El telecabina Peak 2 Peak de Whistler Blackcomb no es solo una obra maestra de la ingeniería moderna, sino también una experiencia única que ofrece a los visitantes una vista panorámica inigualable de las montañas y valles de la Columbia Británica. Desde su inauguración en diciembre de 2008, ha transformado la forma en que los esquiadores y turistas exploran este vasto y majestuoso terreno.

Historia y construcción de uno de los telecabinas más espectaculares del mundo

En 2008 fue la inauguración del que era entonces el telecabina tricable más largo del mundo, que unía las cimas de las zonas de esquí de Whistler Mountain y Blackcomb Mountain.

La construcción del telecabina Peak to Peak fue una hazaña monumental que implicó varios años de planificación y un coste de aproximadamente 51 millones de dólares canadienses. Diseñado para conectar las montañas de Whistler y Blackcomb, el teleférico cubre una distancia de 4.4 kilómetros (2.7 millas) en solo 11 minutos, estableciendo récords mundiales tanto por la longitud del tramo sin soportes más largo (3.024 kilómetros) como por la mayor altura sobre el suelo (436 metros) equivalente a una longitud superior a cuatro campos de fútbol.

«El telecabina Peak to Peak cubre una distancia de 4.4 kilómetros en solo 11 minutos»

El proyecto fue desarrollado por la empresa suiza Doppelmayr Garaventa Group, conocida por sus innovaciones en el transporte por cable. La instalación de los cables y las estaciones terminales fue un proceso delicado y preciso, y como suele suceder en este tipo de instalaciones faraónicas, se requirió el uso de helicópteros para transportar y posicionar las piezas más pesadas. La tecnología utilizada en el Peak to Peak es de vanguardia, con un diseño que asegura no solo eficiencia y velocidad, sino también seguridad y confort para los pasajeros.

Peak 2 Peak: una experiencia de altos vuelos

Montar en el telecabina Peak 2 Peak es una experiencia que va más allá del simple transporte y que quizás no sea apta para los que sufren vértigo. Desde el momento en que entras en una de sus 28 cabinas, te ves rodeado de vistas espectaculares de los picos nevados, densos bosques y profundos valles. La experiencia no es apta para personas que padezcan vértigo sobre todo si el visitante elige montarse en las cabinas quecuentan con suelos de cristal, ofreciendo una perspectiva aún más emocionante y vertiginosa de la naturaleza que se despliega abajo.

Y es que es una buena idea subir en cualquier época del año al Peak 2 Peak para hacer turismo, avistar fauna salvaje o saltar entre picos, y cene en uno de los cinco restaurantes de la cima. Si el visitante busca buenos planes, recomendamos degustar los gofres con vistas en el patio de Crystal Hut. También el Roundhouse Lodge, de estilo cafetería, es otra opción popular por sus patios de comidas, donde se sirve prácticamente cualquier plato de cocina internacional que se te ocurra. Para los más curiosos del proceso de construcción que hay detrás de Peak 2 Peak, existe una galería que explica la sofisticada ingeniería que hay detrás de PEAK 2 PEAK y una exposición sobre los pasados Juegos de Invierno de 2010, además de un cine que proyecta películas alpinas. El verano y el otoño son óptimos para realizar más de 50 kilómetros de excursiones y paseos desde la cima.

Como podrás comprobar, el teleférico no solo es funcional para esquiadores que desean maximizar su tiempo en ambas montañas, sino que también es una atracción turística en sí misma. Los visitantes pueden disfrutar de la impresionante vista del Fitzsimmons Creek Valley, que separa las dos montañas, y en días despejados, es posible ver hasta la cumbre del Monte Garibaldi y el icónico Black Tusk. Para muchos, el Peak to Peak se convierte en un punto culminante de su visita, proporcionando recuerdos imborrables y oportunidades fotográficas únicas.

Impacto turístico y ambiental

El telecabina Peak 2 Peak ha tenido un impacto significativo en la accesibilidad y popularidad de Whistler Blackcomb. Al facilitar el tránsito rápido y conveniente entre las dos montañas, ha mejorado la experiencia general del visitante, permitiendo a los esquiadores y snowboarders acceder a una mayor variedad de terrenos y condiciones de nieve en un solo día evitando que haya un impacto en la fauna y la flora de este magnífico valle.

Este paraje natural tiene abundantes bosques de coníferas, dominados por abetos de Douglas, pinos lodgepole y cedros rojos occidentales, que conforman la columna vertebral del ecosistema local. A nivel de fauna, cabe destacar los osos negros, vistos con frecuencia durante los meses más cálidos. Estos magníficos animales no solo son un deleite para los visitantes, sino que también juegan un papel esencial en el ecosistema local. Las marmotas, famosas por los sonidos que inspiraron el nombre de Whistler, son otra especie emblemática de la región. Los ciervos mule también habitan en los bosques circundantes, donde pueden ser vistos alimentándose en las praderas. Su presencia serena y elegante es un recordatorio constante de la belleza natural que define a Whistler Blackcomb. Elevando la majestuosidad de la región, las águilas calvas sobrevolan las montañas, los ríos y el telecabina Peak 2 Peak, simbolizando la libertad y la grandeza de la naturaleza canadiense.

