Inicio Gourette

Gourette

Francia | Región: Pirineos Franceses

Ficha de la estación

29 pistas de esquí
7
8
12
2
Mapa de las pistas
30 KM. esquiables
130cañones de nieve
15 remontes
3 cinta transportadoras
5 telesillas
4 teleskis
3 teleféricos
0 telecabina
1400 - 2450 M. Altitud de la estación
30 - 35 Precio del forfait día/adulto
60 KM. Distancia al aeropuerto
snowpark
guardería
accesible para discapacitados

Gourette es una estación de esquí y deportes de invierno en los Pirineos franceses, ubicada a 1400 metros sobre el nivel del mar en el departamento de los Pirineos Atlánticos, en la región de Nouvelle-Aquitaine.

Es parte de la comuna de Eaux-Bonnes. Cerca del Col de l’Aubisque, ofrece un dominio esquiable de 140 hectáreas con 42 km de pistas marcadas. La estación está situada entre las cotas de 1350 y 2450 metros sobre el nivel del mar.

Historia de la estación de esquí Gourette

Gourette se encuentra en la ruta termal de los Pirineos, fundada durante la presidencia de Napoleón III y la emperatriz Eugenia en 1859 para unir Eaux-Bonnes y Bagnères-de-Bigorre por los pasos de Aubisque y Soulor.

Los primeros registros de la presencia de esquiadores datan de 1903. En aquella época, desde la meseta nevada de Gourette, solo los techos de las cabañas de pastores y mineros ofrecían algo de diversidad a la capa de nieve que cubría todo.

Como algo novedoso en los Pirineos, y después de probarlo en las laderas de la meseta de Bénou, se implementa el esquí como una actividad que buscaba revolucionar tanto la economía en la montaña como su panorama.  En 1909 se construyó la primera rampa de salto.

El 2001 supuso el renacimiento de la estación. El Consejo General de los Pirineos Atlánticos invirtió varios millones de euros en la modernización de las instalaciones (modernización de remontes antiguos, construcción de remontes nuevos, remodelación de pistas, etc.). Estas mejoras consiguieron el rejuvenecimiento completo para mejores condiciones de deslizamiento.

En 2004 verano, la estación experimentó una de las reformas de más ambiciosas de Francia donde 100 postes de remontes antiguos fueron desmantelados; además se construyeron 4 remontes nuevos y se llevó a cabo la remodelación completa de la base de la estación.

En la década de 2010, la estación continuó innovando con la creación de nuevas pistas y la creación de un nuevo remonte, que conecta la estación con el nuevo parking al comienzo del valle. La urbanización Place Sarrière ubicado en el centro del pueblo es una urbanización moderna e integrada en el frente de nieve.

La estación presenta problemas derivados de su antigüedad, por lo que los edificios residenciales están en constante remodelación. Mientras, el corazón turístico de la estación está experimentando un rápido deterioro debido a la falta de mantenimiento.

La estación de esquí Gourette se encuentra dentro del glaciar del mismo nombre. El pico más alto que de la estación es el Ger (2613 m), entre otros picos que rodean el complejo: el Pène des Bassibes de Bouy, los Coutchets, el Rognon de Ger, el pico Amoulat o el Pène Blanque.

 

Distribución de las pistas en Gourette

La estación está dividida en cuatro sectores y un frente de nieve:

El sector Pène Blanque, desde donde se puede ver el macizo del Moulle de Jaout en el punto más alto de la estación.

El sector Pène Blanque es uno de los dos sectores de la estación en la parte superior. Se extiende entre el Pic de Ger, Pic d’Amoulat, Pène Médaa y Pène Blanque. En este sector encontramos pistas rojas y negras, para los esquiadores más atrevidos y experimentados, y es el que más nieve acumula de todo el complejo. Encontramos en este sector el punto más alto de la estación con 2450 metros.

