Con una tasa de crecimiento del PIB estimado del 2,8% desde Bruselas, las perspectivas de España están por encima de otros países europeos.
La larga crisis padecida y el alto nivel de deuda, repercutió en todos los sectores económicos y en la capacidad de gasto del público. Sin embargo el turismo, ha seguido despuntando en un período donde los telediarios se centraban en el déficit público, el endeudamiento y los ajustes fiscales.
A espensas de salir definitivamente de la crisis, parece que la falta de definición de la política económica de Trump y el impacto del Brexit, pueden repercutir de nuevo en su futuro económico de la península.
Sin embargo, el turismo de invierno puede sacar pecho. Las estaciones de esquí españolas están de enhorabuena, dado que muchas de ellas han vivido una temporada récord recibiendo muchos esquiadores y snowboarders nacionales e internacionales. Buenas noticias para un sector, que vive a la sombra de un cambio climático que no cesa de augurar su extinción.

El esquí en España sigue creciendo: cifras récord en las estaciones de la Península Ibérica

En 2016-2017, se han registrado cifras récord en las estaciones de la Península Ibérica, España y Andorra. Durante los 143 días que ha estado abierta la estación de Baqueira Beret, registró 808.120 días de esquí y numerosos picos de visitantes. A destacar el 25 de febrero de 2017 de Baqueira, con 17.500 esquiadores disfrutando de las pistas del Valle de Arán.
La proximidad y las buenas vías de acceso del público francés a la estación catalana, está permitiendo aumentar el volumen de esquiadores franceses que buscan en Baqueira un dominio esquiable cualitativo, con preciosos paisajes y servicios de nivel para un público cada vez más exigente.
Cambiando de Comunidad Autónoma, el grupo Aramon ha recibido esta temporada a más de 1,2 millones de esquiadores, representando esta cifra un considerable aumento cuando comparamos con la temporada anterior.
El 20% de incremento del número de visitantes en las estaciones del grupo aragonés, donde las sociedades Aramon montañas de aragon S.A, Fomento y desarrollo del valle de benasque S.A., Panticosa Turística S.A., Nieve de teruel S.S., Viajes aragon esquí S.L.U, Araser servicios montañas de aragón S.L.U. y UTE Aramon-telenieve han visto como aumentaban sus ingresos: recompensa del duro trabajo de promoción realizado a ambos lados de la frontera.

 

Voir cette publication sur Instagram

 

Une publication partagée par ILOVESKI.ORG (@iloveski_org) le

La estación de esquí Panticosa ha logrado resultados históricos esta temporada, con un incremento del 7% en comparación con el registro de la temporada 2008-2009. En general, la facturación del grupo ha vivido un aumento medio de casi el 25% en comparación con la temporada pasada. Sin abandonar la línea de estación de esquí familiar, la estación aragonesa Panticosa, ha conseguido modificar su estrategia y conseguir generar interés en público joven y dinámico, adaptando los productos y servicios a los Millenials, ávidos de nuevas experiencias y sensaciones.
La estación de esquí Masella ha registrado la temporada más larga de los Pirineos y de toda España. Consiguió abrir las puertas de su estación el 24 de noviembre y no cerró hasta el 1 de mayo. Un auténtico motor de promoción turística en el seno de una pequeña estación que destaca por su entorno, su nieve, sus pistas y su poder de comunicación, destacando como una de las estaciones de esquí más internacionales de España gracias a su gran dinamismo.
Por otro lado, la estación de Tavascan puede presumir de una temporada récord, tanto en términos de asistencia como de ingresos. Con su pista Mascarida, con una longitud superior a 2 kilómetros y medio y un desnivel de 500 metros, hablamos de una estación que ofrece descensos largos y paisajes de enorme belleza. Poniendo cuidado a cada detalle con los niños, Tavascan es una de las estaciones familiares más destacadas del panorama pirenaico,ofreciendo un marco incomparable de alta montaña. Por último, la estación andaluza de Sierra Nevada recibe a casi un tercio del mercado del esquí en España. El complejo ubicado en las alturas de Granada ha registrado un aumento del 17% en sus visitas así como incrementos del 15% en sus ventas (34 millones de euros), con un total acumulado de 955.000 días de esquí vendidos durante la temporada.

