Una de las mejores maneras de pasar las Navidades es disfrutando junto a tu familia de la nieve. Si además pasamos estas fechas tan señaladas en una acogedora cabaña de montaña cerca de las pistas, se convierte en un plan inmejorable. Hoy os venimos a contar cómo podéis conseguir un ambiente navideño y de montaña en vuestra casa de forma sencilla.

Disfrutar de un paisaje natural estando rodeados de árboles y montañas nevadas nos transmite una sensación de tranquilidad y libertad indescriptible. Si queremos ponerle la guinda al pastel, solo tenemos que aportar a nuestra cabaña una decoración navideña a la par que rústica. ¡Vamos a adentrarnos completamente en el espíritu de estas fechas tan solo poniendo 4 detallitos!

Cómo decorar nuestra casa en un ambiente navideño y de montaña

Antes de empezar a decorar nuestra cabaña, es importante tener en cuenta que, para conseguir una decoración de montaña perfecta para el interior, no es necesario utilizar adornos y accesorios llamativos para aportar el ambiente navideño que buscamos.

En primer lugar, para lograr este tipo de decoración, nos centraremos en la utilización de tonos naturales. Estos colores nos los aporta la propia madera, que, junto con el resto de los muebles de nuestra cabaña, lograremos conseguir un ambiente relajante y agradable gracias a los tonos neutros de estos materiales. Así pues, los tonos neutros más el color rojo serán la base de nuestra decoración navideña.

A la hora de decorar la mesa para las cenas y comidas especiales, os proponemos utilizar materiales provenientes de la naturaleza. Una de las últimas tendencias en decoración natural son las rodajas de madera. Este tipo de decoración rústica la podremos utilizar para colocar las fuentes de comida o como unos originales bajo platos.

madera
Imagen: rodaja de madera como bajo platos

A esta idea le podemos aplicar distintas modificaciones, ya que, al ser de madera, es muy fácil de estampar o pintar a nuestro gusto, consiguiendo así un toque personalizado y único, sin dejar de lado el estilo que estamos buscando.

Este tipo de decoración la podemos utilizar en más partes de la casa como por ejemplo en el salón. Al colocar los adornos que tengamos sobre estos trozos de madera, conseguiremos una forma creativa de destacarlos. Haciendo esto, nuestro salón obtendrá un toque totalmente diferente.

En segundo lugar, decorar la mesa con los centros de flores adecuados también le da el toque montañoso y navideño que estamos buscando para nuestro hogar. Como en Navidad predomina el color rojo, la flor Poinsettia podría ser un ejemplo perfecto.

Si queremos conseguir un ambiente aún más de montaña para nuestra mesa de comedor, podemos decantarnos por la utilización de velas. Las velas aportaran a nuestra mesa un toque sofisticado y cálido. En el mercado podemos encontrar una gran variedad de velas con distintas formas y colores. En este caso, la mejor elección para acercarnos a un ambiente de montaña serán las velas con forma de piñas o utilizar porta velas que imiten la textura de los troncos de los árboles. De esta forma conseguiremos integrar de forma sencilla estos elementos en nuestra mesa sin dejar de lado el diseño rústico.

Imagen: Vela de madera. Fuente: http://www.kozbeszerzesek.eu

Otra elección muy navideña sería utilizar velas rojas que lleven integrado el fruto navideño por excelencia, el acebo, como se muestra en la imagen inferior.

ambiente de montaña
Imagen: vela con acebo
Velas
Imagen: velas rojas para darle un toque navideño

En cuarto lugar, las servilletas. Podemos sorprender a nuestros invitados y darle un toque de distinción a la mesa simplemente con las servilletas. Podemos escoger unas servilletas básicas y ponerles un adorno decorativo navideño como se muestra en las fotos inferiores.

Imagen: servilleta con adorno de madera navideño

Otra opción es darle forma a la servilleta y hacer por ejemplo un árbol de Navidad como se muestra en la siguiente imagen. Es una forma sencilla y original de decorar la mesa.

DIY
Imagen: el paso a paso de cómo transformar tu servilleta en un árbol de Navidad

Como hemos mencionado anteriormente, no es necesario que utilicemos adornos muy sofisticados para conseguir aportar a nuestra casa ese toque invernal. Tan solo utilizando detalles de madera, conseguiremos destacar elementos de decoración como el árbol de navidad, que, al estar rodeado de este material, podremos conseguir que se vea mucho más verde y natural.

Así pues, por último, hablando de árboles de navidad y sin dejar de lado los tonos neutros y madera, no podemos perder la oportunidad de colocar un trineo de madera junto a él para decorar nuestra cabaña en la nieve. Además de aportar un toque navideño, también es una decoración ideal para cubrirlo de juguetes y conseguir que los más pequeños de la casa no pierdan su ilusión por la navidad. Será el lugar ideal de reunión cuando llegue el momento de abrir todos los regalos.

Estas son tan solo algunas de las muchas ideas que podéis utilizar para decorar vuestra casa de una manera natural y con toques de montaña. Si seguís estos consejos de decoración obtendréis un ambiente acogedor y relajante ideal para descansar después de un día de esquí.