facilita la conexión es el Telecabina Cadí-Moixeró que cubre, en solo ocho minutos, los casi tres kilómetros que separan el aparcamiento de Cap de Comella de La Molina de la cota 2.380 a la Tosa d’Alp.

El acceso al conjunto de las 132 pistas (29 verdes, 42 azules, 44 rojas y 17 negras) se hace a través de una moderna red de 33 remontes, que tienen capacidad para transportar 43.590 esquiadores / hora. La red de nieve producida, con 1.099 cañones de nieve, cubre un total de 115 km de pistas.

La nieve garantizada y la buena insolación de la comarca de la Cerdanya permiten disfrutar del sol y de la nieve por un dominio con una gran diversidad de paisajes.

 

Qué hacer en La Molina

Pero la Molina no es tan solo una estación de esquí. Si nos preguntamos: ¿Que hacer en la Molina si no esquías? o ¿que hacer en la Molina en verano? En este apartado te explicamos las diferentes actividades que se pueden realizar sin tener que esquiar.

Ir de ruta con las Raquetas de Nieve es otra manera de disfrutar de la nieve de manera segura y divertida, una de las mejores cosas que hacer en la Molina. Hay rutas para todos los niveles, una ruta sencilla hasta el lago de la Molina, ideal para practicar en familia y con niños. Puedes alquilar un Segway, un transporte totalmente ecológico que en pocos minutos aprenderás a conducir y podrás seguir al guía por caminos de montaña, disfrutando de la naturaleza y también de sus hermosos paisajes tanto en invierno como en verano. Para los ciclistas, 13 pistas de descenso reservadas para los más valientes; peraltes, pasarelas y saltos de diferentes alturas, todo esto con remontes mecánicos. Además, dispone de un Centro de Deportes Adaptado, con bicicletas de montaña adaptadas también para personas con discapacidad.

Podemos disfrutar de diferentes circuitos y dificultad en plena naturaleza, pasando de árbol a árbol por pasarelas, redes y tirolinas. En Parque Aventura la Molina hay circuitos para todos los niveles a partir de los 4 años. Diversión asegurada que ver en la Molina con amigos o en familia.