La estación de esquí de Châtel irradia encanto por sus poros. Se encuentra en el corazón de la zona de esquí internacional de Portes du Soleil, que incluye 197 remontes, 300 pistas y 600 km de pistas variadas, aptas para todos los niveles.

Hablamos de una estación de esquí que está localizada en uno de los dominios esquiables de talla XXL de los Alpes, dado que incluye 12 estaciones de esquí en diferentes territorios nacionales: en Francia: Châtel, La Chapelle-d’Abondance y Abondance en el valle Abondance, así como Avoriaz, Morzine, Les Gets, Saint-Jean-d’Aulps, Montriond en el Valle de Aulps, para terminar con las estaciones situadas en territorio Suizo: Morgins, Torgon, Champoussin-Les Crosets y Champéry.
La estación de esquí Châtel está conectada directamente con su vecina Avoriaz y La Chapelle-d’Abondance en Francia, así como con Morgins y Torgon en la frontera Suiza.
El dominio esquiable de Châtel Liberté ofrece, además de pistas de todos los colores y niveles de dificultad, que se extienden a lo largo de la frontera franco-suiza, disponen de infraestructuras modernas que permiten pasar de un país a otro, sin necesidad de quitarse los esquís.
Fotografía : JFVuarand ©

Para esta temporada de invierno, el área de esquí Châtel ofrece gran cantidad de novedades:

Nuevas zonas gratuitas de WiFi en el complejo turístico.

La zona de esquí de Châtel tiene 4 nuevas zonas wifi gratuitas. Algunos de ellos han estado disponibles desde el invierno pasado en la estación: área Plaine-Dranse, Pierre Longue, Pré-la-Joux, Vonnes y el fondo Linga. La extensión de la red para este invierno está prevista para los sectores de Combes y Super-Châtel.
La posibilidad de recargar los pases/forfaits de esquí a través de la aplicación de Châtel simplifica la tarea de pasar por taquillas. Compartir los momentos estelares de las vacaciones de invierno con los amigos, mediante la utilización de las redes sociales ahora es más sencillo dado que te puedes olvidar del histórico «roming» y de tener que utilizar datos con un operador ajeno. El acceso a wifi, estará disponible para todos los públicos en cualquier momento del día mientras disfrutamos de unas bajadas en el manto blanco de nieve.

Principiantes en el punto de mira con un área dedicada

Se creará una nueva área para principiantes este invierno, y estará en el límite de la zona de esquí Châtel – Torgon (Suiza), por el lado de la frontera con Francia; estará equipado con un telesquí, «Les Douaniers», fácilmente utilizado por aquellos que desean experimentar las primeras sensaciones del esquí. está incluido en el paquete Châtel Liberty y en el paquete Torgon. Se ubicará junto al telesquí «The Smugglers» y el restaurante panorámico de la llegada del telesilla Tronchet desde Torgon.

Nieve garantizada gracias a la ampliación de la red de innivación

La fabricación de nieve es uno de los pilares de cualquier estación de esquí hoy en día, debido, entre otros, al cambio climático que tiene en jaque a las estaciones de esquí cuya base y latitud no corresponde con los mínimos aconsejables para obtener rendimiento.
Por ejemplo, en la parte superior de la Linga en la zona de llegada del telecabina y en el inicio de la pista que está conectado directamente al inicio del telesilla Echo Alpin y, por otro lado, la llegada del telesilla Pierre Longue y la salida del telesilla Rochassons en Plaine-Dranse. Una zona clave para, en caso de vivir un invierno escaso en nevadas, poder habilitar las conexiones de remontes mecánicos gracias a la innivación artificial.
El número de snowmakers también se duplicará en la zona del stadium de slalom de Linga.

Gran novedad para esta temporada: primera máquina Snowfactory de Francia.

La estación está equipada con la primera máquina Snowfactory en Francia, con cañones de nieve que pueden operar con temperaturas positivas. Verlas trabajar, es simplemente increíble. En total, 286 innivadores serán distribuidos este invierno en la estación de esquí de Châtel, contribuyendo a garantizar la nieve en el complejo de esquí.

Trabajos en las pistas para mejorar la comodidad de los esquiadores

Todas las estaciones disponen de zonas mal conectadas debido al relieve o a la mala previsión en la planificación y disposición de las infraestructuras. La estación de esquí Châtel, con objeto de mejorar la capacidad de deslizamiento y la comodidad de los visitantes está acometiendo movimientos de tierras que facilitarán la comodidad de los esquiadores.
En la zona de Linga, existía un trampolín que ya formaba parte del «escenario» de este valle. Se ha suprimido dicho trampolín, que estaba situado en la zona baja del estadium de eslalom, ampliando las pistas y mejorando la seguridad de todo el perímetro: La Leiche – El Aity – El Forgne así como el Linga 2 y Combes. Finalmente, se ha mejorado la pista de La Forestière, creando un nuevo enlace entre dominios en la zona de retorno de Super-Châtel-Vonnes .

Pistas en mejor estado gracias a un trabajo más eficiente de las máquinas pisanieves

Para mejorar la calidad de la nieve, y optimizar el trabajo que se realiza a diario en las pistas, se han incorporado a ls máquinas de un sistema que mide el manto de nieve, mejorando el rendimiento y la eficiencia del trabajo de los operarios. Actualmente, existen 5 máquinas equipadas con este innovador sistema en la estación de Châtel.
La estación abrirá parcialmente del 16 al 22 de diciembre (sector Linga / Pré-la-Joux y enlazará con Avoriaz) y a partir del 23 de diciembre de 2017 estaremos de enhorabuena, dado que toda la zona de esquí estará abierta hasta el 22 de abril de 2018.