Los objetivos detrás del artículo «Simulated hydrological effects of grooming and snowmaking in a ski resort on the local water balance» son multifacéticos y relevantes en el ámbito del cambio climático y la gestión de recursos hídricos vinculados a la nieve de cultivo en zonas de turismo de esquí. El estudio realizado por Samuel Morin et Al. se desarrolla en el contexto de una creciente necesidad de comprender y gestionar de manera sostenible los recursos hídricos en las estaciones de esquí, especialmente frente a los desafíos planteados por los cambios a largo plazo de las temperaturas y los patrones climáticos. La motivación central del estudio es proporcionar un análisis científico detallado de cómo las prácticas de gestión de nieve podrían alterar el balance hídrico en las zonas de montaña con instalaciones de innivación y pisado de pistas.

Las estaciones de esquí representan mucho más que simples destinos turísticos para los amantes del deporte invernal; son verdaderos motores económicos y dinamizadores sociales para las regiones en las que se ubican. Las estaciones de esquí actúan como catalizadores de la economía local, generando empleo, impulsando el desarrollo de infraestructuras y fomentando el crecimiento de servicios complementarios como la hostelería, el comercio y la restauración.

Además, contribuyen significativamente a la conservación de las tradiciones y culturas locales, al tiempo que promueven la integración social y el intercambio cultural entre visitantes y residentes. En muchos casos, los dominios esquiables se convierten en el corazón de las comunidades de montaña, dando vida a regiones que, de otra manera, podrían enfrentarse a desafíos económicos y demográficos significativos. Su presencia no solo enriquece la vida de las comunidades locales, sino que también desempeña un papel crucial en el mantenimiento y la promoción de los ecosistemas montañosos y su biodiversidad única.

Sin embargo, la gestión de la nieve, especialmente el pisado de las pistas o grooming y la producción de nieve artificial, se ha convertido en una práctica rutinaria en las estaciones y su operativa ha exaltado a la población dudando de su pertinencia.Y es que estas actividades son tachadas por los movimientos ecologistas por sus supuestas implicaciones ambientales, y en particular, el impacto hidrológico de la producción de nieve artificial es un tema de debate.

Presión sobre los recursos hídricos y debate científico sobre la nieve artificial

La producción de nieve de cultivo o nieve artificial implica el uso de cantidades sustanciales de agua, ejerciendo presión sobre el ambiente montañoso.
Este constato, hace que exista un debate sobre si el agua utilizada para la producción de nieve es simplemente «prestada» y devuelta a los ríos y arroyos durante el deshielo. Sin embargo, a pesar de esta situación controvertida, hay pocos estudios científicos que aborden cuantitativamente la influencia de la gestión de la nieve, especialmente la producción de nieve artificial, en el ciclo del agua a escalas locales y regionales.

«La producción de nieve es simplemente «prestada» y devuelta a los ríos y arroyos durante el deshielo»

La situación de escasez de agua en algunas regiones, hace que sea fundamental proporcionar información científica sobre la relación entre los recursos hídricos de montaña y las operaciones de las estaciones de esquí en un momento de intensos debates sobre la transición del turismo de montaña hacia un camino más sostenible.
El estudio que hoy analizamos, busca explorar esta brecha de conocimiento y arrojar luz sobre la influencia del grooming y la producción de nieve artificial en el ciclo hidrológico local, particularmente el flujo de ríos aguas abajo de una cuenca donde se ubica una estación de esquí.

«Se genera un retraso en el inicio del proceso de fusión y, como resultado, a un menor flujo de fusión de la nieve durante los períodos de bajo caudal invernal»

Existen investigaciones anteriores que se han centrado en las pérdidas de agua debido a la producción de nieve, pero han sido limitadas y no han abordado los efectos a escala de cuenca ni considerado la interacción de estas prácticas con otras variables hidrológicas. Pero este estudio ha buscado llenar esos vacíos, utilizando herramientas de modelado para explorar el impacto de la gestión de la nieve (grooming y producción de nieve artificial o nieve de cultivo) en el ciclo hidrológico y la disponibilidad de agua aguas abajo a escala local.

¿La lluvia funde la nieve?

Contexto y motivación del estudio sobre los efectos de la nieve de cultivo o artificial

Las estaciones de esquí han integrado prácticas como el grooming y la producción de nieve artificial para garantizar la calidad y continuidad de la nieve. Sin embargo, estas prácticas alteran la cubierta de nieve y tienen un impacto significativo en el ciclo hidrológico local.
El estudio se centra en cuantificar estos efectos en la estación de esquí La Plagne en los Alpes franceses. Se hace hincapié en la necesidad de comprender mejor estas prácticas para informar debates sobre la sostenibilidad del turismo de esquí y la gestión de recursos hídricos en un contexto de cambio climático.

