Para todos aquellos que no han oído hablar de Guilin, os aseguramos que es una ciudad fantástica. Cuenta con ricos paisajes naturales situada en el sur de China, está cargada de historia y tiene la fama de ser la primera ciudad que le viene a la mente a un ciudadano chino cuando oye la palabra turismo. Un auténtico icono en China y referente en su forma de gestionar el turismo, tanto nacional como internacional.

La estación de esquí contará con una superficie enorme de 50000 metros cuadrados y la inversión total calculada para construir esta gigantesca instalación será de 70 mil millones de euros. El proyecto no escatima en inversiones y pretende ser un referente en Asia. Incluye una instalación que podrá ser utilizada por todos los usuarios pero que será también atractiva para los expertos, por eso han decidido construir pistas con diferentes niveles de dificultad y gradiente. 
En primer lugar, se va a construir la pista de baja dificultad con cómodos y directos accesos y más alejado del acceso principal, se podrá acceder a las zonas de dificultad media y alta. 
La gente que habita en el sur de China, no tienen conocimientos ni tradición sobre el deporte de invierno porque en el sur el clima es principalmente cálido durante todas las estaciones de verano, primavera y otoño. Sin embargo, el invierno es duro haciendo que las temperaturas difícilmente suben de cero grados.
El potencial turístico de Guilin, centrado anteriormente en los períodos de calor va a conseguir ser un destino turístico los 365 días del año gracias a este proyecto que desarrollará el flujo de turistas también durante el período invernal. 
Respecto a los equipamientos e instalaciones, la estación de esquí contará con una cinta transportadora para los principiantes y más pequeños. También dispondrá de un enorme snowpark para los apasionados del freestyle, una sala destinada al alquiler de material y aparcamientos de cómodo acceso.
La estación de esquí estará a 138km del núcleo de la ciudad Guilin y a tan solo 145km del aeropuerto más importante de la zona.
Como en el sur no hay tantas estaciones de esquí como en el norte de China, la estación puede tener un futuro prometedor disfrutar de un gran potencial. La popularidad de los deportes de invierno en China va en aumento, formando parte de uno de los mercados emergentes más relevantes a nivel internacional.