Según un comunicado de la policia cantonal de Valais, Estelle Balet estaba realizando un rodaje de un película dedicada al freeride cuando una avalancha terminó con su vida.
La joven atleta suiza, había conseguido a principio del mes de abril, alzarse con su segundo título de campeona del mundo en Verbier (Suiza) siendo una de las jóvenes con mayor proyección en la disciplina.

Estelle Balet ha fallecido durante un rodaje para el Freeride World Tour

Estelle Balet era originaria de Valais y participaba en competiciones de Freeride desde muy joven. En concreto, en el Freeride World Tour (FWT) participaba desde la categoría «Junior».

Según las primeras noticias recibidas en esta redacción, la pendiente había sido descendida previamente por otro Rider y todo parecía que el manto nivoso estaba estable. Desgraciadamente, cuando Estelle Balet, la Rider de 21 años, ha descendido la pala, se produjo una avalancha que ha arrolló a la joven atleta suiza enterrándola en un mar de nieve. A pesar de que estaba equipada con un casco, portaba un detector de víctimas de avalanchas y llevaba también un Airbag de conocida marca, la joven ha fallecido.

La policia ha precisado que a pesar de las tentativas de reanimación, ha sido imposible reanimarla.

«Siento una gran tristeza, un sentimiento amargo y sobre todo envío toda mi solidaridad para sus seres queridos», declaraba Nicolas Hale-Woods, el fundador del Freeride World Tour.

La montaña, siempre esconde riesgos

«Este tipo de sucesos nos recuerda que a pesar de la experiencia y los medios de seguridad, la montaña siempre esconde riesgos» citaba la persona que consiguió aunar los dos campeonatos internacionales más relevantes de la época ( Freeskiing World Tour y Freeride World Tour ) en un solo evento innovador donde se reducía el número de participantes, se aumentaba el Prize Money (premio en metálico) y se adaptaba el circuito mundial para convertirlo en el Campeonato del Mundo más importante de la disciplina Freeride.

Desde ILOVESKI lamentamos profundamente el final trágico de la vida de Estelle Balet apasionada por los deportes de invierno.
Recordar los grandes riesgos que asumen los Riders desafían los límites de la naturaleza y sus peligros. Deben mesurar constantemente el nivel de riesgo sin repasar nuestras posibilidades.

Eventos como el FWT regalan al gran público bellísimas imágenes, pero lamentablemente ponen en riesgo vidas de jóvenes en un negocio donde los que siempre ganan, son las grandes marcas.
Descanse en Paz.