El Balneario de Panticosa se encuentra en un enclave idílico en el Valle de Tena, rodeado por los majestuosos picos del Pirineo Aragonés y a una altitud de 1.636 metros sobre el nivel del mar. Este complejo termal, uno de los más antiguos de Europa, ha sido un santuario de bienestar y relajación desde la época romana, cuando se descubrieron las propiedades terapéuticas de sus aguas termales.

El Balneario de Panticosa forma parte de la Reserva de la Biosfera Ordesa Viñamala, un territorio reconocido por la UNESCO que busca armonizar la conservación de la biodiversidad con el desarrollo sostenible.

A continuación, vamos a intentar desmenuzar qué el Balneario de Panticosa, incluyendo su historia, sus hoteles, su oferta termal y gastronómica, así como las numerosas actividades que se pueden disfrutar en su espectacular entorno natural.

Historia del Balneario de Panticosa

El Balneario de Panticosa tiene una larga historia que se remonta a la época romana. Según los documentos históricos, fueron los romanos, durante el reinado del emperador Tiberio, quienes reconocieron por primera vez las propiedades curativas de las aguas termales que brotan a 52ºC. A lo largo de los siglos, la fama de estas aguas ha continuado creciendo, atrayendo a personalidades ilustres como Ramón y Cajal, Ortega y Gasset y el célebre coctelero Perico Chicote.

En 1896, se inauguró el Gran Hotel, un edificio icónico construido con piedra cenia y madera de roble. Este hotel, que ha sido declarado Hotel Monumento por el Gobierno de Aragón, ha sido testigo de la evolución del Balneario a lo largo del tiempo. A pesar de las dificultades económicas y las guerras, el Gran Hotel ha mantenido su majestuosa presencia, combinando la elegancia del siglo XIX con el confort moderno.

En los últimos años, el Balneario de Panticosa ha experimentado una renovación integral, reimaginando su oferta termal y hotelera para ofrecer una experiencia de primer nivel. Actualmente, el complejo cuenta con dos hoteles de cuatro estrellas, tres centros termales y una variada oferta gastronómica. Además, la reconocida actriz Itziar Miranda se ha unido al Balneario de Panticosa como embajadora del complejo hotelero. Con profundos lazos emocionales con la zona, Itziar describe el Balneario como su refugio personal. Según sus propias palabras:

«El Pirineo me ha servido como inspiración desde mi infancia, influenciando incluso en mi obra literaria y mi amor por la música. […] El Balneario de Panticosa es mucho más que un precioso destino turístico escondido en un circo glaciar rodeado de tresmiles. Es mi refugio».

Itziar Miranda, reconocida actriz y escritora aragonesa, ha dejado una huella indeleble en la televisión española gracias a su papel protagónico como Manolita Sanabria en la longeva serie Amar es para siempre, anteriormente conocida como Amar en tiempos revueltos.

Además de su éxito en la televisión, Itziar es coautora de la colección de cuentos «Miranda y Tato», una serie de libros infantiles que promueven valores como la igualdad y la sostenibilidad y son la primera colección de cuentos que tratan sobre los ODS de la agenda 2030.

Como embajadora del Balneario de Panticosa, Itziar Miranda comparte su pasión por este enclave mágico y promueve sus servicios, actividades y momentos únicos a través de su propia experiencia personal. Su relación con el balneario refleja el compromiso del complejo con la autenticidad, la excelencia y el bienestar de sus huéspedes.

La experiencia termal

Las aguas termales del Balneario de Panticosa son ricas en minerales y se consideran beneficiosas para aliviar problemas respiratorios, afecciones reumáticas y trastornos de la piel. Su origen geológico data de hace más de 300 millones de años, y sus aguas brotan a una temperatura de 52ºC desde la Fuente de Tiberio.

Su historia siempre vinculada a las aguas termales, ha hecho que el Balneario del Valle de Tena cuente en total con tres centros termales:

1. Espacio Termal del Gran Hotel: Un espacio elegante y exclusivo para relajarse y disfrutar de tratamientos de lujo con productos de la marca Natura Bissé. Cabe destacar los nuevos tratamientos que ofrecen, como el «Diamond Cocoon Experience» y el «Oxygen Body Scrub»así como la estética oncológica adaptados a personas que han pasado por tratamientos oncológicos.

2. Balneario Termolúdico Termas de Tiberio: Inspirado en la época romana, este centro ofrece una atmósfera relajante y reparadora con piscinas de diferentes temperaturas, duchas bitérmicas y una piscina aromática recientemente renovada. Allí encontrarás una amplia oferta de cosmética termal con productos desarrollados con las aguas termales del Balneario, como el gel de baño, el agua termal y los fangos termales.
Si nos permitís daros nuestra opinión, os recomendamos visitar su enorme piscina oval.

3. Centro Termomedicinal Balneario del Quiñón: Especializado en tratamientos de recuperación y bienestar, combina el conocimiento médico con el poder curativo de las aguas termales. Disponen de tratamientos que te hacen volar, como los hidromasajes con agua termal, los circuitos por las diferentes piscinas termales, saunas y duchas de contraste sin contar con los masajes terapéuticos y los tratamientos corporales con aceites esenciales, fangos termales, exfoliaciones y tratamientos de hidratación profunda.

Amplia oferta en sus condominios

Las aguas termales, el enorme confort de sus hoteles y la amplia experiencia gastronómica son experiencias que hacen a este Balneario un lugar a incluir en la agenda de los «must» este verano, pero ¿se pueden disfrutar de actividades en el exterior?.

La respuesta es evidente a nivel deportivo y paisajístico tanto en invierno (Panticosa y Formigal) como en verano. El enclave natural del Balneario de Panticosa invita a combatir el sedentarismo y darle un poco de oxigenación al organismo.
Y es que además de ofrecer una amplia oferta físico deportiva, la región cuenta con un rico patrimonio natural y cultural que incluye un recorrido por las iglesias románicas del Alto Gállego (Ruta de las Iglesias del Serrablo), el nuevo Columpio extremo suspendido de un acantilado de 150 metros o el Parque Faunístico Lacuniacha donde podrás descubrir en pareja o en familia, la fauna autóctona en su entorno natural.

Si en cambio lo tuyo son los eventos y festivales, estás de enhorabuena. El Balneario de Panticosa organiza y participa en eventos a lo largo del año que incluyen el Festival Internacional de Música Clásica «Tocando el Cielo», el Trail Valle de Tena (una de las carreras de montaña más emblemáticas de los Pirineos) y la IXS European Downhill Cup que es una competición internacional de descenso en MTB.