Enclavado en el macizo de Oisans, en los Alpes franceses, el glaciar del Mont-de-Lans, comúnmente conocido como Glaciar de 2 Alpes, destaca no sólo por su impactante belleza y su excepcional calidad para el entrenamiento de esquí, sino también por los esfuerzos tecnológicos y medioambientales realizados para preservarlo. Ante los retos que impone el cambio climático, las partes interesadas locales y los científicos colaboran para mantener este glaciar, vital para la economía y el turismo locales. En una entrevista en profundidad, Arnaud Guerrand, jefe de la unidad de nieve SATA 2 Alpes AEON, comparte los detalles de su trabajo diario y las técnicas avanzadas utilizadas para preservar este glaciar, vital para el esquí y la economía local.

Geografía e importancia del Glaciar des 2 Alpes

El Glaciar des 2 Alpes, situado a una altitud de entre 2.900 y 3.600 metros, es uno de los pocos glaciares esquiables de Europa. Esto lo convierte en un destino popular tanto para los aficionados al esquí como para los profesionales que buscan entrenarse después del invierno. El glaciar se extiende por una zona crucial no sólo para el esquí, sino también para la biodiversidad alpina. «Nuestra misión es trabajar el glaciar todo el año, no sólo en presencia de visitantes», explica Arnaud Guerrand. «El objetivo principal es conservar la nieve caída durante el invierno para que proteja el hielo que hay debajo y retrase el deshielo estival, preservando así nuestros recursos hídricos». Como muchos glaciares de todo el mundo, el glaciar 2 Alpes se está viendo afectado por el calentamiento global.

Cambios en las precipitaciones y las condiciones del viento

Los cambios en los modelos climáticos han influido en las precipitaciones y las condiciones del viento en el glaciar. Arnaud Guerrand señala que las nevadas ya no son tan previsibles como antes, con precipitaciones que pueden estar tanto por encima como por debajo de las medias estacionales. Además, el aumento de la intensidad del viento a mayor altitud redistribuye las nevadas, a menudo de forma horizontal en lugar de vertical, lo que puede reducir la eficacia de las acumulaciones naturales de nieve y hacer necesarias intervenciones técnicas para asegurar y maximizar la capa de nieve.

Otro cambio notable en los últimos años ha sido la reaparición de vientos arenosos (siroco), un viento cálido procedente del Sáhara que transporta esta arena a los Alpes, afectando a la superficie de la nieve. Esta arena depositada sobre la nieve reduce su albedo, es decir, su capacidad para reflejar los rayos del sol, oscureciéndola y acelerando su deshielo. Para contrarrestar este efecto, es fundamental mantener la nieve lo más blanca posible. Una superficie lisa, blanca y clara refleja más los rayos del sol hacia la atmósfera. Por lo tanto, la gestión de la limpieza de la nieve es esencial para prolongar su presencia en el glaciar y reducir el deshielo, mientras que los retos también incluyen la gestión de los fuertes vientos en altitud, que pueden redistribuir o arrastrar la nieve recién caída.

El Glaciar des 2 Alpes: una maravilla natural preservada trabajando con la nieve

Las innovadoras técnicas de conservación utilizadas en el Glaciar des 2 Alpes, descritas por Arnaud Guerrand, implican una serie de métodos y tecnologías diseñados para maximizar la retención de nieve y minimizar el deshielo glaciar. Estas técnicas son esenciales para preservar la estructura y la integridad del glaciar frente a los retos que plantea el cambio climático.

Acumulación y compactación de nieve

Una de las estrategias clave es la acumulación estratégica de nieve. Los equipos del SATA 2 Alpes AEON trabajan para aprovechar cada nevada, utilizando métodos que almacenan y compactan la nieve de forma eficiente. La compactación es crucial porque transforma la nieve ligera y aireada en una capa densa que protege mejor el hielo y retrasa su fusión. Esta transformación se consigue utilizando equipos de limpieza que compactan la nieve durante las nevadas de todo el invierno, aumentando su resistencia al deshielo en los periodos más cálidos. Esto incluye un pisado más respetuoso, utilizando máquinas pisanieve que funcionan con HVO (aceite vegetal reciclado), reduciendo considerablemente las emisiones de CO2 y de partículas finas antes de la llegada de las máquinas pisanieve propulsadas por hidrógeno en los próximos años. Además, las técnicas de pisado se planifican cuidadosamente para evitar una perturbación excesiva del glaciar, preservando la estructura del hielo subyacente y la capa de nieve.