El esquí en España: atravesando fronteras

Si salimos de España y nos vamos al Principado de Andorra, observamos como el pequeño país soberano del suroeste de Europa, ha registrado en la temporada 2016-2017 varias cifras récord, incluyendo la estación de esquí de Vallnord, que realizó 503.000 días de esquí en 137 jornadas de puertas abiertas. La verdad que los records en Andorra, empiezan a ser una constante, dado que es el cuarto año consecutivo que registran records de visitas. Según la empresa de estudios de mercado, denominada G2A y responsable de analizar el número de turistas de las estaciones de montaña y desarrollar modelos de ingresos para los operadores de las estaciones de esquí, el mercado español es un mercado que creció en Francia y sobre todo en los Alpes franceses.
La estación de Tignes, que históricamente recibe público español desde hace años, gracias entre otros, a las inversiones realizadas en Marketing para estar presente en la mente del publico esquiador español, ha experimentando una evolución positiva del +20% en comparación con la temporada anterior, con un total de 23.000 nocturnidades realizadas por público español y un total de 1,2 millones de noches registradas durante la temporada. Las cifras siguen siendo reducidas, en comparación con el volumen total de visitantes del dominio esquiable más activo y presente entre los españoles junto a los 3 valles y estaciones como Les 2 Alpes.
 
En Tignes el mercado español tan solo representa un 2% de los clientes extranjeros, en un complejo turístico de talla internacional que cada año recibe un 50% de turistas extranjeros en sus pistas. El Puente de la Inmaculada representa ¼ de la asistencia anual y las fechas de Año Nuevo un 10%. Pasar el fin de año en una estación alpina, cada vez está más en boga dadas las buenas críticas recibidas por el público joven aunque no destaca en el público de familias.

 

Voir cette publication sur Instagram

 

Une publication partagée par ILOVESKI.ORG (@iloveski_org) le

Nieve segura: camino de los Alpes

También en el norte de los Alpes, la estación de esquí Val Thorens, habla castellano. El crecimiento del mercado español en estaciones alpinas es aún mayor, con un aumento de casi el 40% de visitantes españoles en comparación con la temporada 2016-2017.
Aunque el mercado que emerge en España, representa actualmente tan solo el 1,5% de los clientes, la estación más alta de Europa recibe un promedio de entre 600 y 1000 españoles por semana, durante el período de vacaciones españolas con picos de asistencia en fechas concretas, como es el Puente de Inmaculada y durante la Semana Santa, en la cual los españoles buscan días largos de esquí y estaciones altas, donde la calidad y la cantidad de nieve está prácticamente asegurada.
 
«Los operadores turísticos programan con mayor facilidad estos destinos al principio de la temporada para asegurar la viabilidad de sus productos y garantizar unas vacaciones de esquí satisfactorias para sus clientes. La asistencia a estas estaciones está fuertemente afectada por el período de Inmaculada»
, nos comentaba a I LOVE SKI el portavoz de la firma G2A, Gilles Revial.
Las buenas noticias, sin embargo, no llegan al otro lado del pirineo. Los Pirineos franceses, después de los años de bonanza en relación al público español, está en pleno declive. Según los estudios de mercado realizados por el gabinete G2A, que actualmente analiza los flujos de clientes de 11 estaciones de esquí de los Pirineos franceses, ha registrado la comercialización de 155.000 camas turísticas.

Los esquiadores españoles en los Pirineos franceses

Lamentablemente, las tasas de crecimiento están lejos de ser similares a los de sus colegas de los Alpes. El cliente español es el primer cliente extranjero de los Pirineos franceses, pero en promedio representan solamente el 3% de cuota de mercado (análisis de 11 estaciones) con 50.000 pernoctas de pago de un total de 1.800.000 pernoctas a lo largo de toda la temporada.
De una estación a otra, estas cifras varían entre el 2 %y el 7%, y por lo general la frecuencia permanece lineal durante la temporada, destacando como es lógico en los períodos de vacaciones escolares en España. De acuerdo con los estudios de investigación y análisis de mercado realizados por la empresa CONTOUR, responsables de la elaboración y seguimiento de las encuestas de satisfacción del cliente en las estaciones de deportes de invierno, se observa que las estaciones del grupo N’PY acusan una relevante disminución de asistencia española desde hace 2 temporadas.
François Poursain, Director Asociado explica este fenómeno por las buenas condiciones de la nieve en el lado español que beneficiaría a las estaciones de la Península Ibérica. España se convierte en un foco de atención para las estaciones francesas, tanto en los Alpes que ven al cliente español, como una oportunidad para desarrollar sus ventas a principios de temporada, como en los Pirineos franceses, que deben recuperar la cuota de mercado perdida en el mercado español en los últimos 2 años, a favor de los Alpes franceses, las estaciones españolas así como las andorranas.
Otros factores externos a tener en cuenta en el futuro, se centran en el cambio climático así como el entorno cambiante del mercado, debido al Brexit y a la disolución del gran dominio esquiable de Grandvalira entre otros. Situaciones que afectan directamente a las estaciones de esquí de Andorra, y que deberán hacer actuar a las oficinas de Turismo de Andorra para atraer y retener nuevos clientes españoles ante la posible recaída del mercado anglosajón durante la próxima temporada.