Una Cataluña prácticamente seca ha pulsado el botón rojo de la emergencia para casi el 80% de la población tras más de tres años de la peor sequía que ha sufrido la comunidad desde 1916. En medio de esta crisis hídrica y las noticias alarmantes de determinados medios de comunicación que practican el ski bashing, los entusiastas de los deportes invernales encaran una nueva incertidumbre: la imprevisibilidad y escasez de las nevadas, elemento esencial para su disfrute.

No obstante, frente a este desafío, las estaciones de esquí españolas han desarrollado tecnologías innovadoras para contrarrestar este déficit, colocando a España en la vanguardia de la adaptación al cambio climático. Y si hablamos de innovación en la nieve, sin duda Baqueira Beret tiene mucho que decir.

Baqueira Beret ofrece más de 100 km de pistas

Este invierno, especialmente desafiante para los destinos de nieve en los Pirineos, ha sido testigo de la determinación de lugares como Baqueira Beret, en el Valle de Arán. Aprovechando al máximo las escasas precipitaciones del año, la estación ha logrado ofrecer a sus visitantes más de 100 km de pistas desde su apertura a principios de diciembre. La clave de su éxito no solo reside en la benevolencia del clima, sino también en su avanzado sistema de producción de nieve, capaz de generar un manto blanco consistente gracias a una red de innivación estratégicamente ubicada y gestionada.

Estación de esquí Baqueira Beret el pasado fin de semana. Fotografía: Quique Rivas

El sistema de innivación y el pisado de pistas son la clave del éxito

El proceso de producción de nieve en Baqueira Beret ha evolucionado notablemente desde los desafíos enfrentados en años pasados. La inversión constante en tecnología ha permitido reducir la dependencia de las condiciones climáticas, garantizando una experiencia de esquí más estable y predecible para los visitantes. Además, la estación ha implementado medidas para optimizar el uso del agua, con sistemas de recogida y reutilización que contribuyen a su sostenibilidad ambiental.

A pesar de los avances, el proceso de producción de nieve continúa siendo intensivo en energía, lo que representa un desafío económico y ambiental significativo. Si bien se exploran alternativas renovables, su implementación enfrenta obstáculos técnicos y financieros que requieren una cuidadosa consideración.

Las condiciones que nos encontramos en Baqueira Beret fueron increíbles. Fotografía: Quique Rivas

El sistema de producción de nieve en Baqueira Beret está completamente automatizado y supervisado mediante una red de fibra óptica. La coordinación con otros departamentos, como el de mantenimiento de pistas, es fundamental para garantizar la calidad de la experiencia de esquí y minimizar el impacto ambiental.

A pesar de los desafíos, Baqueira Beret se prepara para recibir este 3 y 4 de febrero 2024 a los entusiastas del esquí con más de 100 km de pistas en condiciones óptimas. La temporada se presenta como una oportunidad para disfrutar de la naturaleza y la emoción del deporte alpino, mientras se la industria de la nieve continua invirtiendo en innovación adaptándose a periodos abundantes de nieve como el de la temporada pasada, o de sequía como la que estamos viviendo actualmente.


Te puede interesar

Historia viva de Baqueira Beret: Aquilino Ubeira

Face to Face Alex Bares