En el futuro, la sociedad SAETDE, conformada por las estaciones Pasa de la Casa y Grau Roig y ENSISA, compuesta por Soldeu y El Tarter trabajarán por separado. Ha sido SAETDE la entidad que ha decidido este divorcio. El valor intangible de la marca Grandvalira nadie la ponía en entredicho, pero las desavenencias de ambas entidades han terminado con el mayor dominio esquiable del sur de Europa.

Una marca y un forfait único, que todavía le quedan dos años para que los apasionados de Andorra todavía puedan seguir esquiando en este inmenso dominio esquiable que ha traído de cabeza a la competencia.

Se plantean un gran número de preguntas ante este futuro incierto: ¿Se mantendrá el forfait único? ¿desaparecerán los remontes mecánicos que comunican las estaciones? parece que todavía no está decidido pero todo apunta que si. La repercusión mediática que está teniendo la noticia, no solamente sacudirá las arcas de saetde y ensisa, sino que la imagen y marca perderá potencia así como notoriedad en el mercado internacional y deteriorará la buena imagen que mantenían con FIS, dado que estaba contemplado celebrar las finales de la Copa el Mundo de 2019 y ahora todo son dudas.

La separación del dominio esquiable más grande del sur de Europa

Según el Periodic d´Andorra, la decisión es irrevocable y la separación del dominio esquiable más grande del sur de Europa proviene de Joan Viladomat, accionista mayoritario de saetde. No es un secreto la falta de entendimiento histórico de ambas entidades, donde los modelos de gestión emprendidos por Joan Viladomat y Conrad Blanch han sido bastante diferentes al igual que sus proyectos. Ante el futuro incierto, varias fuentes indican que se comercializará un forfait general y único, más caro que el actual y por otro lado, cada entidad comercializará sus forfaits probablemente acusando una importante subida de precios. Malas noticias para los aficionados que cada invierno acudían a las pistas de GrandValira y buenas noticias para la competencia.

A priori, todo serán pérdidas por culpa de modelos de negocio y egos enfrentados. La pérdida económica de los atributos con los que contaba la entidad hasta el momento, la pérdida de los valores intangibles de su marca, la confianza del consumidor y la posición privilegiada que mantenía en el mercado de la nieve donde se conseguía mantener en el TOP 15 del ranking mundial se evaporan como el agua hirviendo.

Los operadores turísticos en vilo por la supuesta desaparición de GrandValira

Malas noticias para los principales operadores de los destinos turísticos de Andorra, que probablemente buscarán en un futuro próximo nuevas estrategias en destinos de nieve más estables donde puedan asegurar el negocio. Aunque las estaciones de esquí más próximas como Ax Les Thermes, Porté Puymorens, Font Romeu Pyrénées 2000 entre otros, probablemente acogerán parte del flujo de clientes que no verán en las pistas andorranas, el producto único y diferenciador que encontraban hasta la actualidad. No hay que olvidar que GrandValira es la marca más internacional del país andorrano y quizás esta futura disolución, afecte al turismo de invierno de un país cuyo PIB depende en gran medida de los deportes de invierno y del turismo, cuya notoriedad va en decrimento.

ACTUALIZACIÓN: Esta información dejó de ser de actualidad, cuando GrandValira comunicó que seguirá de forma indefinida y además añade a su producto el domino esquiable de Ordino-Arcalis (Leer noticia 22 octubre 2018).

Imagen principal: Nat montane