Esta acción social cumple ya nueve ediciones, un evento  que se celebra este fin de semana en la estación de Formigal-Panticosa.
El objetivo de este día es enseñar a unos 44 menores, a esquiar en las pistas de esquí de la estación de Formigal-Panticosa, una actividad que les aleja de su día a día, ligado a los hospitales. 
Los menores provienen de diferentes puntos del país. Este año llegan desde asociaciones de Salamanca, Oviedo, Zaragoza, Valencia, Alicante, Madrid, Sevilla, Jaén, Albacete, Cuenca, Ciudad Real, Murcia, Navarra y Canarias. Para algunos de ellos este será su primer contacto con la nieve y el Pirineo.
El grupo llega acompañado de monitores de la Federación de Padres de Niños con Cáncer, además de por algunos voluntarios de Huesca especializados en tiempo libre y que colaboran con la acción.
Será el sábado por la mañana cuando los pequeños recibirán las clases de esquí, impartidas por profesores de la Escuela Española de Esquí de Formigal. A continuación disfrutarán de la animación infantil que ha preparado la estación.
Aramón prepara cada año con ilusión este proyecto, con la misma ilusión que da nombre al programa: ‘Un gorro, una ilusión’. En esta ocasión, el grupo de la nieve ha contado con la colaboración de la marca TrangoWorld para el regalo, el gorro que lucirán en el que para muchos es su primer contacto con la nieve y el esquí.