Su consolidación como centro deportivo y ocio, la suma de activos importantes a su oferta y la homologación oficial para la competición en tres disciplinas, explican los buenos resultados que está viviendo la pista de esquí indos de Madrid.

Desde que Ocio y Nieve, la empresa gestora, se hiciese cargo de la pista cubierta en septiembre de 2012, modernizando sus instalaciones y ampliando sustancialmente su oferta de ocio, Madrid SnowZone ha crecido tanto en ingresos como en clientes, experimentando un aumento en afluencia de esquiadores superior al 40% en los últimos cuatro años.

Su clara orientación al sector escolar, ha permitido al Madrid SnowZone recibir numerosos niños y niñas de diversos centros escolares de la Comunidad de Madrid, gracias a la creación de ofertas de bajo coste. Este tipo de acciones han permitido mantener un flujo constante de visitantes en la pista en los meses que normalmente apenas había actividad.

La incorporación de una gran tirolina que permite surcar la instalación como si estuvieras volando, fue una de las novedades en un intento de ampliar la oferta de ocio dentro de la pista, aunque ignoramos los  resultados que está teniendo y si dicha inversión ha conseguido ser amortizada.

Las cifras del Madrid SnowZone mejoran

En cuanto a las cifras generales de 2016, destaca el porcentaje de crecimiento en la web, tanto de tráfico, con un crecimiento de las visitas del 13%, como de las ventas en el ecommerce, con un incremento del 157%, lo que pone en valor este canal como gestor de las compras para los esquiadores que acuden a la pista.

Además, en el apartado de los eventos para empresas, Madrid SnowZone sigue representando un espacio inigualable para su celebración, creciendo en un 21% los ingresos.

María González, directora de marketing de Madrid SnowZone, destaca la consolidación de la pista como atractivo para nuevos esquiadores, una de las razones del crecimiento:

“Madrid SnowZone sigue siendo una de las principales tomas de contacto para nuevos esquiadores. Notamos que, año a año, son más las personas que emplean la pista como iniciación»

Además, la homologación que recibió el pasado mes de octubre permite disputar competiciones de esquí alpino en las disciplinas de paralelo, slalom y mini gigante durante todo el año, lo que supone un atractivo no solo para disfrutar practicando el deporte, sino también viéndolo”.

Que una «cuna de esquiadores y snowboarders» aumente su facturación, es un excelente noticia para el entorno de la nieve en España. Proporcionar un lugar de aprendizaje de fácil acceso, donde las condiciones meteorológicas no afectan al correcto desarrollo de la actividad facilita que la experiencia del usuario sea más positiva, aumentando la posibilidad de que repita.

Quizás la falta de eventos de gran repercusión mediática es uno de los puntos débiles de la instalación madrileña. Ofrecer una instalación viva, dinámica e innovadora es una ardua tarea. Aumentar su notoriedad y ser un referente en el ocio de la capital, por medio de las constantes campañas de radio que realizan desde Madrid SnowZone así como las ofertas y promociones, aportan buenos resultados en sus balances y seguramente incida en sus niveles de notoriedad aumentando el número de visitantes.