Inicio La Bresse-Hohneck

La Bresse-Hohneck

Ficha de la estación

32 pistas de esquí
5
13
13
1
Mapa de las pistas
0 KM. esquiables
300cañones de nieve
0 remontes
0 cinta transportadora
0 telesilla
0 teleski
0 teleférico
0 telecabina
0 - 0 M. Altitud de la estación
25 - 25 Precio del forfait día/adulto
0 KM. Distancia al aeropuerto
snowpark
guardería
accesible para discapacitados

Ubicada en la ciudad de La Bresse, la estación de esquí de La Bresse Hohneck es la más grande en las montañas de los Vosgos y del noreste de Francia, en términos de extensión y recepción de esquiadores. La empresa Labellemontagne se encarga de su explotación.

 

 

Historia de la estación de esquí de La Bresse-Hohneck

 

La estación fue creada oficialmente en 1965 por la familia Remy después de un primer intento abortado cerca de la ciudad de Bresse (estacion de Supervallée inaugurada en 1961 y cerrada en 1972). La capa de nieve se conserva mejor mejor río arriba (el río Chitelet) y la localidad de Belle-Hutte, lo que propició que el proyecto se desarrollase en esta zona. Pretendía construir la estación «Vologne-Chitelet» a partir de 1962 y se validó definitivamente en enero de 1965, con la firma de un acuerdo con el municipio hasta 1983.

La estación se inauguró en diciembre de 1965 con tres remontes. La estación cuenta con un antiguo cuartel militar donde se puede pernoctar.

2009 marca la renovación de esta estación de esquí con la demolición del remonte «Le Slalom» (que acababa de celebrar su 40 aniversario). Un período importantes reformas que se extiende a lo largo de varios años, comenzando con la reestructuración completa del frente de nieve: la creación de una aldea compuesta por más de 150 apartamentos con tiendas, restaurantes, alquiler de esquís, guarderías para niños, escuela de esquí, ciclismo de montaña, etc. También se habilitó una nueva zona de parking. En 2015, la estación celebró su 50 aniversario.

 

 

Localización de la estación de esquí de La Bresse-Hohneck

 

La zona de esquí más grande del noreste de Francia: 220 hectáreas dedicadas a esquiar en el corazón del Parque Natural Ballons des Vosges, en un paisaje fascinante de pasos, lagos, crestas y bosques.

Ubicado en el corazón del Parque Regional Ballons des Vosges, en la región de Lorena, entre Colmar (1h), Mulhouse (1h10), Nancy (1h30), Estrasburgo (1h45), Metz (2h) y Besançon (2h). La estación de esquí de La Bresse Hohneck atrae a familias que vienen a recargar sus baterías en la nieve (resort certificado »Famille Plus»). Sus suaves laderas discurren en buena parte por zonas boscosas.

Situado en el valle de Vologne, a 9 km del centro de La Bresse (pueblo de montaña de 5000 habitantes), La Bresse Hohneck ofrece una zona de esquí con 34 pistas repartidas en 220 hectáreas a través de bosques y lagos; todas las pistas discurren ante Hohneck, el punto más alto de los Vosgos (1363 m). El dominio esquiable discurre entre los 900 m en el frente de nieve (con dos puntos principales de acceso a las pistas, Belle Hutte y Le Slalom), y 1350 m (en la cima de Kastelberg), La Bresse Hohneck es el área más grande de Esquí alpino en el noreste de Francia.

 

 

Distribución de las pistas alpinas en La Bresse-Hohneck

 

La estación de esquí de La Bresse Hohneck ofrece 34 pistas (6 verdes, 14 azules, 13 rojas, 1 negra, 1 estadio de slalom, servidas por 17 remontes) a lo largo de 220 hectáreas. Más de 300 cañones de nieve repartidos por toda el área aseguran una calidad de nieve perfecta cuando las nevadas son escasas.

 

Las pistas de esquí de La Bresse Hohneck ofrecen un esquí fácil que serpentea a través de los bosques de los Vosgos. Encontramos una mayor elevación en el sector Kastelberg, desde donde hay vistas increíbles del Hohnek, el pico más alto de los Vosgos. En esta estación disfrutaremos de valles boscosos hasta donde alcance la vista, en la llanura de Alsacia y los Alpes. Otra particularidad de las laderas de los vosgos: la presencia de muchos lagos, incluidos los de La Lande y el de Blanchemer.

 

 

Esquí nocturo, uno de los principales activos de la estación

 

El esquí nocturno es una especialidad de La Bresse Hohneck ya que puedes esquiar sin parar de 6h a 21h45 (dependiendo de la capa de nieve y las condiciones climáticas). Encontramos 9 pistas iluminadas como Aurora y Nocturnes, con nieve artificial.