El sector Cotch es el otro sector en la parte superior de Gourette. Se extiende desde Pène Médaa hasta Pène Sarrière. El punto más alto de este sector está fijado en 2124 metros. Sin embargo, una avalancha provocó daños en el remonte Fontaines, por lo que hasta que sea reparado, este punto es de difícil acceso. Este sector está orientado a un nivel intermedio de esquí, donde si tenemos un poco de pericia en los esquís podremos deslizarnos en las pistas azules, rojas y negras. Al final de las pistas, nos recibe un pequeño bosque de coníferas.  En el sector encontramos un snowpark y rutas para biciletas durante el verano; confirmando la tendencia de las estaciones de esquí modernas de ofrecer actividades durante todo el año.

El sector del Plateau lo encontramos ubicado a una altitud intermedia en el complejo, donde destaca por su bosque. Aquí encontramos un restaurante y un parque con módulos y raíles. Este sector es también uno de los puntos de conexión entre las pistas de esquí, recibiendo esquiadores de los sectores de Bézou, Cotch y Pène Blanque.

El sector Bézou está orientado principalmente a principiantes, donde encontramos los parques lúdicos y la zona menos arbolada de la estación. Las pistas son verdes y azules, perfectas para novatos y personas que están aprendidendo a disfrutar deslizándose en la nieve. En la zona encontramos un restaurante, un área de trineo y un circuito nórdico conectado con la base de la estación.

El frente de nieve y las pistas de retorno del complejo se encuentran en la parte inferior de la estación. Es una zona muy boscosa donde es posible practicar esquí y senderismo nórdico: allí se encuentran pistas rojas, azules y verdes, así como la parte inferior de la ruta nórdica. La característica pista verde «La Balade» recorre el bosque ligeramente alejada de los ejes principales de la estación, donde podremos evadirnos y disfrutar de la naturaleza con total libertad. Todos los sectores del complejo convergen en el frente de nieve, un gran espacio que conduce a la explanada de Valentin y Place Sarrière, corazones turísticos de la estación Gourette.

 

El otro gran atractivo de Gourette

Para ese merecido descanso, entre descenso y descenso, pásate por »La Bulle des Eaux-Bonnes». Se trata de una cúpula transparente, como una burbuja, en los baños termales completamente renovados. Ofrece a los visitantes vistas a las montañas mientras disfrutan de las cálidas aguas termales.

 

Tanto niños como adultos encontrarán en el »Bulle» un lugar mágico mientras disfrutan de la piscina sin borde. El centro cuenta con sauna, hammam, jacuzzi, cueva acuática musical, camas de agua al aire libre, solárium, tratamientos corporales …

Las zonas de tratamiento estético y termal del spa ofrecen descanso y bienestar en un entorno natural equipado con la última tecnología. Ubicado en el corazón de los Pirineos, con vistas a la estación.

 

Ya sea cliente del spa, esquiador o se encuentra alojado en la estación, disfrutará de este lugar único con un confort íntimo y casi confidencial.

 

Rejuvenezca en sus aguas centenarias ricas en cloruro, sílice y sulfuro de sodio. Recomendado para enfermedades reumáticas y respiratorias, sus propiedades curativas, fluidificantes y analgésicas son referencia en los Pirineos.

Después de una larga jornada de esquí, no hay mejor tratamiento posible para sus fatigadas piernas.

 

La estación destaca por su oferta culinaria

 

Puede darse el capricho y dejarse mimar por sus restaurantes que ofrecen lo mejor de la cocina casera y tradicional de la región; entre los diferentes platos de alta montaña que encontramos, destaca el suculento pato confitado. Si somos más rurales y sencillos, podemos optar por un picnic. Tendremos la oportunidad de degustar embutidos y quesos locales, en las zonas  dedicadas.

 

En el valle de Ossau, encontramos un momento culinario que prácticamente ningún turista quiere pasar por alto: probar el queso de la región. Puede degustarse en los mercados locales, en granjas o en las cabañas de pastores donde se fabrica directamente. Hecho de leche de oveja, leche de vaca o una mezcla de ambos, su sabor es incomparable. Dos eventos marcan la temporada de fabricación de este producto excepcional: la trashumancia a principios de julio y la feria del queso el primer fin de semana de octubre.