Inicio Saint François Longchamp

Saint François Longchamp

La estación de esquí Saint François Longchamp, ubicada en los majestuosos Alpes franceses, es un destino ideal para los amantes del deporte de invierno y la naturaleza. Situada en el departamento de Saboya, en la región de Auvernia-Ródano-Alpes, esta estación ofrece una combinación perfecta de modernas instalaciones, paisajes espectaculares y un ambiente acogedor.

Con una altitud que varía entre los 1450 y 2830 metros, Saint François Longchamp es una de las estaciones más destacadas de los Alpes del norte y se enorgullece de su extensa red de pistas, que se adaptan a todos los niveles de esquiadores y snowboarders, desde principiantes hasta expertos. Saint François Longchamp conforma el dominio esquiable de Grand Domaine compartido con Valmorel.

El dominio esquiable de Saint François Longchamp está situado en la encrucijada de los valles de Maurienne y Tarentaise y dominado por el Col de la Madeleine.

Saint François Longchamp ofrece un paisaje imponente con algunas de las montañas más bonitas del mundo como Mont Blanc, Aiguilles d’Arves, glaciar de Étendard…

Además, la estación es conocida por sus iniciativas en sostenibilidad, su hospitalidad y su oferta de actividades complementarias que la convierten en un lugar imprescindible para disfrutar de las vacaciones de invierno.

Historia de la estación de esquí Saint François Longchamp

La historia de Saint François Longchamp es rica y fascinante, reflejando la evolución de una pequeña comunidad alpina en una vibrante estación de esquí. Antes de 1843, la comuna de Saint François Longchamp no existía como tal. Las pocas casas que formaban parte del área pertenecían a la comuna de Montgellafrey. En 1843, debido a la dificultad de acceder a la iglesia de Montgellafrey, especialmente durante el invierno, los habitantes de los hameaux (aldeas) de Covatières y Planet solicitaron y obtuvieron la creación de una nueva parroquia, que se denominó Saint François de Sales.

El verdadero nacimiento de la comuna de Saint François sur Bugeon se oficializó el 25 de junio de 1901, cuando se separó de Montgellafrey, y se estableció formalmente en 1904. En 1969, el nombre cambió a Saint François Longchamp, reflejando el desarrollo de la zona de Longchamp a partir de la década de 1950. Esta evolución incluyó la construcción de infraestructuras esenciales como el primer telesquí en 1936, promovido por Charles Teule, y la expansión progresiva de la estación con nuevas instalaciones y alojamientos.

El crecimiento significativo de la estación se dio entre las décadas de 1950 y 1980, cuando se instalaron múltiples telesquís y telesillas. La compañía POMA, junto con los promotores locales, jugaron un papel crucial en este desarrollo, modernizando y extendiendo las instalaciones existentes. El telesquí de la Lune Bleue, por ejemplo, se convirtió en un telesilla en 1996, mejorando significativamente la capacidad y la experiencia de los esquiadores.

En 1983, la creación del «Grand Domaine» fue un hito importante, conectando Saint François Longchamp con Valmorel, lo que permitió a los esquiadores disfrutar de una extensa área de pistas. La infraestructura turística continuó expandiéndose con la construcción de la Maison du Tourisme en 1987, y el desarrollo de instalaciones para actividades durante todo el año, como la piscina y el centro deportivo. La estación sigue mejorando y adaptándose, incorporando innovaciones como el centro de balneoterapia inaugurado en 2010 y la implementación de sistemas de nieve de cultivo para garantizar condiciones óptimas de esquí.

Pistas de esquí destacadas

La pista de la Lune Bleue

Una de las pistas más emblemáticas de Saint François Longchamp es la Lune Bleue, una pista azul que serpentea suavemente a través de los bosques alpinos. Es ideal para los esquiadores intermedios que buscan disfrutar de un paisaje pintoresco mientras perfeccionan sus habilidades.

