La Asociación de Espacios Nórdicos de Aragón se ha reunido hoy con Elena Allúe,  Directora General de Turismo del Gobierno de Aragón y el diputado de Desarrollo y Medio Ambiente de la Diputación Provincial de Huesca, Roque Vicente y la Directora Gerente de Turismo de Aragón, Patricia Sierra, para intentar sacar un proyecto conjunto de colaboración que ayude al desarrollo de estos centros invernales aragoneses.

Entre otros objetivos, se ha acordado el desarrollo de un plan estratégico que ayude a potenciar estos centros invernales dentro y fuera de la comunidad. En este sentido, las acciones se desarrollarían en cuatro aspectos fundamentales.

Por un lado, se estudiará incluir el esquí de fondo y el resto de actividades que se desarrollan en estos espacios dentro del proyecto Marca Pirineos que se va a desarrollar durante el próximo año. Un proyecto que incluirá todas las actividades deportivas que se realizan en el Pirineo.

Allúe aragon

Hasta que llegue ese momento, Elena Allúe ha recordado las ayudas que ya están vigentes y a las que se pueden acoger los Espacios Nórdicos como empresas de turismo activo para conseguir mejorar sus infraestructuras. Máquinas pisa pistas, casetas de acogida e incluso servicios de WC son algunas de las necesidades básicas que estos centros invernales reclaman.

“Venimos también a recordar las carencias de siempre”

ha comentado el presidente de la Asociación, Mario García. “Somos pequeñas empresas gestionadas en pequeños territorios con ayuntamientos con pocos recursos”.

“Tenemos una oferta atractiva e interesante, pero debemos buscar el modelo de viabilidad del proyecto”, explica Ernesto Agustí, gestor del Espacio Nórdico de La Muela. “Cuando tienes todo preparado, se juntan todos los recursos, y entra un coche y te destroza la pista, te das cuenta de que necesitamos al menos una normativa que nos ayude en los periodos invernales”.

Imagen: Espacios Nórdicos de Aragón website

Agustí se refería al hecho ocurrido hace una semana en el Espacio Nórdico de Pineta, donde su homólogo ha tenido que retrasar la apertura debido al destrozo que un vehículo ha hecho sobre la pista recién pisada.

Por ello, desde el Gobierno de Aragón y Diputación Provincial también se ha propuesto realizar una reunión con las entidades locales (comarcas y ayuntamientos) para que se impliquen en este plan de competitividad turística.

Esta reunión también tendría como objetivo la coordinación por parte de estos organismos públicos a la hora de limpiar las carreteras de acceso a las estaciones en momentos de grandes nevadas.

Elena Allúe también ha puesto de manifiesto otra posible línea de trabajo para la consolidación de los centros invernales como es el crear cantera con la visita de grupos de escolares, algo que por el momento sólo se está realizando con el esquí alpino.

En cuanto a la ayuda que los Espacios Nórdicos reciben cada año para su promoción, desde el Gobierno de Aragón se han comprometido para aumentar la cuantía en las próximas temporadas.

Una ayuda imprescindible para posicionar este servicio en Aragón, pero que tiene que venir de la mano con la mejora de las infraestructuras porque

“estamos haciendo una promoción de un producto que muchas veces cuesta vender”.

Por último, los Espacios Nórdicos de Aragón y las instituciones aragonesas encabezadas por Elena Allúe han acordado la creación, definición y estrategia del producto turístico “Espacios Nórdicos de Aragón”, que se conseguiría a través de la contratación de una consultoría que les definiera y estudiara el interés que generan estos centros invernales en la economía y desarrollo de Aragón.

Este producto podría ser incluso en rutas turísticas, agencias de viaje, folletos e incluso ferias especializadas y la inversión se haría desde el Gobierno de Aragón.

 

Asociación Espacios Nórdicos de Aragón

La Asociación de “Espacios Nórdicos de Aragón” nace en 2010 con el objetivo de impulsar los diferentes Espacios Nórdicos de Aragón y desarrollar este sector por dos vías, la turística y la deportiva. Pretende ser una entidad estable que consiga reivindicar estos centros invernales dentro del sector de la nieve en Aragón. El cambio de denominación de “circuitos de fondo” a “espacios nórdicos” resume la evolución y las posibilidades de estas áreas: desde las cada vez más populares raquetas, hasta la práctica del esquí de backcountry, descenso en trineos, escalada en hielo, ascensos, trineos de perros o fabricación de iglús.

Los 8 espacios nórdicos de Aragón tienen 30 pistas que suman 141 kilómetros. Los espacios adheridos a la asociación son: Espacio Nórdico de Linza, Espacio Nórdico Candanchú, Espacio Nórdico de Lizara, Espacio Nórdico de Oza-Gabardito, Espacio Nórdico del Balneario de Panticosa, Espacio Nórdico de Pineta, Espacio Nórdico de Llanos del Hospital y Espacio Nórdico de La Muela.

324x400-iloveski.gif (324×400)