Las pistas de esquí cubiertas con nieve artificial, las pendientes cubiertas por materiales que permiten deslizar durante todo el año en ausencia de nieve o incluso los tapoces rodantes, son algunas de los recursos que acercan el esquí y el snowboard a cualquier lugar si necesidad de subir a una montaña.

Os presentamos el nuevo invento que acaba de llegar para los apasionados de la nieve: el Snowtunnel.

Un enorme tubo giratorio con nieve: bienvenidos a Snowtunnel

La propuesta de la empresa que ha creado Snowtunnel consiste en un ingenioso dispositivo de tres pisos de altura que se asemeja a una rueda de hámster gigante, pero cubierta de nieve. Este peculiar invento, es un gigantesco cilindro giratorio con una capa de nieve en su interior.

Lo más fascinante del Snowtunnel radica en su habilidad para generar nieve. Según el prototipo actual, exhibido al aire libre en Melbourne (Australia), donde las temperaturas alcanzan los 29°C, el túnel sigue operativo. Los ingenieros de Snowtunnel destacan este logro al presentar la propuesta a posibles inversionistas. La estrategia viral de instalar esta estructura, similar a un tubo giratorio de tres pisos en la playa, mientras se invita a la gente a disfrutar del snowboard, resulta innegable. Aunque, en comparación con el video «real» del prototipo, la recreación parece incluso más impresionante.

Aspectos como el costo de instalación, el mantenimiento y el consumo de energía, entre otros factores cruciales para la viabilidad del proyecto, aún no se han divulgado públicamente. Tampoco se ha anunciado la primera instalación permanente; más bien, parece que están en una fase activa de desarrollo y búsqueda de financiamiento. El tiempo revelará si este concepto se materializa como una innovación exitosa o se queda en el ámbito de las buenas ideas.

Esquiar en cualquier lugar todo el año

La promesa de una experiencia deslizante accesible durante todo el año, sin importar las condiciones, es lo que los inventores de esta «rueda de nieve» proponen. Estos riders australianos están convencidos de que, ante el cambio climático, es el momento de que esquiadores y snowboarders abandonen las quejas por la nieve derretida y se aventuren en algo nuevo. ¿No suena emocionante?

Más impresionante aún que las olas artificiales para el surf o las pistas de esquí sintéticas, llega este «snowtunnel». Se dice que es una innovación desarrollada durante 20 años, recordando la rueda de ejercicio de un hámster, y que ha generado intensas sesiones de brainstorming en Australia, su país de origen. Sus creadores se autodenominan «snowboarders, esquiadores, inventores, ingenieros y emprendedores que desafían los límites de lo posible».

«La evolución de los hábitos de consumo», según explican, revela que el 76 % de las personas ahora prefiere gastar su dinero en experiencias en lugar de bienes materiales. Y el 70 % de los consumidores busca vivir experiencias donde puedan reír y divertirse. Conscientes de que las personas desean acceder a experiencias emocionantes y asequibles cerca de sus hogares, destacan que, para más de 125 millones de participantes en todo el mundo, el snowboard y el esquí son pasiones fundamentales. Sin embargo, llegar a la nieve no siempre es sencillo…
– La mitad de los países del mundo no experimentan nevadas.
– Las temporadas de nieve son cortas, apenas de 3 a 4 meses al año.
– Desplazarse hasta una estación de esquí puede llevar varias horas, e incluso días.
– Resulta costoso, suele estar abarrotado y frecuentemente se ve afectado por las condiciones climáticas.

Snowtunnel: El mayor «full Pipe» del mundo

Los creadores expresan su entusiasmo por ofrecer «una experiencia de deslizamiento completamente nueva, nunca vista». El prototipo se encuentra al aire libre en Melbourne, Australia, donde ha sido sometido a pruebas «con éxito» incluso en días con temperaturas de hasta 29°C.

¿Cómo funciona el Snowtunnel?

«Se rocía agua sobre la superficie interna del túnel para formar una serie de capas distintas de cristales de nieve, que se compactan para crear capas de nieve similares a la nieve artificial de las estaciones de esquí. Luego, utilizando un proceso exclusivo, se generan temperaturas ambiente por debajo de cero dentro del túnel para producir nieve en polvo artificial, proporcionando una capa superior de nieve blanca y esponjosa en la que se puede flotar o esculpir. Te sorprenderá lo seca que es la nieve en polvo. Motores giran el túnel a velocidades variables, elegidas por el rider, proporcionando una potencia y un impulso constantes que se pueden aprovechar».


Te puede interesar

Snow World Shanghai será la cuarta estación de esquí cubierta más grande del mundo