Y es que en términos de sostenibilidad, Whistler Blackcomb ha implementado varias medidas para minimizar el impacto ambiental del telecabina. Por ejemplol, durante la construcción, se prestó especial atención a la conservación del hábitat natural y a la protección de la fauna local. Además, la operación del telecabina se alinea con los esfuerzos de la estación para promover el turismo sostenible, utilizando energía renovable y programas de reciclaje.

Curiosidades y datos interesantes del Peak 2 Peak

El telecabina Peak to Peak es más que un medio de transporte; es un logro de ingeniería lleno de curiosidades fascinantes. Por ejemplo, cada cabina puede transportar hasta 28 pasajeros, y el sistema puede mover hasta 4,100 personas por hora en cada dirección. A pesar de la considerable altura sobre el Fitzsimmons Creek Valley, el viaje es notablemente estable, gracias a un sofisticado sistema de contrapesos y cables.

Otra característica notable es la integración del Peak to Peak con el ecosistema local. Durante su construcción, los ingenieros y biólogos trabajaron juntos para asegurarse de que la flora y fauna de la región se mantuvieran intactas. Hoy en día, los pasajeros del teleférico pueden observar aves y otros animales en su hábitat natural, haciendo del viaje una experiencia educativa además de visualmente impresionante.

La rápida comunicación y el gran número de cabinas hace que no haya esperas para los usuarios. Sin embargo, a partir de las 14:30 y hasta las 16:00, en la temporada alta del invierno es cuando se generan más aglomeraciones. Evitando esa franja horaria, podrás disfrutar del flamante telecabina de Whistler Blackcomb Peak 2 Peak sin problemas.

Por otro lado, durante el verano, las áreas alrededor de las estaciones de Peak 2 Peak se transforman en un paraíso para los excursionistas. Hay numerosos senderos bien señalizados que van desde paseos fáciles hasta desafiantes caminatas alpinas. El High Note Trail en Whistler Mountain es particularmente popular, ofreciendo vistas panorámicas del Garibaldi Provincial Park.

¿Dónde comer cerca del telecabina Peak 2 Peak de Whistler Blackcomb?

El telecabina Peak 2 Peak de Whistler Blackcomb no solo te lleva a través de paisajes impresionantes, sino que también te acerca a algunos de los mejores restaurantes en las montañas. Aquí tienes tres opciones culinarias que no te puedes perder:

Christine’s on Blackcomb

Ubicado en la estación superior de Blackcomb Mountain, Christine’s on Blackcomb es el lugar ideal para una experiencia culinaria de alto nivel. Con vistas espectaculares, este restaurante destaca por su cocina contemporánea y un menú que cambia con las estaciones, utilizando ingredientes locales frescos. Después de un día en las pistas, no hay mejor manera de relajarse y disfrutar de una comida lujosa con el impresionante telón de fondo de las montañas. Os recomendamos North Arm Farm Salad que es una ensalada perfecta para empezar tu comida con una nota fresca y saludable, e incluye ingredientes como verduras de temporada, queso feta, y un aderezo de hierbas frescas. Si te gusta el pato, debes probar el Muscovy Duck Leg Confit. Incluye un confit de pierna de pato servido con col rizada, cebolla roja, anacardos, puré de berenjena y un sabroso jus. Y por último, para los amantes de la carne, el Charred Short Rib es una elección imperdible. Este plato consiste en costillas cortas de res asadas lentamente y glaseadas con una salsa BBQ especial de la casa. Se sirve con puré de patatas con trufa, cebollas glaseadas y verduras de temporada.

Rendezvous Lodge

También en Blackcomb Mountain, cerca de la estación superior del teleférico, Rendezvous Lodge ofrece una opción excelente para aquellos que buscan una comida rápida pero variada. Con una selección de cocinas internacionales que incluye sushi, cocina asiática tailandesa y especialidades canadienses, hay algo para todos los gustos. Su terraza exterior es perfecta para disfrutar de una comida al aire libre con vistas panorámicas que harán de tu pausa un momento memorable. A pesar de que disponen de un amplia salón, en temporada alta suele estar abarrotado de esquiadores a la hora de comer.

Steeps Grill & Wine Bar

Situado en Whistler Mountain, cerca de la estación superior de la telecabina Whistler Village, Steeps Grill & Wine Bar promete una experiencia gastronómica única. Con una impresionante carta de vinos y un menú que destaca por su enfoque en ingredientes locales y sostenibles, Steeps ofrece una comida memorable en un entorno sofisticado. Es el lugar perfecto para disfrutar de una cena relajada y de alta calidad mientras admiras las vistas de las montañas circundantes. Recomendable el rigatoni carbonara, las costillas, el sándwich de carne ahumada de Montreal y la pavlova de postre.


El telecabina Peak 2 Peak de Whistler Blackcomb no solo conecta dos de las montañas de esquí más famosas del mundo, sino que también simboliza la unión de la ingeniería moderna y la belleza natural. Es una atracción imprescindible para cualquiera que visite la región, ofreciendo una vista sin igual y una forma eficiente de explorar todo lo que Whistler y Blackcomb tienen para ofrecer. Con su impresionante diseño y su compromiso con la sostenibilidad, el Peak to Peak seguirá siendo un icono del turismo alpino por muchos años.