Según los primeros resultados aportados por la Asociación Nacional de Ayuntamientos de las Estaciones de Montaña de Francia (ANMSM) los franceses durante el invierno, van a la montaña en familia. La clientela se compone en igual proporción de hombres y mujeres, siendo la media de edad de 40 años aunque destaca la presencia de personas entre los 35 y los 60 años entre 2013 y 2014. El 60% de las vacaciones a la nieve, se realizan en familia y están presentes los niños, sin embargo tan solo el 30% son parejas sin niños. Las personas que visitan las estaciones son aquellas que viven en la proximidad de los valles, destacando los habitantes del sureste de Francia y de I´lle de Francia.

La duración media de las estancias, asciende a 6 noches gracias, entre otros, al cambio de calendario escolar realizado recientemente que fomenta y distribuye de forma coherente, la afluencia de público a los destinos turísticos de invierno. El vehículo privado sigue siendo el protagonista a pesar de todos los esfuerzos de las estaciones para fomentar el uso del transporte en común. El 85% de los clientes suben a las estaciones en coche y sólo el 10% utiliza el tren para llegar al dominio esquiable elegido.

La concentración de esquiadores es bastante homogénea durante la temporada como muestran en el gráfico publicado en su estudio.
Fuente: ANMSM –
Se muestra una distribución que tiende a ser homogénea en los diferentes períodos vacacionales durante el invierno, evitando masificaciones y facilitando que un mayor número de personas pueda acceder a los deportes de la nieve, favoreciendo la contratación por obra o servicio de empleados en la estación por al menos 4 meses.

La tendencia de adquirir el forfait con antelación va aunmentando poco a poco, aunque todavía se mantiene en un 39%, frente al 61% que todavía lo adquiere «insitu» decidiendo en el último momento, pero sin beneficiarse de los posibles descuentos y promociones que todas las estaciones proponen por la compra anticipada. Destacar que los visitantes no esquiadores, han aumentado en las estaciones de esquí francesas, pasando de un 13% en 2012 al 16% en 2016. Las opciones a las que dan prioridad por delante del esquí (adquisición de forfait) son los espacios de bienestar donde el agua es el protagonista ( Spas, balnearios, piscinas..).
Los criterios para elegir una estación u otra, no sorprenden demasiado. El precio continúa siendo el factor más relevante a la hora de elegir donde pasan sus vacaciones, seguido del alojamiento, el dominio esquiable, si la estación está adaptada a las familias o no, la lejanía o proximidad de las pistas… seguido de los hábitos o grado de fidelidad de los clientes, la hospitalidad o simplemente se dejan aconsejar por amigos o familiares. Los últimos factores que les hacen declinarse por una opción u otra, son las condiciones de nieve, el ambiente del pueblo, la reputación y el disponer de pie de pista próximo al alojamiento.