La pista del Grand Coin

Para los esquiadores más experimentados, la pista del Grand Coin ofrece un desafío emocionante. Esta pista roja, con tramos empinados y técnicos, requiere una buena técnica y control. El descenso desde la cima ofrece vistas impresionantes del valle y los picos circundantes, haciendo de cada descenso una experiencia inolvidable. La pista del Grand Coin es frecuentada por esquiadores que buscan velocidad y adrenalina.

La pista de la Fougère

La pista de la Fougère es una de las favoritas de las familias y principiantes. Es una pista verde que ofrece una pendiente suave y ancha, perfecta para aquellos que están aprendiendo a esquiar o que prefieren un ritmo más tranquilo. La Fougère permite a los esquiadores disfrutar de la belleza del paisaje sin la presión de las pistas más desafiantes.

Iniciativas de sostenibilidad

Saint François Longchamp se toma en serio la sostenibilidad y ha implementado varias iniciativas para minimizar su impacto ambiental. Una de las principales iniciativas es el uso de energía renovable en las instalaciones de la estación. Las estaciones de carga para vehículos eléctricos y los sistemas de calefacción basados en energías limpias son solo algunos ejemplos de cómo la estación está reduciendo su huella de carbono.

Certificación Famille Plus

Saint François Longchamp ha obtenido el prestigioso sello «Famille Plus», respaldado por los servicios estatales de turismo. Este distintivo destaca a las comunas que han implementado una estrategia integral para recibir y atender a las familias de manera ejemplar. Los criterios para esta certificación abarcan diversos aspectos, como la calidad de la acogida y la información proporcionada a los visitantes, la variedad y pertinencia de las animaciones y actividades propuestas, así como la sensibilización sobre el medio ambiente y el patrimonio local.

Distintivo Flocon Vert

Desde 2022, Saint François Longchamp también ha sido galardonada con el «Flocon Vert», una certificación creada en 2013 por la asociación Mountain Riders. Este sello valora, garantiza y valida el compromiso de los destinos turísticos de montaña con la transición hacia la sostenibilidad. Para obtener esta distinción, los territorios deben cumplir con 20 criterios distribuidos en cuatro áreas clave del desarrollo sostenible: economía local, social y cultural, gobernanza y destino, y medio ambiente y recursos naturales.

Además, la estación participa activamente en programas de conservación del entorno natural. Se han creado áreas protegidas para preservar la flora y fauna local, y se realizan esfuerzos continuos para minimizar la erosión del suelo y el impacto de las pistas de esquí. Los visitantes son alentados a participar en prácticas sostenibles, como el reciclaje y el uso de transporte público, para contribuir a la conservación del entorno alpino.

Alojamientos más destacados en Saint François Longchamp

Hôtel Le Lac Bleu 1650

El Hôtel Le Lac Bleu 1650 es un alojamiento icónico en Saint François Longchamp. Con su ubicación privilegiada a pie de pista, ofrece una comodidad inigualable para los esquiadores. Las habitaciones están elegantemente decoradas y muchas de ellas ofrecen vistas panorámicas de las montañas. El hotel cuenta con un restaurante que sirve cocina local e internacional, así como con instalaciones de spa para relajarse después de un día en las pistas.

Résidence Goélia Le Village Gaulois

La Résidence Goélia Le Village Gaulois es una opción popular para familias y grupos de amigos. Este complejo de apartamentos ofrece un ambiente acogedor y familiar, con alojamientos espaciosos y completamente equipados. Las instalaciones incluyen una piscina cubierta, una sauna y un club infantil, lo que lo convierte en una opción ideal para aquellos que buscan comodidad y entretenimiento para todas las edades.

Chalet Altitude

Para una experiencia de lujo, el Chalet Altitude es la elección perfecta. Este chalet ofrece una combinación de estilo rústico y comodidades modernas, con espacios amplios, chimeneas acogedoras y vistas impresionantes. El chalet también cuenta con servicios personalizados, como chef privado y transporte a las pistas, asegurando una estancia inolvidable y libre de preocupaciones.

