Inicio La Grave

La Grave

Ficha de la estación

1 pistas de esquí
0
1
0
0
0 KM. esquiables
0cañones de nieve
2 remontes
0 cinta transportadora
0 telesilla
1 teleski
1 teleférico
0 telecabina
1470 - 3534 M. Altitud de la estación
45 - 50 Precio del forfait día/adulto
124 KM. Distancia al aeropuerto
snowpark
guardería
accesible para discapacitados

La estación de esquí La Grave – La Meije está considerada una de los mejores destinos freeride en Europa. Situada a 1525 m sobre el nivel del mar, al norte de los Altos Alpes, entre Serre Chevalier Vallée y Les 2 Alpes. El «Pays de La Meije» (región de La Meije) incluye lugares mágicos a la par que peculiares.

 

 

Localización de la estación de esquí de La Grave

 

Parte del »Parc National des Écrins», de la cual La Grave recela de las modas y tendencias del esquí; conservando el espíritu de montaña pura y auténtica (región reconocida entre las más bellas de Francia).

Los remontes de Glaciers de la Meije sirven a la zona de esquí fuera de pista de La Grave – La Meije, cuyos «Vallons de La Meije» son reconocidos entre los freerides más experimentados.

Encontramos también los pueblos de Villar d’Arène y Chazelet cerca de la estación.  El paisaje de alta montaña aquí es imponente, grandioso y sin igual en Francia.

Si visitas La Grave – La Meije, no estás visitando una estación de esquí cualquiera. A diferencia de la mayoría de estaciones, ésta se encuentra en una zona de alta montaña. Un sitio donde las condiciones climáticas pueden cambiar repentinamente y donde tienes que ser responsable de tu propia seguridad.

 

La Grave se caracteriza por un descenso en particular

 

Para acceder a esta estación, hay que coger un teleférico que tarda aproximadamente 30 minutos en elevarnos a los 3200m sobre el nivel del mar donde se encuentra. Un entorno único de grandes extensiones glaciales, corredores empinados donde disfrutar del carving, lejos de los senderos y pilares de remontes.

Las áreas de esquí de La Grave – La Meije son tres, con características específicas para cada una. La zona de esquí nórdico, la más interesante, la encontramos a 1450 m, al lado del pueblo de La Grave, que se extiende hasta los 3600 m del glaciar La Girose. La única pista azul, marcada y segura, se encuentra entre 3200 y 3600 m sobre el nivel del mar; es decir, 400 m de desnivel. Un entorno enorme a la vez que inhóspito, entre picos más cerca de los 4000 metros que de los 3000.  Esta pista azul abre solo a partir del mes de febrero, siempre dependiendo de las condiciones climáticas.

 

 

Para los esquiadores más valientes

 

El dominio es mundialmente famoso, en particular gracias a la pista de Vallons de la Meije, ubicada hacia el norte. Ofrece nieve polvo que nunca llega a congelarse, con 2150 m desnivel bajo la mirada de los glaciares Râteau y La Meije. La segunda ruta de los Vallons de Chancel es también suntuosa. Como se ha indicado anteriormente, esta es una zona de alta montaña que requiere un nivel de esquí fuera de pista muy experimentado; todo lo que conozcamos sobre la alta montaña nunca estará de más ya que la zona requiere de extrema cautela. Entre los habitantes de la zona suelen referirse a la zona como «1 sendero marcado, el resto es imaginar», «La montaña como un patio de recreo» y «La Meije como telón de fondo».

El descenso desde los Vallons de La Meije y los Vallons de Chancel por el lado del «descenso extremo» son el contraste perfecto de los que encontramos en la zona de los Glaciers. Es recomendable contar con guías profesionales para aquellos que no se sientan del todo cómodos y primen su seguridad por encima de las emociones fuertes.

 

Actividades para toda la familia en La Grave

 

Si queremos un plan más relajado, una introducción a la cascada en pared de hielo en la Haute-Romanche, una de las más famosas de Francia. O también una iniciación al snowkite en el Col du Lautaret cuando las condiciones sean adecuadas (consultar de antemano) ya que el tiempo cambia rápidamente.

Para esquiar en familia, debemos dirigirnos a Chazalet, frente al Reine Meije, con pistas más adecuadas para todos los niveles de esquí.

La Grave – La Meije podría considerarse la Meca para el freeride y el montañismo, el destino de esquí más septentrional de los Altos Alpes. Ofrece actividades más allá del esquí para complacer a un mayor grupo de personas y recibir cada año cada más visitantes.

Para los entusiastas del montañismo, la Oficina de Guías y Acompañantes de La Grave – La Meije ofrece rutas de una belleza inmesurable; como el Cruce de La Meije a Ecrins a través de »Les Agneaux» y »les Bans».

Para quienes consideran el frío como una mera palabra, la lista de activades es aún mayor; bautismo en parapente, descenso en aerodeslizador de freeride, iniciación al snowkite (en el Col du Lautaret) o escalada en hielo, trekking, FatBike eléctrico y bicicleta convencional.

Con un enfoque más relajado; rutas en mushing, excursiones con raquetas de nieve solo o acompañado (con monitores de ESF e instructores independientes) con la posibilidad de pasar una noche en un refugio, clases de yoga y gimnasio o incluso observación astronómica en La Guindaine (centro ubicado en Col du Lautaret).

 

 

Qué podemos visitar en La Grave

 

Finalmente, para mejorar su estancia con un toque de cultura general, no se pierda la visita a los pueblos y aldeas; La Grave, Les Fréaux, Le Chazelet, Les Terrasses, Ventelon y Les Hières. La visita repasa la arquitectura, la historia, la construcción y el patrimonio local, aunque siempre se puede recurrir a oficina de turismo.

Otra visita obligada es la Galerie de l’Alpe, a 10 minutos a pie del aparcamiento Col du Lautaret. Descubriremos la diversidad de la flora alpina en las montañas, reunida en torno a una exposición temática del Parque Nacional Ecrins.

Salvando la zona alta y el tremendo descenso que ofrece, esta pequeña estación es perfecta para disfrutar en familia. Sus laderas soleadas ofrecen un terreno ideal para principiantes y progresos: desde pistas verdes hasta pendientes rojas y sobre todo, nieve polvo. Ya sea bajo nuestra supervisión o con los monitores de la estación, los niños sabran desenvolverse y beneficiarse de la nieve rápidamente.

 

 

Deporte y descanso van de la mano

 

Para descansar, no hay nada como tomar café en la terraza al sol mientras disfruta de las vistas. La estación cuenta con monitores tanto para niños como para adultos que estarán encantados de descubrirle todos los secretos de la estación. En la nieve en polvo, los esquiadores experimentados se agolpan en las laderas de este hermoso valle en las alturas.

 

El panorama del Meije y sus glaciares hace de las vacaciones una experiencia irrepetible en cualquier otra estación de esquí. En el Col des Plagnes y la meseta de Emparis, la espectacular ladera norte invita a moderar la velocidad para disfrutar plenamente del descenso. Con estos consejos podremos ganar algunos metros en el descenso.