glaciar 2 alpes
Remontes del Glaciar de Deux Alpes que se adaptan en función de la cantidad de nieve. Puy Salier – @Pyrouu OT 2 Alpes

Uso de barreras de nieve

Para contrarrestar los efectos de los fuertes vientos, que pueden dispersar la nieve recién caída, se instalan barreras de nieve en puntos estratégicos del glaciar. Estas barreras actúan como vallas de nieve, capturando la nieve arrastrada por el viento y formando acumulaciones. Estas acumulaciones adicionales de nieve sirven para reforzar la capa de nieve sobre el glaciar, proporcionando una protección adicional contra el calor del sol y prolongando la temporada de esquí.

Tecnologías avanzadas de control

En Les 2 Alpes se utilizan tecnologías avanzadas, como el GPS y el sonar, para controlar y gestionar la nieve y el hielo del glaciar. El GPS se utiliza para cartografiar con precisión la superficie del glaciar, garantizando que la preparación se lleva a cabo de la manera más eficiente y eficaz. El sonar, por su parte, es crucial para medir el grosor del hielo bajo la nieve. Esta tecnología puede detectar zonas donde el hielo es anormalmente fino, lo que podría indicar una mayor vulnerabilidad al deshielo. Esta información ayuda a ajustar las estrategias de conservación en tiempo real y a planificar las operaciones futuras con mayor conocimiento de causa.

Glacier des 2 Alpes: adaptarse al cambio

Para adaptarse al cambio climático, el esquí será ahora continuo desde principios de diciembre hasta principios de julio, con el fin de garantizar la calidad del esquí en el glaciar. Tras el cierre de la temporada de invierno el 28 de abril, las pistas no permanecieron desiertas durante mucho tiempo. De hecho, al día siguiente, 29 de abril, comenzó la temporada de primavera en el glaciar, un periodo especial dedicado a los esquiadores en busca de entrenamiento hasta el 07 de julio de 2024. Esta transición fluida entre temporadas refleja el compromiso de SATA 2 Alpes AEON con la protección del glaciar.

Se podrá esquiar en el Glacier des 2 Alpes hasta el 07 de julio de 2024

glaciar 2 alpes
Glaciar 2 Alpes. @Luka Leroy OT 2 Alpes

El Glacier des 2 Alpes se posiciona como un lugar de entrenamiento privilegiado para los clubes de esquí, ofreciendo un entorno óptimo para el desarrollo atlético. Situado en un ecosistema glaciar excepcional, el lugar cuenta con condiciones meteorológicas y niveles de nieve favorables, lo que permite realizar sesiones de entrenamiento eficaces incluso en primavera. Sin embargo, lo que realmente distingue al Glaciar de 2 Alpes es su innovadora estrategia de preservación del glaciar. Mediante ambiciosas medidas de conservación, la estación se compromete a mantener intacto su glaciar para las generaciones futuras, estimando su viabilidad para los próximos 30 años. Este enfoque sostenible garantiza a los clubes de esquí la continuidad en las pistas, al tiempo que contribuye a preservar un precioso ecosistema glaciar.

Las palabras de Arnaud Guerrand reflejan un profundo conocimiento de los problemas medioambientales que plantea la gestión de un ecosistema tan frágil y precioso. Su mensaje de compromiso no se limita a la gestión operativa cotidiana del glaciar, sino que forma parte de una visión global de la conservación y la responsabilidad medioambiental: la gestión de las actividades de esquí no se considera una causa de degradación, sino un medio potencial de contribuir a la preservación del glaciar. Esta visión contrasta con una idea errónea bastante extendida que asocia automáticamente la práctica del esquí en un glaciar con un impacto negativo en el medio ambiente.

Las operaciones de pisado de las pistas y gestión de la nieve, cuando se llevan a cabo con cuidado y de acuerdo con estrictos principios medioambientales, pueden de hecho reducir la tasa de derretimiento glaciar y proteger el glaciar a largo plazo, un enfoque basado en el uso de prácticas de esquí sostenibles que minimizan el impacto medioambiental al tiempo que permiten la continuidad de las actividades económicas locales. Arnaud Guerrand ve su misión como «un compromiso ético con la preservación de este extraordinario entorno natural, con un leitmotiv de conservación, que refleja la pasión por proteger y mantener este patrimonio natural para las generaciones futuras».


Te puede interesar

Continúa la temporada de esquí en el Glaciar de 2 Alpes