Inicio Boí Taüll

Boí Taüll

Ficha de la estación

48 pistas
6
8
25
9
Mapa de las pistas
45 KM. esquiables
205cañones de nieve
10 remontes
3 cinta transportadoras
6 telesillas
1 teleski
0 teleférico
0 telecabina
2020 - 2751 M. Altitud de la estación
35 - 40 Precio del forfait día/adulto
140 KM. Distancia al aeropuerto
snowpark
guardería
accesible para discapacitados

Situada en el Pirineo de Lérida, la estación de esquí de Boí Taüll ofrece al esquiador todo lo necesario para disfrutar de su deporte favorito. Con las cotas más altas del Pirineo (2.751m. cota máxima y 2.020m. cota mínima) y una privilegiada situación encarada al norte, la estación garantiza una nieve de excelente calidad.

La estación, ofrece un completo dominio esquiable, sin colas ni masificaciones. Lo que te permitirá disfrutar de tu deporte favorito al máximo nivel, convirtiéndose en una experiencia única.

 

Boí Taüll apuesta por el Freestyle

Aquí encontrarás uno de los snowparks más completos del Pirineo, donde descubrirás un millón de experiencias nuevas. La calidad del trabajo realizado y el compromiso de apertura diaria del Snowpark desde diciembre, han colocado a las instalaciones de Freestyle de Boí Taüll como una de las más valoradas por los clientes y más visitadas de la península. Sea cual sea tu nivel de esquí o snowboard, el snowpark de la estación de esquí de Boí Taüll es el lugar indicado para disfrutar de largas jornadas en los saltos, módulos y barandillas de forma progresiva.

La orografía de la estación es realmente cómoda, sin necesidad de grandes desplazamientos para ir y volver al snowpark.  Para los más pequeños, la estación de esquí de Boí Taüll dispone de 11 remontes, un jardín de nieve, una escuela de esquí con más de 90 profesionales y una pista exclusiva de trineos. Allí encontrarás un total de 5 pistas verdes y 4 azules, donde podrás empezar a tener contacto con la nieve. También cuenta con 20 pistas rojas, perfectas para vivir la sensación de velocidad, y 14 pistas negras, ideales para los más experimentados. Y si lo tuyo es esquiar fuera de pistas, la forma de hoya de la estación te ayudará a vivir una experiencia imborrable.

 

Increíbles vistas todo el año

Por otro lado, Boí Taüll está diseñada para que todas sus pistas confluyan en un mismo punto, el Pla de Vaques, donde encontramos los edificios. Allí te esperan; un centro de atención médica, una escuela de esquí con más de 90 profesionales listos para ayudarte en la técnica del esquí o del snowboard, un bar y cafetería para descansar entre bajada y bajada, un restaurante para recuperar energías y un servicio de alquiler de cámaras Go-pro y fotografía, para que tu día en la nieve quede inmortalizado.

La forma de hoya, la nieve seca y el terreno agreste pero seguro hacen las delicias de cualquier enamorado del fuera pista. Recientemente se ha incorporado un Freeride Bus, que llevará a los esquiadores desde Pont de Sant Martí – 1690m – a la base de la estación – 2020m. ¿Bajar 300 metros más de desnivel extra? Estas cosas son las que realmente se valoran.

La zona de Baseta será protagonista indiscutible, dando cabida a usuarios de todos los niveles de Ski y Snow, que busquen progresión, seguridad y diversión en su Freestyle. Dispone de 23 Kilómetros de pistas cuidadosamente trabajados.

 

Boí Taüll: balneario y Parque Natural

Boí Taüll además de ser una estación de esquí, es un resort que parte del concepto americano en el que se ofrece una oferta completa de servicios, comodidades y opciones de relax y de ocio en plena altitud. Cuenta con el SPA Augusta, donde se ofrece gran variedad de ofertas de welness y los típicos circuitos de aguas, saunas, etc.

El entorno de la estación está repleto de joyas como el Parque Nacional de Aigüestortes. Debemos reconocer que, además de calma, esquí y paisajes de postal, la Vall de Boí reúne uno de los legados culturales más importantes no sólo de Cataluña, sino de nuestro país. Hay que decir que se trata de un emplazamiento único por las vistas y paisajes naturales que se pueden observar. Además la cercanía del Parque Natural de Aigüestortes y al lago de San Maurcio complementa la oferta de turismo en la zona. De hecho, posee nueve iglesias románicas de los siglos XI y XII y auténticas joyas medievales que fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Características únicas del complejo

Si por algo es elogiable la estación de Boí Taüll es por su política respecto a los más pequeños de la casa. Tienen un excelente parque de nieve pensado por y para ell@s, pero además a quienes se alojen en el resort, les ofrece un servicio de guardería por la tarde, el club Guini.

Para llegar hasta esta pequeña estación, puedes usar diferentes tipos de transporte. No obstante, se trata de una zona muy montañosa, por lo que las comunicaciones directas con la estación se limitan al coche o al autobús. Es accesible desde autovía o autopista desde Barcelona o Lérida.  Desde el Pont Suert se puede coger un autobús que te dejará a pie de pistas.

Boí Taüll tiene unas características de situación (orientación) que hacen que tenga nieve cuando otras estaciones cercanas no la tienen. Curiosamente, cuando la mayoría de otras zonas del Pirineo y en especial aquellas que se benefician de los frentes que vienen del Norte, están escasas de nieve, suele ocurrir que Boí Taüll sí la tiene. El grupo de laderas en las que están las pistas de Boí tienen orientación norte (desde noroeste a nordeste). Esto ayuda haciendo un arco, esto y su altitud permite la buena conservación de la nieve. Pero los frentes principales que más le afectan proceden del Sur, Suroeste y Oeste que chocan contra las montañas de su entorno, provocando una precipitación importante al ser el primer gran obstáculo que encuentran las nubes al llegar al Pirineo desde la Península. En España sólo Sierra Nevada y Cerler tienen unas condiciones parecidas, Cerler en el Pirineo está sujeta en gran medida a la misma suerte meteorológica de Boí Taüll.