Las previsiones meteorológicas, indican en la misma dirección: tendremos un invierno de nieves. Al otro lado del gran azul, la ciudad de Nueva York está viviendo nevadas particularmente intensas durante el mes de noviembre. Los expertos incluso anuncian que es la nevada más importante de los últimos 80 años. El frío está de vuelta en el hemisferio norte del planeta (EE. UU. Y Canadá), y parece que Europa no se libra. 

En la actualidad, una depresión situada entre las islas Baleares y Cataluña está generando lluvias intensas y bajadas de temperaturas. Esta depresión y el mal tiempo desbordan en las regiones limítrofes del sur de Francia, destacando las regiones del Rosellón y el departamento de los Pirineos Orientales. 

Vídeo: 16 de noviembre nevadas en Nueva York. EuroNews.

Las intensas y prolongadas lluvias se concentran en la zona sureste de Francia y en Cataluña. Un fenómeno llamado «Aiguat» en catalán que significa «fuertes lluvias». Según nuestros compañeros de La Chaîne Météo, se espera que las fuertes pecipitaciones continúen durante el día de hoy prolongándose hasta el domingo, en los departamentos de Aude y Pyrénées-Orientales. 

Frío y lluvia en llanura, nieve en las montañas
Se esperan nevadas muy abundantes en los Pirineos Orientales, en particular Cerdagne Capcir y Vallespir desde 1500 metros sobre el nivel del mar. La nevada reportada en Cerdagne Capcir y Vallespir será particularmente abundante, pudiendo dejar entre 50 y 70 cm de nieve polvo en practicamente todas sus cotas esquiables. Las previsiones en cotas altas ya están haciendo soñar a muchos esquiadores y traveseros de Cataluña: a 2300 metros de altitud se puede acumular de 1m a 1,30m de nieve en las estaciones de esquí de Andorra, y en el lado francés, en Font-Romeu y hasta el macizo de Canigou. (fuente: La Chaîne Météo).
El Servicio Meteorológico Nacional de Francia, Météo France, confirma estos detalles con nevadas en las montañas orientales de los Pirineos, anunciando el «oro blanco» a partir de 1600 m de altitud. 
Jerome Meunier, director de la estación de Les Angles, nos dijo que estuviéramos muy atentos a estas predicciones meteorológicas, en la medida en que las fuertes nevadas y el clima frío permitirán que la estación considere la posibilidad de abrir el 24 de noviembre como estaba previsto. El complejo de Les Angles tiene un importante sistema de producción de nieve con 380 cañones de nieve que, en unas pocas horas de clima frío, producirían una cantidad significativa de nieve. Sobre todo porque varios cañones de nieve han sido reemplazados por cañones más potentes y han permitido producir más en menos tiempo. Combinado con la nieve natural, el resort podría beneficiarse de una capa de nieve de calidad antes de la apertura del resort y la llegada de los primeros esquiadores. Esta información queda por confirmar al final de este fin de semana. 


Imagen : Les Angles.

Invierno 2017-2018 
Se esperan temperaturas gélidas la semana que viene, con temperaturas similares a las de un mes de enero. Este fenómeno proviene de un viento helado frío procedente de Alemania. Esta llegada del frío se confirma a partir del lunes, en forma de «retorno del este», procedente del este del hexágono francés. Los días del martes y miércoles deben ir acompañados de nevadas, especialmente en las regiones del noreste del país. Algunas regiones francesas podrían perder hasta 10 grados en comparación con la semana pasada. En las montañas, las estaciones costeras de los Alpes y los Alpes del Sur, como Montgenèvre o Val d’Allos, deberían beneficiarse de estas anunciadas nevadas. 
Foto de portada: freepik.es