La temporada de colores en Canadá es una buena razón para hacer una escapada de turismo contemplativo, allí donde el otoño ofrece su rostro más extravagante. Las estaciones de esquí del país del arce, han entendido el mensaje del gran público y están sacando fruto del gran espectáculo de color que ofrecen sus frondosos bosques. Los remontes mecánicos se ponen en funcionamiento antes de que llegue a nieve, para disfrutar de los colores del Otoño en Canadá antes de que los esquiadores empecemos a trazar sus pistas.

 

Canadá: del turismo deportivo al turismo contemplativo.

Para muchos de nosotros, la palabra «estación de esquí» es sinónimo de nieve, invierno y actividades deportivas. Pero en realidad, son mucho más que eso. Ante el cambio climático y la desaceleración de la demanda, las estaciones de esquí de todo el mundo están tratando de posicionarse como destinos ‘4 estaciones’.

¿El turismo contemplativo es uno de los pilares de la montaña? Los resorts en Canadá lo han entendido bien, confiando en un punto importante del atractivo de su territorio en otoño: los colores.

Esta es una temporada particularmente fuerte para el territorio canadiense en términos de visitas turísticas. Las estaciones de esquí organizan actividades contemplativas para todos aquellos que desean momentos de relajación, lejos del mundo que corre hacia ninguna parte. Momento de desconexión y de relajar la retina, abandonar el móvil y disfrutar de los colores que nos ofrecen los paisajes de Canadá en Otoño.

Una forma de optimizar las instalaciones y los remontes en una estación de esquí, ofreciendo a los visitantes acceso a las montañas, sin esfuerzo y llegando a gran altitud para disfrutar de panorámicas eternas, donde cada día el cuadro cambia de color.

 

Paleta de colores en Canadá: Mont Orford

Del 13 de septiembre al 13 de octubre, la estación de esquí de Mont Orford, ubicada en el corazón del Parque Nacional de Mont Orford, ofrece un espectáculo lleno de colorido en La Flambée des couleurs.

Ubicada en un área natural protegida de Quebec, la estación de esquí de Mont Orford basa toda su estrategia de marketing en el entorno natural y su naturaleza. Tiene la intención de proteger sus ecosistemas, y las actividades de ocio organizadas en la estación, están en total conexión con el respeto por la naturaleza.

Ofrece acceso a la cumbre mediante rutas de senderismo o mediante telecabina, para llegar a una de sus cimas y disfrutar de sus cinco miradores. A partir de ahí, prepárate para disfrutar de una gran paleta de color, donde la montaña sumerge en esta época del año: amarillos, naranjas, rojos, … los colores se entrelazan creando una gama de colores que no cesa de variar según va avanzando el Otoño.

canadá

Foto: Mont Orford – Brote de colores

 

Otoño en Canadá: Mont Tremblant

Durante los meses de septiembre y octubre, el complejo turístico de Mont Tremblant recibe visitantes de todo el mundo. La contemplación, algo tan sencillo como disfrutar mirando la naturaleza, mueve a miles de personas en esta época del año. Vienen a disfrutar de un viaje a la cumbre de la montaña más alta de los Laurentianos y presencian la espectacular transformación de la naturaleza.

El complejo ofrece acceso en telecabina para descubrir desde el aire, este apasionante espectáculo de luces y colores. Es curioso como desde la estación, han sabido transmitir de forma sencilla y eficaz, el atractivo de esta época del año. Al entrar en su página web, encontraremos una paleta de colores que sirve como indicador de color y especifica los principales colores que ofrece a tiempo real, sus apasionantes paisajes Canadienses. Una forma original y naturalmente hermosa de invitar al visitante a regresar y descubrir la evolución de la madre Naturaleza dado que cada día, podremos disfrutar de un cuadro que rebosa vida y que cada vez, es diferente.

canadá

Imagen: página web de Mont Tremblant y paleta de colores

 

Festival de colores en Sutton

Durante casi un mes, el complejo Sutton también está vistiendo los colores del otoño, con motivo de su tradicional festival de colores.

Cada fin de semana, del 14 de septiembre al 14 de octubre de 2019, Mont SUTTON ofrece a los entusiastas del aire libre la oportunidad de disfrutar de los placeres del otoño. Durante los cinco fines de semana, el complejo organiza muchas actividades para atrer visitantes y ofrecerles el máximo número de servicios: paseo en telesilla, actividades y entretenimiento para niños pequeños, caminatas guiadas temáticas para toda la familia y para caminantes experimentados, barbacoa con sabores locales, música en vivo al pie de las pistas …

Sutton-festival-couleurs

Imagen: Estación de esquí Sutton – Festival des couleurs

 

Las estaciones de esquí de Canadá: populares en otoño e invierno.

Sin mencionar la espiritualidad, el turismo contemplativo es sobre todo un turismo curativo. Una necesidad vital de tomar un descanso, dado el estilo de vida frenético de los tiempos modernos.

La naturaleza ocupa un lugar privilegiado en estas nuevas tendencias. Promueve la contemplación y la paz interior. Las estaciones de esquí disponen de instalaciones y remontes mecánicos, y están ubicadas en un entorno privilegiado de montaña: ¿ Por qué no aprovecharlo todo el año? ¿Falta de demanda o falta de comercialización?. El éxito de las montañas canadienses en el otoño muestra que muchas formas de turismo pueden coexistir en el mismo espacio en diferentes épocas del año. No parece una locura, abrir un nuevo abanico de posibilidades en una época del año que la industria de la nieve siempre ha considerado de transición y preparación para el invierno.

A continuación os dejamos un vídeo rodado en 4K, donde se muestran los cambios de color que viven los bosques de Canadá en esta época del año.

La experiencia en la montaña, quizás sea mucho más tranquila en otoño que en invierno, sobre todo si se trata de una estación de esquí. Las estaciones canadienses ofrecen la oportunidad de tomarse el tiempo para sumergirse en la naturaleza durante el otoño, ofrecen un producto diferente que va orientado a un tipo de público muy concreto, aquel que se toma la vida con calma. El objetivo puede parecer muy básico, pero a veces como decía Bunbury: «Las cosas más triviales, se vuelven fundamentales».