Metodología y Herramientas

El estudio «Simulated hydrological effects of grooming and snowmaking in a ski resort on the local water balance» empleó una metodología detallada y herramientas especializadas para analizar los efectos hidrológicos de la gestión de la nieve en estaciones de esquí.

Esta metodología integral permitió una evaluación detallada del impacto de la gestión de la nieve en el ciclo hidrológico local. El estudio combinó técnicas de modelado avanzado con observaciones in situ y análisis hidrológico, ofreciendo una comprensión profunda de cómo las prácticas de grooming y snowmaking en estaciones de esquí afectan los recursos hídricos en las cuencas montañosas.

– Se utilizó el modelo Crocus para simular la cubierta de nieve, teniendo en cuenta procesos naturales y gestionados. Este modelo fue impulsado por reanálisis SAFRAN y proyecciones climáticas.
– Se evaluaron los resultados del modelo con observaciones hidrológicas in situ. Además, se incorporaron conceptos como la «envoltura gravitacional» del resort de esquí para una representación geográfica adecuada, lo que ayudó a entender mejor el impacto de las prácticas de gestión de nieve en el balance hídrico.

A continuación, se detallan los aspectos clave de la metodología y las herramientas utilizadas:

1. Modelado de la Cubierta de Nieve:

  • Modelo Crocus: Se utilizó el modelo Crocus para simular la cubierta de nieve natural y gestionada. Este modelo representa tanto los procesos naturales de la nieve como el grooming y la fabricación de nieve.
  • Procesos Modelados: Incluyeron la absorción y reflexión de la radiación solar, emisión de energía infrarroja térmica, y flujos de calor latente y sensible en la superficie de la nieve.

2. Implementación de la Fabricación de Nieve y Grooming en el Modelo:

  • Condiciones de producción de nieve: La producción de nieve en el modelo solo era posible bajo ciertas condiciones de velocidad del viento y temperatura del bulbo húmedo.
  • Densidad de la nieve producida: Se consideró una densidad de 600 kg/m³ para la nieve producida.
  • Proceso de grooming: Incluyó la compactación y mezcla de capas de nieve, reflejando la mezcla de nieve natural y artificial.

3. Simulaciones del Modelo:

  • Datos de Entrada del SAFRAN: El modelo Crocus fue impulsado por reanálisis meteorológicos SAFRAN, que proporcionaron estimaciones de condiciones meteorológicas como temperatura, humedad específica, precipitación y velocidad del viento.
  • Simulaciones SAFRAN-Crocus: Se realizaron para diferentes bandas de altitud dentro de áreas homogéneas espacialmente, considerando diferentes pendientes y orientaciones del terreno.

4. Representación Geográfica del Resort de Esquí y las Cuencas Hidrográficas:

  • Unidades representativas de estaciones de esquí (SRUs): Se identificaron elementos unitarios característicos de las pistas de esquí y su entorno, considerando la elevación, aspecto y la presencia o ausencia de equipos de fabricación de nieve.
  • Agua utilizada para la producción de nieve: El agua utilizada se almacenó en reservorios, y se tomó de diversas fuentes para llenar estos reservorios.

5. Análisis Hidrológico de las Cuencas de Bonnegarde y Frasses:

  • Modelo Hidrológico J2000: Se utilizaron series temporales de descargas naturales diarias simuladas por el modelo hidrológico distribuido J2000 para analizar el ciclo hidrológico de las cuencas.

6. Simulaciones bajo Condiciones de Cambio Climático:

  • Proyecciones Climáticas: Se realizaron simulaciones adicionales bajo condiciones de cambio climático utilizando el modelo Crocus y datos de proyecciones climáticas ajustadas.

La nieve: qué es y sus tipos

Principales hallazgos del estudio que analiza el impacto de la nieve de cultivo sobre los recursos hídricos

El grooming o pisado de las pisras reduce significativamente el derretimiento de la nieve durante el invierno, lo que conduce a un flujo de deshielo más bajo y un retraso en el inicio del deshielo y siendo alrededor del 10% del agua utilizada para la producción de nieve se pierde por evaporación. A pesar de esto, se encontró que la alteración anual de los recursos hídricos en el área de estudio es limitada, del orden del 1% al 2%.

