Inicio Gavarnie

Gavarnie

Francia | Región: Pirineos Franceses

Ficha de la estación

28 pistas de esquí
7
8
8
5
Mapa de las pistas
35 KM. esquiables
12cañones de nieve
8 remontes
0 cinta transportadora
3 telesillas
5 teleskis
0 teleférico
0 telecabina
1850 - 2400 M. Altitud de la estación
25 - 25 Precio del forfait día/adulto
50 KM. Distancia al aeropuerto
snowpark
guardería
accesible para discapacitados

Gavarnie-Gèdre, o Gavarnie-les Espécières, es una estación de esquí en los Pirineos ubicada en la ciudad de Gavarnie-Gèdre en el departamento de Altos Pirineos, en la región de Occitania. Es parte del grupo Ski Resort International, una subsidiaria del grupo PGI Management.

Es famosa por la calidad de su nieve, siempre fresca y natural, en parte gracias a la altitud de la estación.

 

Historia de la estación de Gavarnie

El puerto de Boucharo (Bujaruelo para los españoles) se eleva hasta los 2270m. Pero esta altitud es relativa: entre los altos macizos de Vignemale y Gavarnie, su fácil acceso lo convirtió en un pasaje privilegiado entre Francia y España.

El pueblo de Gavarnie no siempre ha sido reconocido por los esquiadores mundialmente; tampoco goza de una tradición pastoral tan fuerte como su vecina Gèdre. Gavarnie se encuentra en una de las principales rutas que cruzan los Pirineos por el puerto de Boucharo.

La iglesia de Gavarnie es una visita obligada para los viajeros, que antaño rezaban a la Virgen de Bon-Port antes de emprender el camino a España.

En 1794, el puerto de Boucharo fue objeto de una vigilancia especial en el lado francés, ya que un campamento de soldados fue enviado para proteger el territorio de posibles incursiones españolas. Estos sucesos están enmarcados en el momento en que las monarquías europeas se oponían a la Primera República Francesa.

Gavarnie es la cuna del pireanismo (movimiento que combina el montañismo y la cultura de la montaña, el romanticismo y el ascensionismo) ya que el pueblo dió lugar a los mejores guías de montaña (Passet, Bernat-Salles …)

 

Dominio esquiable de Gavarnie

Un dominio esquiable contenido, emplazado en el corazón de los Pirineos Gavarnie-Gèdredes, reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Un destino ideal para unas vacaciones montaña en familia en un espléndido marco natural. La zona de esquí está adaptada a todos los niveles, rodeada de paisajes de postal; incluyendo el majestuoso Brèche de Roland, mundialmente famoso y otros picos de más de 3000 m.

 

Un destino en el que no solo nos divertiremos deslizándonos por las pistas de esquí, sino que también disfrutaremos con la pureza y sencillez de las vistas que rodean la estación.

Esta estación ofrece 28 pistas de todos los niveles, incluida la pista verde más larga de los Pirineos («Les Marmottes»). La zona de esquí de Gavarnie-Gèdre se compone de dos partes.

 

Un frente de nieve (en la parte inferior del dominio), especialmente adaptado para niños y principiantes, donde aprender se convierte en un juego en un entorno agradable; cuenta con pendientes amplias y marcadas para la seguridad de todos.

 

El resto del área se encuentra más elevada, con muchos miradores y áreas de picnic, especialmente en la célebre Brèche de Roland. Amplias pistas para todos los niveles, incluida la pista verde más larga de los Pirineos, desde el punto más alto de la zona hasta el fondo del complejo, con 6 km de descenso.

 

Gavarnie regala cada noche un cielo repleto de estrellas

Puede parecer extraño para trasnochadores de la ciudad, pero aquí el cielo nocturno no tiene nada que ver con el que vemos en la ciudad. Si tenemos suerte, podremos ver un día las estrellas, en cambio en esta estación lo raro es la noche que no aparece estrellada.

Lejos de las grandes ciudades y su contaminación lumínica, la noche en los valles de Gavarnie es un espectáculo mágico donde las estrellas llenan cada rincón del firmamento. Solo tienes que desplazarte las afueras de un pueblo para admirar las estrellas. O venir a la estación, otra opción igual de válida.

Lo mejor es dirigirse a lo alto de la montaña o a una cumbre, y tener el cielo como una cúpula sobre la cabeza, rodeado por todos lados. No hay momento más mágico que divisar las constelaciones; a Júpiter, la Osa Mayor o apreciar la Vía Láctea, con los ojos bien abiertos, pero también con el corazón, para permitir que el universo nos toque a través de su inmensidad.

Los Cols du Tourmalet, Couraduque, Soulor, Hautacam, Col des Tentes o la meseta de Saugué son lugares ideales para contemplar el cielo, todos accesibles en coche. En verano, traiga una manta para tumbarse en el césped, un abrigo y déjese encantar por este momento único para compartir con esa persona especial. Aunque con los niños también puede ser una experiencia mágica.

 

No hace falta ser atleta para disfrutar al 100% de la estación

Además de su área de esquí, Gavarnie ofrece de un amplio parque infantil, en el corazón del Cirque de Gavarnie, perfecto para la práctica de muchas actividades. Mientras que algunos se alegrarán por coronar las crestas del circo en esquí de travesía (con o sin guías), otros encontrarán más atractivas las 40 rutas equipadas con escalada en hielo.

 

Para quienes buscan unas vacaciones más relajadas y el esfuerzo físico «moderado», pueden atraverse con las excursiones con raquetas de nieve organizadas por guías de montaña: salidas temáticas para descubrir la vida silvestre, en un ambiente familiar, o si lo preferimos, con un enfoque más deportivo.

 

Abierto todo el año, el centro de ocio Gèdre ofrece actividades variadas y originales. Este es el caso del descenso de Bob Luge, donde 700m de descenso y 8 giros esperan a adultos y niños. La estación tambien dispone de un area de escalada: 350 m² de superficie para 18 m de altura, con 15 líneas de escalada e itinerarios adecuados para todos los niveles, así como un área de boulder. La pista de patinaje cubierta y natural está abierta durante el día con algunas fechas señaladas para el patinaje nocturno, un clásico que no debería faltar en ninguna estación.

 

Oferta cultural de la región

En el aspecto cultural, la iglesia de Gavarnie alberga ruinas de la época medieval, los molinos de Gèdre-Dessus hablan por sí solos de una actividad ancestral en armonía con el medio ambiente; en la zona encontramos también el cementerio de los Pirineos o la estatua de Notre-Dame des-Neiges a 1519 m.

El museo Millaris es una oportunidad para aprender más sobre la región: un recorrido a través de los paisajes más pintorescos de la región, la gestión de recursos acuíferos (molinos, central hidroeléctrica), y de la agricultura, el pastoreo, la historia del valle y el patrimonio mundial de la Unesco. Cuna del pirenaismo y heredera de una larga tradición de montaña, la estación de esquí de Gavarnie-Gèdre, también conocida como estación de Espécières, ofrece un entorno como ningún otro de alta montaña.