La Fundación POMA nació de la experiencia y la visión a largo plazo de una empresa sólidamente arraigada en la industria del transporte por cable. Después de 87 años de innovación y desarrollo, fue el compromiso a principios de la década de 2000 con la ciudad de Medellín, Colombia, lo que abrió los ojos de la empresa sobre el impacto societario de sus proyectos. Esta toma de conciencia se materializó gracias a la iniciativa de empleados dedicados, que, incluso antes del lanzamiento de los equipos, trabajaron para obtener la aceptación de las comunidades locales. Estas acciones fortalecieron la convicción de POMA en la importancia de su trabajo, subrayando la necesidad de un enfoque social y humano.

Regresando a los inicios de la creación de la Fundación POMA

Ante la creciente demanda de apoyo a diversas causas, el grupo POMA decidió estructurar sus esfuerzos filantrópicos. Un joven estudiante de la Escuela de Gestión de Grenoble reveló, después de varios meses de estudio, la magnitud de las acciones realizadas por la empresa, que no podían ser contenidas en un simple informe. Este fue el punto de partida para dar sentido y estructura a estas iniciativas.

Jean SOUCHAL, Presidente del Consejo de Vigilancia de POMA, nos habla sobre los inicios de la Fundación: «POMA, una empresa profundamente francesa y fuertemente orientada hacia la exportación, siempre ha trabajado para fortalecer los vínculos entre sus empleados, distribuidos entre la casa matriz y sus cuatro filiales francesas especializadas. Esta dinámica llevó a la creación de una Fundación que encarna el alma y los valores compartidos de la empresa.

Orientándose hacia el mecenazgo de habilidades, la Fundación POMA se comprometió en proyectos que involucran a empleados de diferentes entidades, animándolos a reflexionar sobre la misión global de la empresa más allá de su razón de ser comercial.

Después de consultar a sus empleados, la Fundación decidió centrar sus esfuerzos en cuatro ejes principales: medio ambiente, deporte, discapacidad y solidaridad. Cada empleado de POMA recibe un día de trabajo anual dedicado a estos proyectos, garantizando que las iniciativas sean impulsadas por los propios empleados».

Salida a las Burbujas de Grenoble. ®POMA

Cuatro años después de su creación, la Fundación POMA ya ha logrado numerosos éxitos, no solo en términos de proyectos específicos, sino también al unir a los colaboradores de las diferentes ramas de la empresa en torno a un objetivo común, creando así un valor colectivo y compartido dentro del grupo POMA.

La implementación de proyectos en Colombia ha destacado especialmente la necesidad de un enfoque inclusivo, que, aunque delicado de presentar, es crucial para el éxito y la relevancia de las iniciativas. Al responder a las licitaciones, POMA se compromete a involucrar a la mano de obra local, asegurando la creación de valor dentro de las comunidades donde opera.

«Más allá de eso, la Fundación se involucra en varios proyectos, colaborando con asociaciones para apoyar el desarrollo local. Un ejemplo destacado es la iniciativa lanzada en Chambéry, donde la Fundación POMA respalda a la Asociación ‘Ma Chance Moi Aussi’, que acompaña a los niños desde los 5 años hasta la adolescencia, supliendo la falta de apoyo educativo y familiar. Estos niños reciben una atención educativa continua, ya sea durante noches semanales, los miércoles o durante las vacaciones.

En este contexto, la Fundación POMA también se expande a acciones más amplias, como la organización de visitas al teleférico de la Bastilla para jóvenes que no tienen la oportunidad de salir de sus hogares, o la exploración de los procesos industriales en la fábrica de Albertville. Estas experiencias contribuyen a la educación y apertura cultural de los jóvenes participantes», explica Jean SOUCHAL.