La Bresse Hohneck dispone de la zona de esquí iluminada más grande de Europa. Es posible ir a esquiar temprano los sábados, domingos y todos los días de las vacaciones escolares francesas y del Benelux. Podemos desayunar en la estación en varios locales para coger fuerzas antes de la jornada en la nieve.

Durante el mes de marzo podemos descender del Kastelberg, aunque debemos consultarlo en la oficina de turismo antes de dirigirnos a ella.

 

 

Las visitas obligatorias sobre los esquís

 

Para los esquiadores experimentados, recomendamos la pendiente roja de Gaby Curien. Es la pista más reconcocible de la estación, catalogada como una de las más bellas de Francia: 1200 m de descenso y adrenalina pura accesible desde el telesilla Grand Artimont. La pista también está iluminada por la noche, por lo que la visita es obligatoria junto con las pistas de Aurores y Nocturnes.

 

La segunda visita obligatoria de la estación es, sin duda, la parte superior de las pistas, el Kastelberg. Desde este pico, considerado el «techo del esquí de los Vosgos», el panorama es impresionante. En su mayoría encontramos pistas azules, que hablan por si solas de la capacidad que tiene la estación para sorprender a cualquier esquiador.

 

La pista azul «Goulet Bleu», accesible a través del remonte Goulet, es una suave pendiente en un entorno preservado rodeado de pinos. Para muchos, es la pista perfecta para disfrutar con los niños.

 

 

Snowparks y áreas de juego de La Bresse-Hohneck

 

Un snowpark para todos los niveles se encuentra a 5 minutos del complejo, en dirección a Le Collet, en La Schlucht. Ofrece 2 líneas de Big Air, un canon box de 6 m, raíles y un boardercross de 700 m. Una buena parte de las instalaciones se encuentran en la ‘Zona de madera’. Disponemos también de una zona ‘Relax’ con barbacoa, sistema de sonido y tumbonas le permiten relajarse entre descensos.

 

La estación cuenta también con un área de iniciación de «esquí tranquilo» desde el frente de nieve La Bresse Hohneck y accesible desde el telesilla triple Ecole y Feignes.

 

 

Esquí de fondo en La Bresse-Hohneck

 

En el lado de esquí nórdico, el área es grande ya que ofrece 50 km con cubierta de nieve garantizada por 15 cañones de nieve en los principales sectores. Encontramos parques lúdicos, un trampolín de salto de esquí, un estadio de biatlón y 40 km de rutas marcadas para raquetas de nieve. El área está clasificada como «Site d’Excellence» (con nota de 4/5) por Nordic France, la distinción de referencia para las áreas nórdicas de Francia.

Dos posibles salidas: desde Bresse Lispach (donde encontramos las instalaciones principales) y una salida secundaria desde La Bresse Hohneck (la pista roja n ° 16 «Grande Basse» de 9 km de largo que conecta las 2 áreas). Y si la extensión del área no es suficiente para satisfacer al más atlético, diríjase al enlace de 5 km de largo de las pistas de Gérardmer y Xonrupt para aprovechar 100 km de descenso adicionales.

 

Las 2 rutas con raquetas de nieve desde La Bresse Hohneck proponen un verdadero desafío. La primera, cuya salida es accesible desde el telesilla «Vologne Express», le permite respirar aire fresco en altitud en un pequeño circuito en el pasto de montaña local (dispone de restaurante en las alturas cerca).  La segunda, al comienzo de la estación, es un largo bucle que comienza a través de los abetos y luego discurre a través de una vasta meseta. Desemboca en un área de descanso / picnic equipada con braseros y barbacoas.

 

 

Para descargar toda la tensión acumulada

 

Paralelamente, La Bresse Hohneck también ofrece los «grandes clásicos» de trineo, raquetas de nieve guiadas, iniciaciones en parapente / bautizos, y paseos a pie por senderos arreglados y seguros.

 

A solo 9 kilómetros del complejo, en La Bresse, también puede disfrutar de; una pista de patinaje sobre hielo natural arbolada, un cine, paseos a caballo o en pony en la nieve o iniciaciones a Joering, rondas de golf (en simulador) y minigolf (9 hoyos) en el «Golf y minigolf cubierto de los Altos Vosgos», una bolera, una pista de squash (en el Hôtel Les Vallées) y de tenis y un muro de escalada (en el Hall des Congrès).

 

También en La Bresse, los amantes de la cultura descubrirán riquezas patrimoniales: la iglesia del siglo XVIII, la rue Paul Claudel, la antigua mina de cobre, los goums marroquíes, la fuente de la duquesa… Así como las visitas (talleres de arte, confitería Bressaude, granja Saicky, Chèvrerie du Brabant …) que harán de su estancia un lugar al quiera volver.