La candidatura de los Alpes franceses para albergar los JO (Juegos Olímpicos) de Invierno de 2030 ha sido seleccionada como única candidata por el Comité Olímpico Internacional (COI). Esta decisión marca un momento histórico para Francia, que podría acoger otro gran acontecimiento deportivo internacional poco después de los Juegos Olímpicos de Verano de París 2024.

Apoyada por las regiones de Auvernia-Ródano-Alpes y Provenza-Alpes-Costa Azul, la candidatura de Francia a los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030 es una fantástica oportunidad para que Francia vuelva a conectar con su glorioso pasado olímpico. Históricamente, Francia ya ha albergado los Juegos de Invierno en tres ocasiones: Chamonix en 1924, Grenoble en 1968 y Albertville en 1992.La candidatura de Francia a los Juegos Olímpicos de 2030: una oratoria bien ejecutada

La candidatura de Francia a los JO de 2030: una oratoria bien ejecutada

El martes 21 de noviembre, la candidatura francesa para los JO de 2030, que se basa en la utilización del 95% de las sedes existentes, superó una etapa crucial al ser presentada al Comité Olímpico Internacional (COI).

Con un presupuesto estimado de 1.500 millones de euros, el mapa de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030 se estructura en torno a cuatro áreas clave. En Alta Saboya, la atención se centrará en las pruebas de biatlón y esquí de fondo. Savoie acogerá las competiciones de esquí alpino, saltos de esquí y combinada nórdica, así como las pruebas de bobsleigh, skeleton y luge. La región de Briançonnais será el escenario del esquí freestyle y del snowboard cross. Por último, la región de Niza-Costa Azul será el escenario preferido de las competiciones de hockey sobre hielo, patinaje artístico, pista corta y curling, así como de otras pruebas de esquí y snowboard cross. Además, se reutilizarán doce de las trece infraestructuras construidas para los Juegos de Albertville en 1992, lo que demuestra un planteamiento sostenible y reflexivo de la organización de este acontecimiento de categoría mundial.

2010 – La delegación francesa encabezada por Vincent Defrasne desfila durante la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno de Vancouver, Canadá, el 12 de febrero. ®AFP

La presentación, de 45 minutos de duración, corrió a cargo de una delegación de alto nivel integrada por Amélie Oudéa-Castéra, Ministra de Deporte y Juegos Olímpicos, Laurent Wauquiez y Renaud Muselier, Presidentes de las regiones de Auvernia-Ródano-Alpes y Provenza-Alpes-Costa Azul, y David Lappartient y Marie-Amélie Le Fur, Presidentes de los Comités Olímpico y Paralímpico franceses. Martin Fourcade y Marie Bochet, figuras emblemáticas del deporte francés, también estuvieron presentes para destacar los puntos fuertes de la candidatura francesa.

Tras la sesión, David Lappartient compartió sus sensaciones con cierto optimismo. «La naturaleza de las preguntas se refería a las garantías que el COI quería tener sobre nuestra capacidad general para cumplir. Hemos respondido punto por punto a todas las preguntas técnicas y financieras», declaró, haciendo hincapié en la meticulosa preparación y el profundo conocimiento del expediente por parte del equipo francés. «Hemos demostrado, colectivamente, que conocíamos nuestro expediente y que teníamos las respuestas a las preguntas que se nos planteaban», concluyó, reflejando la confianza de la delegación en la solidez de su propuesta.

Diálogo específico y exclusivo entre el COI y Francia

El miércoles 29 de noviembre, el Comité Olímpico Internacional (COI) tomó la decisión estratégica de entablar un «diálogo específico» con los representantes de la candidatura francesa a los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030.

Tessa Worley, abanderada de Francia en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Pekín

En esta fase del proceso de selección, los demás candidatos, en particular Suecia y Suiza, quedaron eliminados. Suecia expresó su «increíble decepción» por no haber sido elegida. Por su parte, Suiza entabla un «diálogo privilegiado» para los Juegos Olímpicos de 2038, según anunció en rueda de prensa Karl Stoss, Presidente de la Comisión de Futura Sede de los Juegos de Invierno.

Martin Fourcade, miembro francés de la Comisión de Atletas del COI y figura destacada del biatlón, habló desde Tignes al margen del evento Etoiles du sport. Compartió su orgullo y alegría por haber contribuido a convencer al COI. En su opinión, esta decisión no sólo es un honor, sino también una oportunidad excepcional para los atletas franceses.

Esta elección forma parte de un cambio importante en el proceso de selección de las sedes de los Juegos Olímpicos.

Una dimensión ética y responsable

El COI ha simplificado este proceso, evitando los elevados costes de las candidaturas y la complejidad de las solicitudes. Además del reconocimiento deportivo, la candidatura francesa tiene una dimensión ética y responsable. Martin Fourcade subrayó la necesidad de organizar unos Juegos que respondan a las exigencias ecológicas y sociales contemporáneas, destacando la importancia de concebir un modelo sostenible y responsable para tales acontecimientos mundiales.

Arthur Bauchet, tres veces campeón paralímpico de esquí alpino, también se mostró entusiasmado con la perspectiva de ver a los Alpes franceses acoger los Juegos de Invierno en 2030. Para Bauchet, organizar los Juegos en Francia es algo más que un objetivo profesional. Es un objetivo para toda la vida, que refleja el impacto profundo y duradero de estos Juegos en los atletas franceses y en la sociedad.

Sin embargo, la confirmación oficial de la concesión de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030 a los Alpes franceses requiere paciencia. La decisión final deberá anunciarse en la próxima sesión del Comité Olímpico Internacional (COI). Ésta tendrá lugar poco antes de la inauguración de los Juegos Olímpicos de París 2024, el otro gran acontecimiento deportivo de Francia. Mientras tanto, el Presidente francés ha expresado su orgullo, prometiendo en la Plataforma X «unos juegos innovadores, sostenibles e inclusivos que pondrán a Francia y a sus montañas en el mapa».


Los Alpes franceses, candidatos a los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030