Fundación POMA: un enfoque principalmente «colaborativo»

Cuando se mencionan los factores clave de éxito de estas acciones llevadas a cabo con asociaciones, Jean SOUCHAL destaca que la Fundación POMA se distingue por su enfoque colaborativo en proyectos sociales. «Lejos de una gestión descendente, la Fundación valora las iniciativas impulsadas por los intereses y pasiones de los colaboradores. El proceso de selección de proyectos lo lidera un comité dedicado, que evalúa las propuestas presentadas por los empleados deseosos de concretar una idea. Estos proyectos son luego seleccionados por el consejo de administración de la Fundación, estructurado en tres colegios: Colaboradores, Gobernanza y Personalidades Externas, para garantizar el alineamiento con los cuatro ejes fundamentales establecidos en la creación de la Fundación».

Acogida de los niños de Echirolles y Chambéry en el centro industrial de Gilly en Isère con diferentes talleres creativos.® POMA

Este enfoque participativo asegura que los proyectos seleccionados reflejen los valores de la Fundación y respondan a las aspiraciones de los colaboradores ». Reconociendo que las prioridades y los proyectos evolucionan con el tiempo, Jean SOUCHAL reconoce que, aunque la Fundación no tiene todavía décadas de experiencia, se adapta y apoya la evolución constante de las iniciativas, afirmando así la dinámica y la perennidad del compromiso de la Fundación POMA con la innovación social.

Una jornada de Acción Solidaria para cada trabajador

Una de las particularidades de la Fundación POMA es la instauración de un Día de Acción Solidaria por asalariado. Jean SOUCHAL nos explica en detalle lo que representa y cómo se manifiesta concretamente en el seno de la Fundación POMA:

«El Día de Acción Solidaria es un concepto clave en el compromiso social de la Fundación POMA. Esta iniciativa se centra en tres elementos fundamentales: un día dedicado, la acción misma y el espíritu de solidaridad. La solidaridad, en este contexto, se hace eco de una conciencia del entorno social y de la contribución positiva que se puede aportar a proyectos significativos, impulsada por los ejes definidos por la Fundación. El aspecto «día» significa que el esfuerzo se concentra en torno a un día específico, facilitando así un compromiso específico.

Salida a las Burbujas de Grenoble. ® POMA

Por ejemplo, en el mundo del esquí adaptado, la Fundación apoya a la Liga Auvernia Ródano Alpes y a los comités departamentales del Deporte Adaptado, que se ocupan de los atletas con discapacidades psíquicas o mentales. Estos atletas son invitados a compartir sus experiencias, mientras que los colaboradores de la Fundación los patrocinan durante este día, favoreciendo un intercambio entre diferentes universos y un mejor conocimiento mutuo. La Fundación apoya estos proyectos del Deporte Adaptado desde sus inicios, con una participación apasionada y sincera de los colaboradores, especialmente durante las pruebas de los Campeonatos de Esquí, lo que demuestra la flexibilidad y la evolución constante de las asociaciones apoyadas».

Una Fundación para « dar sentido »

En cuanto a la Fundación POMA y su visión a largo plazo, nos interesa la perspectiva única como testigo y colaborador, de Jean SOUCHAL, sobre la evolución del grupo y su Fundación. Sigue evolucionando en función de los proyectos que surgen. ¿Cuál es entonces la dirección general o las grandes orientaciones adoptadas por la Fundación?

» La respuesta a esta pregunta es compleja. Personalmente, no considero a la Fundación como mía. Fue creada como una oportunidad para dar sentido a nuestras acciones. En mi opinión, el futuro de la Fundación está en manos de los actores actuales de la empresa y no de su propia gobernanza. Estoy convencido de que el futuro será grande, porque se siente claramente. Al observar las diferentes empresas, se observa que la Fundación POMA ha suscitado un gran interés y una participación activa, lo que demuestra claramente un entusiasmo por dar sentido a nuestras acciones. Creo, pues, que el futuro es prometedor y está justo delante de nosotros», concluye Jean SOUCHAL.