Puyvalador: un cierre decidido por el Consejo Municipal el pasado mes de septiembre

Pequeña estación de esquí del Pirineo francés, Puyvalador es sin embargo una de las estaciones de esquí favoritas para el aprendizaje y las estancias de las clases de nieve.
Estación con muchas deudas durante varias temporadas, la espada de Damocles cayó en septiembre pasado con la decisión del consejo municipal de la pequeña población de 75 habitantes, de cerrar la estación.

Solidaridad en las estaciones de esquí de Pirineos

«Las pérdidas acumuladas sumaron un total de 320.000 euros cuando tomamos esa decisión. Esto representa la mitad del presupuesto general de nuestra ciudad «, comentó Daniel Marin, alcalde interino. El alcalde Rolland Gil, elegido en 2014, renunció a su papel de alcalde para mostrar su desacuerdo con la decisión del consejo municipal de proceder al cierre de la estación.
«Para un ayuntamiento pequeño como el nuestro, gestionar una estación de esquí cuesta mucho dinero, alrededor de 600.000 euros al año «

A pesar de una situación aparentemente sin salida, un grupo se puso en marcha hace un par de semanas, para intentar rescatar la estación, con la participación de los comerciantes de la estación, los propietarios, los miembros de la Asociación Puyvalador nieve de oro, el ex director de la estación de esquí, los residentes y profesionales ansiosos por mantener viva su estación.

Foto : Estación de Puyvalador

El objetivo de este colectivo es, sobre todo, encontrar soluciones de recuperación, tal vez a través de una delegación de servicio público, evitando al mismo tiempo la contribución directa de los habitantes …

Salvar una estación pero sobre todo un territorio

No se trata de salvar solo una estación de esquí, sino toda la economía generada por su actividad.
Hoy, está comprobado que 1 euro gastado en un forfait de remonte genera localmente un gasto de seis euros. Así que este cierre provocaría una pérdida de recursos locales de más de 2,5 millones de euros por temporada, sin mencionar la pérdida de empleo directo e indirecto de la estación.
El futuro nos dirá cuál será el destino reservado a la estación de Puyvalador, pero desde I Love Ski queríamos valorar esta iniciativa y dinámica local creada para intentar rescatar la estación.

En los Alpes, la situación es muy similar. 

La estación de esquí de Montclar cuenta con 45 km de pistas de esquí, 10 remontes y tres telesillas, y se encuentra en el Valle de la Blanche (Alpes de Alta Provenza). Después de unos costes significativos derivados de la falla técnica del telesilla de los Lagos a mediados de la temporada de invierno, y unas condiciones meteorológicas difíciles, ll alcalde Michel Blot, estuvo forzado por la prefectura a aumentar sus impuestos de un 50%.

Los habitantes vienen al rescate de la estación 

Desde esta semana, MDS, Montclar Domaine Skiable, se ha convertido en el nuevo gerente de la estación de Montclar, después de la Delegación de Servicio Público firmada el pasado 24 de julio. Esta nueva compañía está formada por 49 accionistas entre los cuales se encuentran comerciantes, huéspedes, alquiler de esquís, farmacéuticos, pero también habitantes de la estación.

Con un capital inicial de 210.000 euros, Montclar Domaine Skiable ya está considerando nuevos proyectos: «Se trata de un capital suficiente para tener visibilidad en los próximos seis meses», asegura el presidente de MDS Alain Quièvre. Se cambiarán 25 cañones de nieve de nueva generación a partir de este invierno y se planean unas inversiones de 800.000 euros para una fabricación de nieve de cultivo más fiable. El próximo año, se creará una reserva de agua de unos 15,000 m3 situada a 1.900 metros de altitud, comenta Lionel Haud, director técnico de MDS.

Gracias a esta iniciativa colectiva y ciudadana, se espera salvar ocho puestos de trabajo por año y unos 300 empleos indirectos (25 empresas, una escuela y una guardería).

Foto : estación de esquí de Montclar