¿Qué hacer en Saint François Longchamp durante el verano?

La estación de esquí Saint François Longchamp no solo ofrece emocionantes actividades de invierno, sino también una amplia gama de opciones para el entretenimiento y la relajación durante todo el año. Entre las actividades destacadas se encuentran el trineo sobre raíles La Comète, ideal para quienes buscan adrenalina mientras disfrutan de vistas panorámicas, y el pumptrack, perfecto para los aficionados al ciclismo que desean mejorar sus habilidades en un circuito especialmente diseñado. Además, la bicicleta de montaña eléctrica permite explorar los alrededores con facilidad, y el salto de obstáculos ofrece diversión para los más aventureros. Si eres un apasionado del Tour de France y buena forma física, te animamos a afrontar las épicas subidas de sus puertos alpinos, como el famoso Col de la Madeleine y el Col du Chaussy.

Para aquellos que prefieren actividades acuáticas, la estación cuenta con una piscina al aire libre que ofrece vistas impresionantes del horizonte montañoso, creando un entorno perfecto para la relajación. Los amantes del senderismo y el trail running encontrarán rutas diversas que serpentean a través de paisajes alpinos, ideales para explorar la naturaleza en su estado más puro. Os recomendamos la ruta que asciende hasta el Cheval Noir, que se eleva a 2.832 m. y desde donde podrás disfrutar de preciosos lagos de montaña como el Lac Bleu y Lac Blanc, o Lac de la Grande Léchère en el sector de Montgellafrey, y Lac du Loup con la ruta del sector de Montaimont.

No se puede pasar por alto el Centro de Balneoterapia, un refugio de bienestar y relajación situado en plena montaña. El centro se llama Balnéo y ofrece más de 2.500 m², con una amplia variedad de instalaciones que incluyen piscinas de balneoterapia, salas de tratamientos, sauna, baños de vapor, jacuzzi y una sala de fitness. Es el lugar perfecto para recuperarse después de un día de actividad física o simplemente para disfrutar de un momento de tranquilidad y cuidado personal.

Cómo llegar a la estación de esquí Saint François Longchamp

Saint François Longchamp es una estación de esquí francesa accesible y bien conectada, lo que facilita el viaje desde diferentes partes de Europa. Aquí tienes toda la información que necesitas para llegar cómodamente a este destino de invierno.

Acceso en coche

Desde Francia:

  • Desde Grenoble, Annecy o Ginebra: Toma la autopista A41 y luego la A43, saliendo en la salida n° 26 “La Chambre”.
  • Desde Lyon, Chambéry o Albertville: Utiliza la autopista A43 y toma la salida n° 26 “La Chambre”.

Desde Italia:

  • Toma el túnel de Fréjus y luego la autopista A43, saliendo en la salida n° 26 “La Chambre”.

Para quienes prefieren evitar los peajes, la carretera departamental RD1006 entre Chambéry y Modane es una opción sin peaje y ofrece un recorrido pintoresco. Para actualizaciones en tiempo real sobre las condiciones de las carreteras, puedes consultar la página Savoie Route o llamar al +33 4 79 37 73 37.

Acceso en tren

La estación de tren más cercana es Saint-Avre La Chambre, ubicada a solo 12 km de la estación de esquí. Desde allí, hay conexiones regulares de autobús a Saint François Longchamp. Este servicio es operado por Faure Savoie y puedes reservar en línea a través de Belle Savoie Express.

Acceso en avión

Saint François Longchamp es accesible desde varios aeropuertos internacionales:

  • Aeropuerto de Lyon-Saint Exupéry: A 165 km.
  • Aeropuerto de Ginebra Cointrin: A 170 km.
  • Aeropuerto de Aix Les Bains / Chambéry: A 90 km.
  • Aeropuerto de Grenoble: A 150 km.