Inicio Panticosa

Panticosa

La estación de esquí de Panticosa, es la estación más familiar del grupo Aramón. Se ubica en el municipio de Panticosa (Huesca), en el Pirineo Aragonés. Es un centro invernal familiar que progresivamente ha ido modernizando sus remontes y mejorando la calidad de sus servicios, ampliando su oferta a todo tipo de esquiadores. Está situada a pocos kilómetros de Formigal y juntas, ofrecen el mayor destino de nieve del Pirineo aragonés. Panticosa es una estación cómoda y accesible, de ambiente familiar pero que tiene atractivos para todo tipo de esquiadores.

Panticosa, guarda múltiples sorpresas. Desde ibones en altitud, hasta un magnífico balneario. El ambiente hogareño que se respira en todo el pueblo, la han convertido en el destino en boga para aquellos que quieren disfrutar de la tranquilidad del Valle de Tena


La estación de esquí Panticosa

Panticosa es una de las estaciones de esquí de España que alberga mayor encanto. Está dividida en tres sectores, Selva Verde, Petrosos y Sabocos, todas interconectadas entre ellas. Además ofrece la posibilidad de bajar hasta el pueblo en los días de buena nieve por una larga pista de 4 kilómetros; con la única salvedad que no suele estar pisada y por tanto las condiciones de la nieve son muy variadas.

Panticosa es una estación de esquí que se preocupa y caracteriza por el cuidado, preparación y pisado de las pistas. Dispone de una completa instalación que fabrica nieve de cultivo, asegurando la innivación de 16 km en los puntos más importantes de la estación. Estos sistemas garantizan la práctica del esquí, aunque escaseen las precipitaciones en forma de nieve.

Panticosa está dividida en tres sectores: Selva Verde, Petrosos y Sabocos

Dispone de un total de 35 kilómetros esquiables, distribuidos en 41 pistas de diferentes niveles, siempre pensando en el esquiador. Existe una zona de debutantes, con cintas transportadoras para mayor comodidad. Las pistas de esta estación discurren entre otros, por el Valle de Sabocos a 2220 m sobre el nivel del mar; la zona de más altitud Panticosa se sitúa en una zona de una belleza paisajística inigualable, ya que se encuentra rodeada de las montañas más hermosas

Al mismo tiempo, el jardín de nieve dispone de una cinta transportadora para que los más pequeños puedan dar sus primeros pasos en la nieve. En todo momento se ha pensado en la comodidad del usuario y para ello, funciona diariamente un transporte que hace el recorrido por todos los establecimientos hasta la misma base de las pistas, es un servicio gratuito.

La unión de Panticosa y Formigal

Perteneciente al grupo Aramón, en las últimas temporadas se han invertido cantidades ingentes de dinero para ampliar y modernizar la red de remontes, nieve artificial y pistas, convirtiéndose en un referente en cuanto a modernidad de instalaciones y diseño de la estación.

La unión de Formigal-Panticosa es una propuesta dirigida sobre todo a estancias de varios días, que sitúa al valle de Tena como un gran destino vacacional de invierno con 176 kilómetros de pistas en 6 valles.

La nueva carretera de acceso directo a los parkings de la estación de esquí Panticosa, la gran capacidad de estos y la moderna telecabina de 8 plazas asegura que el acceso a pistas sea rápido y cómodo para el esquiador.

Para que los esquiadores tengan un acceso más cómodo, ambas estaciones (Panticosa y Formigal) están comunicadas por un “ski-bus”, que conecta Formigal con Panticosa y viceversa cada jornada de esquí.

El servicio es gratuito y circula de forma ininterrumpida desde las 8.30 horas de la mañana hasta las 17.30 horas de la tarde con parada en Escarrilla. Además, el fin de semana se amplia el servicio con más autobuses.

Desarrollo sostenible de la estación de esquí Panticosa

La estación de esquí Panticosa es consciente de que se encuentra en un entorno de alta montaña de gran valor ecológico que deben cuidar como su mayor activo. Existen diferentes figuras de protección medio ambiental declaradas en las zonas limítrofes con la estación y existen diferentes protocolos para garantizar la conservación de la flora y fauna existentes.

