Para poder definir la envergadura de los proyectos que se están llevando a cabo en Gran Tourmalet, nos hemos dirigido a uno de sus máximos responsables. Una de esas personas que dejan huella en las estaciones de esquí. Desde I Love Ski hemos entrevistado a Bernard Malus, responsable de los proyectos SIVU Tourmalet (Sindicato Intercomunal con Vocación Unica), que reúne por una parte el sector de La Mongie (con los ayuntamientos de la Haute-Bigorre: Bagnères de Bigorre, y Campan en particular) y por el otro lado, el sector de Barèges (con los ayuntamientos de Barèges y Sers).

El confort de los esquiadores es la primera prioridad: inversión de 2 millones de euros
 
El dominio esquiable del Gran Tourmalet cuenta con 31 remontes, 67 pistas, y unas áreas muy populares como Les 4 Termes, Le Pain de Sucre (Pan de Azúcar), el Col du Tourmalet y el Sentier panoramique (Sendero panorámico).
La zona de Pan de Azúcar, por el lado de La Mongie, se ha rediseñado por completo la temporada pasada, con el desmantelamiento del remonte mecánico del mismo nombre, y la instalación de una nueva telesilla (Les Sapins), una telesilla de agarre fijo 4 plazas, que permite un mejor flujo (2 400 personas por hora) y sobre todo una mayor comodidad para los esquiadores. La remodelación de la pistas en esa área también mejoró el confort para los esquiadores.
Durante el verano de 2017, los nuevos movimientos de tierra se han realizado desde la llegada de este nuevo remonte, hacia el Col du Tourmalet. El objetivo principal ha sido mejorar la pista azul des Spains, unión entre los dos sectores, y facilitar el acceso a los remontes de Pourteilh, Espade y Béarnais. El coste de este proyecto supera el millón de euros.
La estación invirtió también en nieve de cultivo en esta pista azul con la instalación de 29 cañones de nieve adicionales, que han costado otro millón de euros.

Foto : Bernard Malus – I Love Ski
Foto : SIVU Tourmalet

Optimización de la red de nieve de cultivo.
El primer sistema de nieve de cultivo se instaló en la estación de Gran Tourmalet en el año 2001. Las evoluciones tecnológicas, el calentamiento global y los nuevos requisitos de fabricación de nieve condujeron a una optimización de la red existente, que comenzó en el año 2016: en esa ocasión, una primera fase de obras condujo al reemplazamiento de los cañones de nieve, por un total de 300.000 €.
La estación entra ahora en la segunda fase de este proyecto con una optimización de la potencia de carga y un aumento en la potencia de las bombas instaladas. La inversión para esta temporada 2017-2018 ronda los 500.000 €.
Los principiantes y la familia en el corazón de futuros proyectos
Bernard Malus nos cuenta cuáles serán las prioridades futuras para el Gran Tourmalet. Se fundamentan en una reestructuración de la zona de principiantes en el sector de La Mongie, con la instalación de un sistema de protección de 3 cintas transportadoras, eliminando el telesilla La Chapelle (para una futura instalación en Les 4 Termes), así como una remodelación de las pistas con instalación de nieve de cultivo.
Estos proyectos están actualmente muy avanzados, y a la espera de financiación, así que deberían muy pronto ver la luz.
En el sector de Barèges, los futuros proyectos se concentrarán en optimizar las pistas azules,  así como las zonas destinadas a familias, que unen el Col du Tourmalet con el pie de pistas de Barèges.
Hoy en día, la estación de esquí de Gran Tourmalet está entrando en una dinámica de inversiones que le permitirá fortalecer su posición de liderazgo a nivel del número de días de esquí vendidos en el territorio nacional francés.
Con 517.852 días de esquí vendidos en 2016-2017, el Gran Tourmalet ocupa el puesto 28 a nivel nacional y primer lugar en los Pirineos Franceses (fuente: ranking de Montagne Leaders – septiembre / octubre de 2017).
Foto : SIVU Tourmalet