Si existe algo mejor que disfrutar de un magnífico día en la nieve, es acabarlo con un buen chocolate al final de la jornada. O empezarlo. Los amantes del chocolate han podido disfrutar de todas sus variantes en Châtel.
Las emociones no han faltado en la última edición de Neiges Etoilées, la lujosa cita gastronómica por excelencia de los amantes de la pastelería. La fiebre del chocolate ha inundado Châtel entre el 6 y el 9 de febrero. Han sido tres días llenos de emociones: actividades de todo tipo, talleres, demostraciones, espectáculos, clases, concursos… Y mucha cocina.

Presencia de grandes maestros de la pastelería a nivel mundial

La pastelería francesa goza de fama mundial y no es para menos. Entre los numerosos chefs de gran prestigio que han asistido al festival, destacan los nombres mundialmente conocidos de Philippe Rigollot, que ostenta los títulos de Mof Pâtissier y Campeón Mundial de Pastelería en 2005, y Gabriel Paillasson, distinguido como Meilleur Ouvrier de Francia en las disciplinas de pastelería y heladería y creador de la Copa del Mundo de la Pastelería.

Festival gastronómico Neiges Etoilées: una programación plagada de chocolate

El festival comenzó el miércoles 6 de febrero con numerosos talleres y cursos de cocina en los que grandes chefs pasteleros de renombre compartieron sus secretos culinarios con alumnos de todas las edades.
La inauguración oficial tuvo lugar el jueves 7 de febrero, con el desayuno helado en Super-Châtel. Dado que Châtel es un destino familiar excelente, no faltó la diversión para los más pequeños. Los niños de la guardería tuvieron otra cita gastronómica un par de horas después: el almuerzo gourmet con los Jóvenes Chefs de Châtel. Y por la tarde, por si alguien se había quedado con hambre, disfrutaron también de una merienda centrada, por supuesto, en el chocolate.
El viernes 8 de febrero se celebró la noche de las estrellas con todos los protagonistas del festival, así como la ceremonia de premios de los concursos y una cena buffet con una pista de baile bajo las estrellas. Una velada de ensueño para todos.
Pero, ¡no todo ha sido cocinar y comer!
Los asistentes también han tenido la oportunidad de aprender todo sobre el chocolate. La región francesa de Alta Saboya cuenta con fábricas de chocolate con más de un siglo de tradición, así que su historia ha sido repasada en una gran exposición que comenzaba con el descubrimiento del cacao, su llegada a Europa y las grandes etapas de la fabricación del chocolate.
La séptima edición del festival gastronómico Neiges Etoilées en Châtel ha sido una experiencia única en un entorno privilegiado. Por desgracia, ahora toca esperar a la próxima cita el año que viene. ¡Nos vemos en la próxima edición del Neiges Etoilées en Châtel!