  1. Impacto del Grooming y la producción de nieve en la fusión de la nieve: El grooming tiene un impacto significativo, prácticamente eliminando la fusión de la nieve en invierno. Esto lleva a un retraso en el inicio del proceso de fusión y, como resultado, a un menor flujo de fusión de la nieve durante los períodos de bajo caudal invernal. El estudio cuantifica esta reducción en el orden del 10 % al 20 %, compensada posteriormente por mayores cantidades de fusión cuando la nieve se derrite.
  2. Evaluación del uso de agua en la producción de nieve artificial: Un aspecto crucial de la producción de nieve artificial es la eficiencia del agua utilizada. Aproximadamente el 10 % del agua empleada para la producción de nieve se pierde por evaporación durante el proceso de formación de hielo a partir de gotas de agua líquida. Esta pérdida, aunque notable, no representa una gran porción del agua total utilizada en el proceso de la nieve de cultivo .
  3. Influencia en el balance hídrico anual: A pesar de estas intervenciones, el estudio concluye que la alteración anual de los recursos hídricos en La Plagne es limitada, estimándose en un orden del 1 % al 2 %. Esto se debe a que la cantidad de agua utilizada para la producción de nieve en las pistas de esquí representa solo una fracción del 10 % al 20 % de la precipitación total anual. Además, las pistas de esquí cubren aproximadamente el 10 % del área de las cuencas donde se ubican las estaciones de esquí, y en el caso de La Plagne, el equipo de producción de nieve cubre el 40 % del área de las pistas de esquí.
  4. Comparación con el impacto del cambio climático: El estudio sugiere que, en este caso específico, la producción de nieve artificial conduce principalmente a un cambio moderado en la formación y fusión de la cubierta de nieve. De hecho, se considera que este impacto es menor en comparación con la influencia que el cambio climático futuro podría tener en la hidrología de la montaña.
  5. Impacto en el ciclo hidrológico: El estudio demuestra que el grooming y la producción de nieve artificial tienen un impacto visible en el flujo de los ríos en una cuenca montañosa. Este conocimiento es crucial para futuros estudios sobre la gestión del agua y la adaptación al cambio climático en zonas con instalaciones de turismo de esquí.
  6. Limitaciones y Futuras Investigaciones: Aunque el estudio proporciona una visión valiosa, no aborda los desafíos de sostenibilidad a largo plazo ni otros aspectos del impacto ambiental local de la gestión de la nieve. Esto destaca la necesidad de investigaciones futuras que aborden estos aspectos para una comprensión más completa del impacto de las estaciones de esquí y la la nieve de cultivo en los ecosistemas montañosos.

Conclusión del estudio sobre la nieve artificial producida en las estaciones de esquí

Este estudio proporciona una perspectiva importante sobre cómo las prácticas de gestión de nieve en las estaciones de esquí, como el grooming y la producción de nieve de cultivo o artificial, influyen levemente en el ciclo hidrológico local. Aunque la alteración del balance hídrico es limitada, el estudio subraya la importancia de considerar estos efectos en el contexto más amplio del cambio climático y la gestión sostenible de recursos en áreas de turismo de esquí. Este conocimiento es esencial para formular políticas y prácticas que equilibren las demandas del turismo de esquí con la preservación de los recursos naturales y la sostenibilidad a largo plazo.

Para las cuencas consideradas, la cantidad de innivación, con las prácticas y la tecnología de innivación actuales, aumenta en un clima más cálido, lo que concuerda con estudios anteriores (Spandre et al., 2019). Sin embargo, a escala de cuenca, la principal influencia del cambio climático en el régimen hidrológico se produce a través de un pico de deshielo más temprano y más pequeño (en su mayoría natural), como está bien documentado (Hock et al., 2019), sobre el que la influencia de la preparación y la innivación impone una modulación secundaria. Así pues, en las condiciones climáticas actuales y futuras, la preparación y la nieve de cultivo parecen tener un impacto bastante limitado en la escorrentía total a escala de cuenca. La principal cuestión técnica que plantea el uso de la innivación en un clima más cálido es la capacidad de disponer de agua suficiente para las operaciones de innivación (por ejemplo, Gerbaux et al., 2020)

A pesar de los desafíos ambientales planteados por las estaciones de esquí, como los revelados en estudios sobre su impacto en los recursos hídricos, la existencia de la nieve de cultivo sigue siendo crucial para las economías de montaña. Estas estaciones no solo generan empleo y dinamizan las comunidades locales, sino que también han tomado medidas proactivas para mitigar su impacto ambiental. En respuesta a las preocupaciones sobre las emisiones de gases de efecto invernadero y la sostenibilidad, muchas estaciones de esquí están implementando tecnologías más eficientes, promoviendo el uso de energías renovables y adoptando prácticas de gestión sostenible de la nieve. Además, el turismo de invierno, en comparación con el turismo de verano en zonas costeras, puede considerarse más sostenible debido a una menor incidencia en la erosión y la sobreexplotación de recursos naturales. Las estaciones de esquí están evolucionando, reconociendo la necesidad de equilibrar sus operaciones con la preservación del medio ambiente, demostrando un compromiso con un futuro más sostenible y respetuoso con el planeta.