Un comienzo de temporada difícil, con escasas precipitaciones de nieve y un calendario poco favorable de cara a las vacaciones francesas, son algunas de las razones que han hecho que la temporada 2016-2017 recién finalizada, sea una buena temporada pero lejos de ser una de las mejores vividas por el Pirineo Francés.
Concretamente, el dominio de Grand Tourmalet (La Mongie-Barèges-Pic du Midi) es actualmente el primer destino de nieve del Pirineo Francés, con 557 000 días de esquí vendidos (-4% en relación a la temporada 2015–2016), y un volumen de actividad de 14,7 millones de euros (-5%). Su rival Saint-Lary acumuló 520 000 días de esquí aunque realizó un excelente volumen de actividad que superó los 14,5 millones de euros.

Buenos resultados en los Pirineos Orientales

Por los Pirineos Atlánticos, tenemos buenas noticias. La estación de esquí Gourette, al otro lado del Pirineo por la vertiente de Formigal, ha registrado 256 000 días de esquí y la estación La Pierre Saint-Martin ha alcanzado los 148 600 días de esquí, viviendo una fuerte progresión en relación a la temporada anterior del +25% (Gourette) y del +30% (La Pierre Saint Martin). Las inversiones realizadas en la pequeña estación de esquí, denominada Arete en el lado español y La Pierre Saint Martin en el lado francés, hace 3 años (24 millones de euros) están aportando un retorno de inversión interesante, posicionando a este dominio esquiable como un lugar con encanto, muy frecuentado por el público de Navarra que empieza a ganar notoriedad.
Sin salir de los Pirineos Atlánticos, nos encontramos con la pequeña estación Artouste, que ha conseguido acumular un volumen de actividad de 400 000 euros.
En los Pirineos Centrales, la estación de esquí Peyragudes ha alcanzado los 340.000 días de esquí.

Los Pirineos Franceses han terminado la temporada con cifras similares en relación a la pasada temporada

Por otro lado, la estación Piau-Engaly, haciendo frontera con el Sobrarbe español, está de enhorabuena. Esta temporada de invierno 2016/17 ha conseguido alcanzar los 237.000 días de esquí, representando la mejor temporada desde hace 17 años. Las excelentes condiciones de nieve que ha ofrecido la estación francoespañola desde el inicio de temporada, ha conseguido «robar» clientes a Saint Lary desde el principio de la temporada.
La estación Luz-Ardiden ha acumulado 140 000 días de esquí, viviendo una progresión del 6% de su actividad.
No muy lejos de Piau, la estación Gavarnie-Gèdre ha declarado más de 55 650 días de esquí durante el invierno y un 1 millón de euros de volumen de actividad. Un resultado más que positivo para la mítica estación de Pirineos Franceses, que ha realizado una temporada histórica contando con 85 días de actividad durante el invierno.
La estación de Hautacam, próxima a la ciudad de Lourdes, ha alcanzado la cifra de 320 000 euros y ha realizado 22 000 días de esquí.
A pesar de la temporada que hemos vivido, con un inicio bastante complicado debido a las escasas precipitaciones, los Pirineos Franceses han terminado la temporada con cifras similares en relación a la pasada temporada gracias a las vacaciones de febrero que han permitido a muchas de las estaciones recuperarse del mal periodo vivido durante las vacaciones de Navidad.
El Grupo Altiservice (Saint-Lary, Font-Romeu Pyrénées 2000, Guzet y Artouste) anuncia un «volumen de actividad estable» y un porcentaje de visitantes positivo equivalente al +13,4% en relación a la temporada pasada. Durante toda la temporada, las 4 estaciones contabilizan 1,1 Millones de días de esquí vendidos y un volumen de actividad global de 28 millones de euros.