Hay que remontarse a 1982, para saber los inicios de la formación en nieve y avalanchas en Argentina. Desde entonces, muchos profesionales han pasado por sus aulas, recibiendo una formación específica para mejorar los conocimientos en montaña, nieve y avalanchas.

La institución francesa ANENA mostró su interés en la formación al otro lado del océano, para compartir experiencias entre técnicos del macizo alpino y profesionales del andino. La experiencia fue excelente.

La fugaz asociación con la entidad argentina PreVentura y la Fundación Andina de Chile, su rápida puesta en funcionamiento marcó el pistoletazo de salida de una asociación recién nacida, con ganas de crecer. La realidad de los «temporeros anuales», aquellos que trabajan dos inviernos por año, tomaba por fin color. Recientemente, celebramos la organización de la primera formación de artificieros en prevención de avalanchas en América del Sur.

 

Formación en nieve y avalanchas en Argentina y Chile

La formación teórica y práctica se desarrolló en un lugar emblemático, la pequeña estación de Los Penitentes, situada en la Provincia de Mendoza.

La estación de Los Penitentes dispone de tan solo 7 remontes mecánicos, pero está llena de encanto y asciende a 3194 metros, asegurando buenas condiciones de nieve. También dispone de una escuela de esquí con un experimentado grupo de instructores, además de un jardín de nieve para que los más pequeños disfruten de esta montaña de incomparable belleza. Su infraestructura hotelera, con una capacidad de 1.950 plazas, contempla hoteles, hosterías y apartamentos, la mayoría ubicados al pie de las pistas para salir y llegar esquiando. Una gozada.

Acudieron 12 personas desde Chile y Argentina para recibir una formación extensa y exigente tanto en el ámbito técnico-teórico, como en la parte práctica en montaña, nieve y altitud. Aquellos que consiguieron el aprobado en el curso «Nivel 1 Nieve y Avalanchas» disfrutaron posteriormente de un periodo de prácticas como observador del Tiempo, en la Fundación PreVentura.

Primera promoción: los primeros artificieros de avalanchas titulados en América del Sur. 

El control, la prevención y la formación son algunos de los pilares de los controles de seguridad de avalanchas. Después de esta experiencia exitosa, la formación se repite este invierno 2017 y se impartirá tanto en Chile como en Argentina.

Desde el uso del DVA, estudio y análisis de la nieve, la mitigacion de riesgo ,hasta los oficios de artificiero para avalancha o de maestro de perros de avalancha… destacando la especificidad y desarrollo de cada uno de los contenidos planificados.
Las dudas siempre surgen sobre la validez de las formaciones cuando traspasamos las fronteras. Estos cursos tienen reconocimiento internacional, los diplomas están certificados y la expide ANENA, situada en Grenoble – Francia.

Tendrán lugar en Argentina y Chile durante el próximo mes de septiembre :

  • CHILE
    Pucon : Nivel 1 Nieve y Avalanchas, del 7 a 10 de septiembre
  • ARGENTINA
    Bariloche (Cerro Catedral)
    Nivel 1 Nieve y Avalanchas : del 16 al 19 de septiembre
    Observador Nivo Meteo : del 20 al 22 de septiembre
    Nivel 2 Nieve y Avalanchas : del 23 al 26 de septiembre
    Instructor ABC (Avalanche Basic Course) : 27 de septiembre

Contacto : cedric.larcher@anena.org

Gracias a las mencionadas colaboraciones con asociaciones locales, el sector de la nieve se profesionaliza cada día más por el otro lado del Atlántico. La asociación ANENA trabaja también en otros países como Grecia, Canadá y Turquía.

Esos números intercambios técnicos entre profesionales de la nieve permiten abrir muchas puertas, sobre todo a los que quieren trabajar de la nieve durante todo el año, con temporadas de verano e invierno en cada hemisferio. Anualmente, muchos esquiadores y snowboarders se ven atrapados en aludes. Si nos llega, no hay que engañarse: tenemos un problema que puede ser mortal. Seguramente será mortal si te quedas atrapado y tardan más de 15 minutos en localizarte y sacarte del alud. Si no es el caso y el accidentado es otra persona, a continuación encontrarás algunos consejos de seguridad generales junto con algunos procedimientos.

Consejos de seguridad en caso de avalancha

  • Párate. Evalúa los riesgos de réplicas antes de intentar un rescate y si las condiciones y el relieve te lo permite, no pierdas la linea de caída del accidentado. Toma referencias visuales, árboles, piedras, cambios de rasante…todo vale para después buscar al compañero.
  • Comprueba siempre las condiciones proclives a desencadenar nuevos aludes.
    Atención a las zonas con acumulaciones recientes de nieve de venteada son particularmente vulnerables.
  • Las laderas con pendiente pronunciada en zonas de sombra, también pueden representar riesgo.
  • Esquiar siempre con alguien y estar siempre acompañados. En pista es recomendable, en fuera de pista debería de ser obligatorio. El primero y el último del grupo, los más experimentados. Si llevan walkies mejor.
  • Desciende con tus amigos o familiares por las áreas de riesgo de uno en uno y estad atentos a las señales que preceden los nuevos aludes (nuevas grietas, desplazamientos, leves desprendimientos, ruido..).
  • Lleva contigo una baliza de rescate para señalizar la posición y descubrir al «tacto» el cuerpo.
  • Lleva una pequeña pala y una larga vara a modo de sonda para buscar víctimas enterradas bajo el manto nivoso. Si llevas lo anterior, seguramente llevas ARVA (Appareil de Recherche de Victimes d´Avalanches o lo que es lo mismo, un dispositivo de búsqueda de víctimas de avalanchas) . Dale correcto uso. Escucha a las personas más experimentadas del grupo, si sois varios tenéis que organizaros con las trayectorias de localización.

Lo ideal es prepararte para este tipo de situaciones. Familiarizarte con el equipo y darle uso. Practica en cada viaje o salida de esquí.

– Aprende a utilizar el equipo de rescate, convence a tus amigos y familiares para que lo lleven en las salidas de esquí alpino y travesía.

– Practica con el equipo de rescate. Si está sin batería, si no lo sabes usar o si tardas en reaccionar de poco servirá todo el material. Jugar a esconder uno en la nieve y buscarlo por equipos, es práctico y bastante entretenido.