La formación y sensibilización medioambiental de sus trabajadores es uno de los pilares estratégicos para conseguir mantener el equilibrio entre la actividad socio económica que desarrolla la estación y el respeto al medio ambiente.

La Estación de esquí Panticosa muestra su compromiso con la conservación de su entorno natural, con diferentes actuaciones como el consumo responsable de agua, energía y materiales para la gestión del dominio esquiable, la depuración de sus aguas residuales, así como la recogida selectiva de residuos que se generan, para su adecuado tratamiento.

Todos los veranos se llevan a cabo campañas de recogida de basura, así como la revegetación de zonas afectadas para conservar el paisaje de montaña que tanto caracteriza a las montañas del Valle de Tena.

Experiencias inolvidables en Panticosa

La nueva zona multiactividad de Panticosa es ideal para todas las familias, en la que podrás realizar descensos en donuts, snow bike y trineos familiares e individuales.

Si buscas algo más tranquilo, te recomendamos planificar una escapada termal al Balneario de Panticosa. Sus aguas mineromedicinales fueron descubiertas por los Romanos y surgen del manantial de Tiberio a más de 50 grados. ¿Un buen plan? Pues disfruta de un circuito termal empezando por la piscina central con sus chorros de alta presión, cuellos de cisne y Geiser. Después puedes continuar la experiencia en las piscinas de contrates, la sauna finlandesa, el pediluvio o el solarium, para después terminar respirando el aire puro del Valle de Tena en los hidromasajes de las piscinas exteriores.¡Una auténtica gozada!.

Si buscas un Centro Sanitario Termo Medicinal, nada mejor que dirigirte al Balneario de Quiñón. Gracias a sus aguas hipertermales y sus propiedades alacalinas y oligometálicas, podrás aliviar problemas reumotológicos o articulares o incluso disminuir el estrés y la ansiedad gracias al gas radón que se encuentra en las aguas de este enorme espacio medicinal de Panticosa.

Estación de montaña Panticosa en verano

En verano Panticosa en un lugar idílico para todos los que se acercan a disfrutar de la naturaleza y de la montaña de Aragón. Tanto expertos como novatos en el senderismo y la escalada, encuentran en los alrededores un sitio para realizar su deporte favorito. La amplia red de senderos bien señalizados, permiten a los visitantes disfrutar de espectaculares vistas del Embalse de Búbal y la Sierra de la Partacua en la Ruta de los Miradores que discurre entre Panticosa y la población colindante, el Pueyo de Jaca. Las relajante aguas termales del Balneario de Panticosa merecen un capítulo aparte, así como el tren de montala “El Sarrio” que recorre una ruta de montaña hasta llegar al Valle de Ripera desde donde los senderistas, podrán elegir entre siete rutas de diferente dificultad. Otra buena opción para librar desnivel sin esfuerzo y acceder a los ibones de Asnos y Sabocos y Asnos, es tomar el telecabina comenzar las rutas desde 1.900 metros de altitud.

Del Balneario parten diversos senderos que acercan al montañero a los numerosos ibones y picos, así como un paso hacia Francia antaño usado por contrabandistas que negociaban con el vecino valle de Bearn. Como ejemplos de picos importantes están los Infiernos, Argualas, Peña Blanca o Peña Telera.

Hablamos de numerosas alternativas al esquí y la montaña, como la pesca, la bicicleta, el barranquismo, footing… Actividades que acompañan durante casi todo el año a esta estación. Tanto es así que estos últimos años hay dos carreras de fuerte nivel en el valle: una es la «Puyada» que sale del pueblo y llega a las pistas de esquí salvando un desnivel de 1000 metros, y la otra es la carrera pedreste «Panticosa-Sallent» (de unos 8 kilómetros).

En ambas se dan cita los mejores atletas de las cercanías, desde guardias civiles a triatletas franceses. Aunque esto no le quita el aliciente y las ganas a los numerosos corredores populares que se animan a participar a su ritmo.

Recientemente, en el año 2021, se han inaugurado las Pasarelas de Panticosa. La propuesta está orientada a personas que no padezcan vértigo, dado que es un paseo por Cañón del río Caldarés por unas pasarelas que ha instalado Turismo Panticosa. Pasarás por el mirador O Calvé y verás varios bunkers de defensa en una ruta de hora, donde descubrirás algunos de los paisajes más bonitos del Valle de Tena. Puedes ir con niños, pero deben medir más de 130 cm y siempre deben ir de la mano de un adulto.

