Hélène Zamora es nativa de la ciudad de Grasse en la costa mediterránea francesa. Descubrió pronto el placer por el esquí y aprendió a esquiar en la estación de Val d’Allos.
Apasionada por la profesión de Pisteur desde muy joven, afrontó el reto y va
fue superando todos los pasos previos: pisteur de primer grado, debutó haciendo una temporada en Tignes excepcional mostrando su valía y luego regresó a Val d’Allos con el deseo de evolucionar y avanzar en su profesión. Se especializó posteriormente en Artificiera, encargándose de la prevención de avalanchas. Posteriormente,  superó la formación vinculada con el segundo grado y obtuvo el diploma de primeros auxilios. Finalmente, culmina su formación superando el tercer grado de Pisteur. «Inicialmente, no esperaba llegar a donde estoy hoy. No apunté al más alto nivel. Quería evolucionar por mí, por ser mejor profesional y no necesariamente por ascender en rango».
Con esa filosofía de superación personal, actualmente Hélène Zamora gestiona el servicio de las pistas de Val d’Allos, siendo la máxima responsable de 14 conductores de máquinas pisa-nieve, 3 snowmakers y 28 pisteurs permanentes + 2 operarios extras
 
I Love Ski – Directora del servicio de las pistas desde 2007, ¿qué le gusta más de su profesión?
Hélène Zamora – El trabajo de Directora del Servicio de las Pistas es completamente diferente al la profesión de ciudad. Existe un factor clave, una pasión común que nos une a todos los que trabajamos en altitud: la montaña. Trabajar en la montaña es una hermosa oficina, disfrutamos de estar al aire libre. El atractivo de nuestro oficio está relacionado principalmente con la naturaleza, además es multi-disciplinar (un día prevenimos las avalanchas, al día siguiente rescatamos a esquiadores, luego trabajamos al mantenimiento de las pistas…)
Como Directora del departamento de Pistas, todo el atractivo del trabajo que tenía al principio se pierde … Ahora estoy allí para administrar, para que el servicio de las pistas funcione. ¡Cuando uno es pisteur uno no piensa en absoluto en la carga de trabajo que representa ser director o directora! Mi trabajo es principalmente social: tratamos de hacer Management, es interesante ver los caracteres de las personas. Debes saber cómo cambiar tu forma de ser de acuerdo a las personas que tienes frente a ti. Entramos en más detalles de las actividades, tratamos de motivar a otros, de ir de la mano, para lograr los objetivos. Estoy aquí para que los demás avancen.
I Love Ski – ¿Cuales son las dificultades relacionadas con tu trabajo?
Hélène Zamora – Principalmente el riesgo : todas las acciones que están  vinculadas a la apertura de las pistas. Dependiendo de las condiciones de la nieve, la apertura a veces puede ser difícil. El dominio esquiable de La Foux tiene muchos puntos de disparo (170 puntos de disparo en Seignus y Foux), una estación difícil con un gran PIDA (Plan de Prevención de las Avalanchas). Solo eso… ¡es estresante! A veces continúa nevando y es difícil permitir a los esquiadores acceder a unas pistas. Se deben tener en cuenta las condiciones especiales. Para mí, los días más estresantes son los días de prevención de las avalanchas. Tenemos la presión de la apertura (hacerlo bien para el cliente), respetar los horarios y garantizar la seguridad de todos.
Foto : servicio de las pistas de Val d’Allos
I Love Ski – Actualmente eres la única mujer en Francia Directora de un servicio de Pistas ¿Cómo lo vives siendo una mujer con responsabilidades máximas en este entorno laboral?
Hélène Zamora – Para estar en esa posición, necesitas carácter. Desde 2007 he estado en este puesto, tengo experiencia, y cada vez soy menos impulsiva. Con los años, aprendí a manejar mejor las situaciones estresantes.
Cuando eres mujer, tienes que demostrar que eres tan buena o mejor que los hombres. Los diplomas son muy importantes, tienes que demostrar tu competencia, a menudo más que un hombre.
Al principio, cuando fui nombrada Directora de las Pistas, fue un problema, no fue del agrado de todos. Al principio tenía reflexiones incómodas. Me tomó años hacer mi lugar, especialmente en este mundo predominantemente masculino. Pero mi último Director de pistas me apoyó, y me impulsó a presentarme como directora de las pistas.
El sector sigue siendo muy masculino, pero como mujer, traemos otra mirada, otra sensibilidad, vemos las cosas de manera diferente, incluso para la administración. ¡Y tenemos la ventaja de poder hacer varias cosas al mismo tiempo!
I Love Ski – Como mujer, ¿cómo concilias tu vida personal y profesional?
Hélène Zamora – Tengo dos hijos (de 8 y 10 años) que son muy independientes. Ellos van a la escuela solos. Los días de prevención de las avalanchas, preparo todo para poder seguirles de forma remota, con el teléfono. ¡Y funciona! Han entendido las obligaciones de mi trabajo. Y luego, no estoy sola. Tengo familia, amigos que me ayudan cuando es necesario.
I Love Ski – ¿Cuáles son tus aspiraciones profesionales?
 
Hélène Zamora – Nuestro trabajo se enfrenta a un gran desafío: el cambio climático. Como directores de pistas, tenemos que lidiar con el cambio climático, las temperaturas que no son necesariamente muy frías al comienzo de la temporada, la nieve que no siempre sucede cuando queremos … el aplazamiento de la contratación de los empleados … Me pregunto mucho sobre el futuro porque es un problema real de las estaciones de esquí.
El trabajo me gusta mucho, pero no sé si lo seguiré haciendo hasta los 60 años.
Finalizamos este Face2Face de Iloveski con una mujer que demuestra su valía, independientemente del ámbito laboral. Todo un ejemplo Val d´Allos en su política de crear equipos de trabajo mixtos, integrando en sus directivos y recursos humanos de máxima responsabilidad, a las mujeres. Seguir visitándonos, esperamos hacer pronto una entrevista similar, donde exista una mujer al frente de una estructura dedicada a la nieve en España.
Mientras, te invitamos a leer otros artículos destacados de Face2Face, creados recientemente: