En el corazón de los Alpes franceses, Avoriaz llama la atención por su silueta única. Fundada en los años 60, esta estación desafía las convenciones con sus edificios cuyos volúmenes y materiales se funden con el paisaje. Su singularidad reside tanto en su arquitectura como en sus callejuelas sin coches y cubiertas de nieve. A su alrededor, las pistas de Avoriaz son una prolongación perfecta de la estación, siguiendo las curvas naturales de las montañas. Exploremos este destino, donde el genio arquitectónico se une al espíritu de los deportes de invierno.

Avoriaz, la estación de esquí por excelencia

Desde el principio, Avoriaz fue concebida para ofrecer una experiencia única y natural en plena montaña, centrada en el esquí.

En Avoriaz, no hay fronteras entre la estación y el dominio esquiable. Las calles se transforman en pistas de esquí en cuanto caen las primeras nieves. Los esquiadores y snowboarders se mueven libremente entre los peatones y los pintorescos coches de caballos. Cada residencia tiene acceso directo a las pistas, lo que da pleno sentido al término «ski-in, ski-out». Puede ponerse los esquís delante de su casa y volver sin ni siquiera tener que descalzarse o cargar con los esquís: ¡una experiencia única en la montaña!

Situado a 1.800 metros de altitud y con una exposición favorable, Avoriaz ofrece buenas condiciones de nieve y la temporada de invierno va de mediados de diciembre a finales de abril. Su dominio esquiable ofrece 35 remontes, 50 pistas, 4 snowparks, 1 boardercross y 4 snowcross para todos los niveles y estilos de esquiadores.

Con sus diferentes sectores y altitudes, el dominio esquiable de Avoriaz ofrece una amplia gama de experiencias, desde el esquí en altitud y en el bosque, hasta amplias pistas bañadas por el sol, combes más confidenciales y el desafío de un muro de mogul. Hay para todos los gustos, y puede estar seguro de que nunca se aburrirá… Y eso no es todo. Porque más allá de sus fronteras, Avoriaz forma parte integrante del vasto dominio esquiable de Portes du Soleil. Esta conexión amplía aún más el abanico de posibilidades, y la posición céntrica y elevada de Avoriaz la convierte en el punto de partida ideal para explorar la zona.

Coche de caballos en la estación de esquí de Avoriaz. ®Avoriaz1800

Portes du Soleil, un dominio esquiable excepcional

Portes du Soleil es una red de 12 estaciones conectadas por 209 remontes, creando una de las mayores áreas esquiables del mundo con 308 pistas. La oferta es muy variada: 39 pistas verdes, 131 azules, 105 rojas y 33 negras para todos los niveles.

Esquiador en el sector de Chavanette. Al fondo, la estación de esquí de Avoriaz.®celineducrettet

La otra particularidad de la estación es su identidad franco-suiza, que permite esquiar al otro lado de la frontera descubriendo 2 países y 2 culturas. La entonación indolente del acento suizo se suma al cambio de aires, y podrá comparar las recetas de la fondue saboyana y de la fondue medio suiza, degustar los sabores de diferentes regiones, sucumbir al folclore helvético y a la gastronomía francesa…

Telesilla desembragable Les Choucas. ®celineducrettet

Para descubrir Portes du Soleil, Avoriaz ofrece 6 enlaces con sus estaciones vecinas: Morzine y Châtel en Francia, y Champéry y les Crosets en Suiza. Esta notable accesibilidad facilita la exploración de un gran número de pistas al tiempo que se descubre el encanto único que ofrece cada estación.

Como Portes du Soleil abarca tantos valles, encontrará una increíble variedad de paisajes que explorar. Cada cumbre revela una vista nueva y a menudo espectacular de los Alpes suizos y franceses. El majestuoso macizo del Mont Blanc, los impresionantes Dents du Midi y la grandeza del lago Lemán forman parte del paisaje. La zona puede explorarse durante el día, recorriéndola de estación en estación en la famosa excursión Portes du Soleil.

Les Dents du Midi. ®celineducrettet

Tres pistas obligadas que han dado fama a Avoriaz

El Muro Suizo

En el vocabulario del esquí, un muro es un tramo de pista especialmente empinado. En el caso del legendario «Mur Suisse», se trata de una pista entera que desafía las leyes del equilibrio y tiene fama de ser una de las más difíciles del mundo. Juzgue usted mismo: una pendiente media de 37° a lo largo de 1 km y un desnivel de 350 m, una inclinación del 76% (incluso del 90% en algunos tramos) y baches de hasta 2 m de altura.

Comienza en la frontera franco-suiza entre Avoriaz y Champéry-Les Crosets y termina en Suiza. Recibe el sobrenombre de «Muro Suizo», pero su verdadero nombre es «Chavanette».

Mur suisse. Station d’Avoriaz

La «Muralla Suiza» es un verdadero desafío para los esquiadores muy buenos, deseosos de poner a prueba su valor o sus límites. Para el resto de nosotros, también se puede hacer en telesilla para disfrutar de su dificultad, sin la adrenalina ni el riesgo de caerse.

La Coupe du Monde

La pista negra «Coupe du Monde» es un homenaje a las pruebas de la Copa del Mundo de esquí alpino que se celebraron en parte en esta pista entre 1974 y 1986. Estas competiciones comenzaban en la cima de la actual pista roja «Jean Vuarnet», cuyo nombre es también un homenaje al joven de la localidad que fue campeón olímpico de descenso en 1960, inventor de la posición de velocidad «huevo» y creador de la estación de Avoriaz junto con el arquitecto Jacques Labro y el promotor Gérard Brémond.

El snowcross des Crozats

Snowcross es una denominación específica del dominio esquiable de Avoriaz. Se trata de pistas de freeride no acondicionadas pero balizadas, protegidas contra los riesgos potenciales (avalanchas incluidas) y vigiladas por patrullas de esquí: una especie de fuera de pista en pista.

En Avoriaz hay 4 snowcross, con diferentes grados de dificultad, clasificados del azul al negro, al igual que las pistas de esquí.

El snowcross de Crozats, de color negro, es el más famoso. Esta combe salvaje se extiende a lo largo de 3 km y presenta un desnivel de 600 m bajo los Hauts-Forts, el techo del macizo del Chablais. Ofrece zonas vírgenes de cualquier tipo de instalación en un magnífico entorno natural con magníficas vistas panorámicas frente a los acantilados de Avoriaz y sobre el valle de Morzine. El snowcross de Crozats es especialmente popular los días de nieve polvo, aunque cuidado con el riesgo de avalanchas.

Sector Les Mossettes en la estación de esquí de Avoriaz ®celineducrettet

Revolucionaria y vanguardista, Avoriaz ofrece una visión de estación en simbiosis con su entorno. Más de 50 años después de su creación, esta visión está más vigente que nunca y sigue impulsando el desarrollo de la estación de montaña.