Imagen de la página web oficial de las Pasarelas de Panticosa

Hoteles en Panticosa

Subiendo el valle nos encontraremos con una gran oferta de alojamiento. Desde Sabiñánigo, dirección Panticosa encontraremos desde casas rurales y apartamentos, hasta apartahoteles y hoteles. Encontrarás alojamiento de proximidad tanto en Senegüe, Escuer, Biescas, Piedrafita de Jaca, Escarrilla y Sallent de Gállego. A continuación, algunos Hoteles en Panticosa que os recomendamos:

Balneario de Panticosa

El Balneario de Panticosa está a 1.636 metros de altitud, en un enclave privilegiado cerca de algunas de las cumbres más altas del Pirineo de Huesca. Allí encontrarás:

  • El Hotel Continental **** y El Gran Hotel****

Los dos hoteles de mayor prestigio de Panticosa, tienen 4 estrellas y disponen de 250 habitaciones entre ambos hoteles. Cabe destacar el idílico lugar donde está emplazado el Balneario de Panticosa, así como la calidez de sus materiales, que contrastan con su moderna decoración. Un lugar lleno de encanto, donde relajarse y disfrutar de la naturaleza y de las históricas termas del Valle de Tena.

Hotel Sabocos

Imagen del Hotel Sabocos de su página web oficial

Si buscas un hotel en Panticosa con una excelente ubicación, sin duda deberás plantearte reservar en el Hotel Sabocos. Es un hotel que ofrece todas las condiciones necesarias para pasar una estancia disfrutando de todas las comodidades. Es tranquilo, ofrece una amplia gama de servicios y tiene una gran relación calidad-precio.

Tienen un parking cubierto gratuito para los clientes, por lo que te puedes olvidar del coche y salir con tus esquís directamente desde la puerta del hotel y dirigirte al telecabina. Es un buen alojamiento para disfrutar del ambiente tradicional de Panticosa. Estarás a un paseo del Mesón Sampietro donde podrás degustar su deliciosa carne local, la Casa Belio donde podrás degustar su deliciosa comida tradicional o el Ibón Bar, uno de los lugares más agradables para pasar el apreski disfrutando de las últimas horas de sol enfrente del telecabina.

El Privilegio de Tena

Si buscas un hotel romántico en Panticosa, debes valorar este alojamiento que está ubicado en una antigua abadía del siglo XV. Un hotel que rebosa encanto, tradición y ofrece a sus clientes unas impresionantes vistas del Valle de Tena. Su localización también es uno de sus fuertes, está próximo a la reserva de la Biosfera Ordesa – Vignemale y a tan solo 40 km del magnífico Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. El hotel dispone de una spa privado que cuenta con zonas de tonificación, cabinas para tratamientos personalizados, sauna, baño turco, duchas bitérmicas, tumbonas calfactadas, pediluvio y mucho más. Además la calidad de su cocina es famosa en el valle y ofrece experiencias gourmet con una cocina de autor que encandila los paladares más exigentes.

Imagen de la página web oficial del Hotel Privilegio de Tena

Esquiar en Panticosa : los puntos fuertes de la estación

✅ Estación de esquí con modernos remontes. El telecabina desde la base de la estación es muy accesible gracias al amplio parking de la zona baja.

✅ Multitud de servicios adaptados a las familias.

✅ Amplia oferta en restauración en el pueblo de Panticosa y en las pistas de esquí.

✅ Ambiente tradicional y auténtico del pueblo de Panticosa.

✅ Pistas de iniciación accesibles desde la salida del telecabina.

✅ Accesos adaptados a personas con discapacidad.

✅ Escuelas de esquí y snowboard con profesores experimentados.

✅ Línea de autobuses que comunican Panticosa con la estación de esquí Formigal.

✅ Circuitos freeride espectaculares fuera de las zonas balizadas (muy recomendable ir acompañado de profesionales, disponer de arva, pala y sonda y comprobar el riesgo de avalanchas).