Es importante escoger un peinado que nos quite el pelo de la cara y que pueda resistir durante toda una jornada de esquí, pues a nadie le apetece tener que pasarse el día retocándose el pelo. Con esto en mente, te dejamos aquí una lista con los mejores peinados para pasar un día en la nieve cómoda, pero sin renunciar al estilo.

Trenzas

 
Las trenzas son sin duda la solución definitiva para que no nos moleste el pelo en todo el día y aún así podamos salir bien en los mútliples selfies que haremos para la posteridad. Son un peinado bonito, práctico y con infinitas variedades.
Existen mútliples tipos de trenzas, desde las básicas hasta las más complejas, como la trenza de raíz o la trenza de espiga. Se puede llevar la trenza hacia atrás, de lado, baja o de raíz, llevar dos o incluso unir varias para hacer un peinado elaborado. Las opciones son infinitas y la elección dependerá de nuestra habilidad y práctica.
Como recomendación, las famosas trenzas tipo boxer son una opción perfecta, ya que mantienen el pelo bien sujeto y fuera de la cara y están muy de moda.

Moños

Si quieres mantener tu pelo bien recogido, cualquier moño bajo puede ser tu salvación. Un moño básico es un peinado elegante, increíblemente rápido de hacer y que te asegura quitarte el pelo de la cara mientras te deslizas por las pistas. Si quieres un estilo más desenfadado, puedes optar por hacerte dos moños bajos.
También puedes combinar fácilmente los moños bajos con las trenzas. El efecto es muy bonito y, además, asegurará una mayor sujeción del pelo que se encuentra más cerca de la cara. Por ejemplo, puedes hacerte una trenza francesa con cada mitad del pelo y luego unir ambas en un moño bajo: más sujeto imposible.

Coletas

Está claro que, con el casco, una coleta alta no es una buena opción. Pero no te preocupes: si quieres ir cómoda, pero sin llevar el pelo demasiado recogido, puedes optar por cualquier variante de coleta baja.
Si tienes el pelo corto, una coleta baja sencilla atrás es una buena opción. Cualquier coleta sencilla adquiere un toque elegante si, en vez de sujetarla con una goma, lo haces con un mechón de pelo enroscado alrededor. Pero también puedes hacerte una o más coletas de lado, de burbujas o complicarlo un poco más y combinarlas con trenzas, aumentando la sujeción del pelo que va pegado a la cabeza y dándole un toque más especial a tu peinado.
Puede que prefieras un peinado muy prieto, que se mantenga bien sujeto, o tal vez un recogido algo más suelto, que no te apriete a lo largo del día. Tú misma puedes adecuar los distintos peinados según cómo estés más cómoda. Sea como sea, ya no hay excusas para no llevar un peinado ideal para el esquí y para el après-ski.