Encontramos en la Fundación Grandvalira Social un claro ejemplo de cómo el mundo de la nieve puede aportar una valor añadido a la sociedad, realizando acciones mediante su fondo social desde el año 2005.
Acciones sociales destinadas a ayudar a personas, empresas y entidades de Andorra y del extranjero, priorizando acciones que pueden realizar en el entorno de Grandvalira.
La entidad, sita en Escaldes-Engordany, es dinámica y activa. Regularmente, realiza procesos de selección de acciones solidarias, que se ven sujetos a la toma de decisión de un Patronato encargado de valorar y admitir a trámite las diferentes propuestas de petición de ayuda de la temporada.
Dentro del patronato, encontramos a personalidades del mundo de la nieve en Andorra, contando con Nani Duró, Ramón Rossell, Lluís Bueno, Josep María Marsal y Albert Llovera.
grandvalira

Grandvalira Social: proyectos comprometidos con buenas causas

Las acciones solidarias que emprenden, representan un amplio abanico de proyectos comprometidos con buenas causas:
  • Aconcicionando los accesos de las instalaciones del dominio esquiable de Grandvalira, mejorando la calidad de vida de las personas con necesidades especiales.
  • Ayudando a los colectivos de niños y jóvenes menos favorecidos proporcionando estancias en Grandvalira durante el invierno y el verano haciendo que su vida cotidiana se vea interrumpida por una grata experiencia en montaña.
Si tuviéramos en ensalzar alguna de las acciones más relevantes del pasado, destacaríamos el proyecto llevado a cabo con la Fundación Enriqueta Villavecchia, organizando una estancia de una semana para más de 50 niños de la citada Fundación oncológica de Barcelona.
Llevan más de 25 años recuperando, al menos durante unos días, sonrisas, bien estar así como disfrutar de la ilusión y de la vida en multitud de niños que año tras año, disfrutan de una semana de naturaleza y aventura.

Fundación Grandvalira social, colabora con colectivos que padecen enfermedades poco habituales

Más allá del cáncer y la diabetes mellitus tipo 2 (DM2), pandemias del siglo XXI, nos encontramos con acciones solidarias orientadas a colectivos con enfermedades que afectan a un porcentaje ínfimo de la población pero que es tenida en cuenta por Grandvalira Social.
Por ejemplo, la Asociación Enfants de la Lune, es una asociación que agrupa a un colectivo de enfermos de xerodermia pigmentosa, una patología vinculada a la exposición a la luz solar y a algunas iluminaciones artificiales. Desde Grandvalira, se les aporta la posibilidad de esquiar y disfrutar de la nieve en una experiencia adaptada a sus necesidades.
La discapacidad es atendida desde diferentes ámbitos, tanto en el tránsito y adaptación de pasajes y accesos a los edificios principales de la instalación. Una de las muchas entidades que disfrutan de diferentes beneficios exclusivos es la escuela especializada de Meritxell, así como la Fundación ADIS ( discapacidades psíquicas).
Desde colaboraciones con Cáritas para proporcionar cobertura de urgencia a las familias necesitadas, hasta becas orientadas a familias que padecen dificultades económicas y financieras, siendo encauzadas dichas ayudas por la entidad AINA.
También realizan ayudas en material escolar, como la acción solidaria llevada a cabo con el Liceo Comte de Foix, financiando la instalación de taquillas escolares, donde pueden dejar los alumnos su material a diario.