Te aseguramos que viajar con perro no es misión imposible. Si las estrellas no se alinean y la familia o vecinos no pueden cuidar de tu mascota durante las vacaciones, tienes dos opciones: dejar a tu querido amigo en una guardería de animales o llevarte de viaje a tu fiel amigo de cuatro patas.

El San Bernardo, Husky siberiano, el pastor alemán o el pastor del Pirineo son algunos ejemplos de razas de perros que soportan bien el frío de la montaña y las inclemencias meteorológicas. Pero cuando se habla de vacaciones en la nieve, los perros están prohibidos no sólo en las pistas, sino a veces también en los alojamientos, los alquileres, los restaurantes y otros servicios. Te damos algunos consejos para que puedas ir a esquiar con tu perro y disfrutar al máximo juntos de la nieve.

¡Viajar con perro a la nieve no es imposible!

perro pequeño en la nieve

En primer lugar, el transporte, después encontrar alojamiento que acepten a las mascotas, precauciones a tener en cuenta por su seguridad y confort… ¿Qué es lo que hago con el perro durante el día? ¿Podrá salir conmigo a las pistas? En América del Norte, uno puede encontrar fácilmente resorts y hoteles que aceptan mascotas, pero en Europa nos tocará buscar un poco.

Viajar con perro a la nieve nos traslada un sin fin de preguntas a las que vamos a intentar dar soluciones.

 

¿Puedes llevar a tu perro a la nieve?

El pelaje y las capas serosas externas de la piel del perro pueden ser suficientes en la nieve para protegerles del frío. La piel densa puede mantenerlo caliente durante largos periodos en la nieve sin que entre en estado de hipotermia. Sin embargo, dependiendo de la raza y la edad, algunos perros no resisten tanto el frío y es necesario tomar medidas especiales durante las vacaciones para que el animal pueda disfrutar de la nieve sin problemas.

Las razas nórdicas son excelentes compañeros en la montaña y están genéticamente bien preparados para la nieve (Alaska Malamuten, Golden Retriever, Husky siberiano…), al igual que los perros de montaña (San Bernardo, perro Bernese, Akita Inu, Samoyedo …). Su pelo largo los mantiene caliente en invierno y la nieve les encanta. No será raro verles galopar por la nieve, rebozarse y juguetear hasta la extenuación en este gran terreno de juego blanco.

perros en la nieve

Protege tu mascota del frío

Los perros de pelo corto, cachorros y perros de edad avanzada, probablemente agradezcan uno de los múltiples accesorios que ofrece el mercado, que permitirán que tu mascota no lo pase mal durante las vacaciones.

Un suéter será necesario cuando la temperatura sea baja al igual que protecciones para las patas, las cuales se agrietan con el frío. Una vez regreses al hotel, tendrás que limpiar el hielo de sus patas y de su panza y dejarlo reposar en un lugar cálido, para que se seque completamente.

Tienes que tener mucho cuidado con las patas de tu perro. Deberás expandir de forma homogénea una crema hidratante en la planta de sus almohadillas antes de salir para evitar cualquier grieta o deberás tener esta precaución justo después de haber realizado el paseo por la nieve.

Recuerde que la sal, es muy utilizada en las estaciones de esquí y carreteras de montaña, sin embargo es muy abrasiva para los perros y puede herir las patas de los animales si no los limpiamos después del paseo.

perro labrador en camino de nieve

Vaselina o botines para los perros pueden ser la solución más eficaz. Si os decantáis por los botines os recomendamos prestar especial atención al cierre superior. Cercioraros que es un sistema sólido y eficaz, que no moleste ni dificulte la marcha del animal. Existen muchos en el mercado, no tendremos que confundirnos con el modelo a elegir dado que en los primeros pasos nos daremos cuenta si es el apropiado o no para nuestra mascota. Intentar elegir uno que disponga un cierre robusto, que aguante los mordiscos, los ‘patinazos’ en la nieve y la erosión… y lo más importante, que no se salga en la primera carrera y tener que reiniciar el proceso cada vez que avanzamos unos metros. Por esto, te recomendamos probar el botín en una tienda física para comprobar que el modelo se ajusta a la pezuña de tu gran amigo.

Por último, los perros tienden comer la nieve, algo que causa problemas digestivos indeseados. Llévate agua para ti al igual que para tu compañero al salir del alojamiento y supervisa frecuentemente si tu perro está comiendo nieve o no.

Considera la posibilidad de darle alimentos adicionales después de un buen día de ejercicio en la nieve y procura llevar algún tipo de snack que sea de su agrado y rico en calorías.

perro orejas marrones en la nieve

Encontrar hoteles y restaurantes para viajar con perros a la nieve

Encontrar hoteles e instalaciones para mascotas no es un gran desafío en América del Norte, sin embargo en Europa tienes que preguntar en la Oficina de Turismo antes de reservar tu viaje. Ni mucho menos todos los hoteles aceptan mascotas, así que tómatelo con calma en la búsqueda.

Para las actividades de après-ski, tienes que encontrar restaurantes y pubs adecuados. Hay que ser conscientes de no dejarlo solo en el frío cuando la temperatura baja por la tarde-noche.

En Europa, ciertos establecimientos permiten mascotas, deberán estar bien amaestrados y no deben molestar a los otros clientes. En la mayoría de los establecimientos, tienes que pagar un suplemento para llevar tu perro. También en el transporte, tendremos que prestar especial atención. Por ejemplo, si quieres llevar a tu perro en los transportes públicos de Suiza, el propietario tiene que pagar un ticket adicional (mitad de precio) en los trenes y autobuses.

En los Estados Unidos o Canadá, se admiten perros en la mayoría de los resorts y ¡también en algunas de las pistas! Cuando viajes al extranjero, no olvides llevar la identificación y registro de salud de tu mascota. Igualmente, comprueba las condiciones de entrada y salida para los animales domésticos, específicamente en todo el Reino Unido.Los perros, como las personas, necesitan un pasaporte cuando viajan fuera de España. El documento que permitirá llevar de viaje a tu perro por Europa recibe el nombre de Pasaporte Europeo para Animales de Compañía.

 

La cartilla sanitaria de los perros turistas

Se trata de una de cartilla sanitaria ideada para perros turistas. Si quieres viajar con perro, tendrás que prestar especial atención a este punto.

Es válida en todo el territorio comunitario y certifica que tu mascota goza de la salud necesaria para viajar. Este pasaporte es una especie de cartilla sanitaria canina que necesitan tener nuestras mascotas para salir de nuestras fronteras.

Obtenerlo es sencillo si tu perro tiene el microchip. Dirígete a tu veterinario de confianza autorizado y pídele un certificado. Le hará un control completo para corroborar que el animal no tiene ninguna enfermedad contagiosa, como la rabia (está casi erradicada en España pero no en otros países de Europa) y que ha pasado todas las vacunas.

pastor alemán perro en la nieve

Si cumples con estos requisitos, ya no tendrás problema para viajar con perro a la nieve en casi todos los países de la Unión Europea.

Sin embargo, deberás prestar especial atención, si te desplazas a Suecia, Reino Unido, Irlanda, dado que exigen además, una analítica que confirme que no tiene anticuerpos víricos en su interior. Si vas a Finlandia, deberás vacunarlo treinta días antes de emprender el viaje, contra la echinococcosis.

Las normativas suelen cambiar, así que para evitar complicaciones, acude a la embajada o consulado del país donde vas a viajar y cerciórate de hacerlo con tiempo.

 

Cuando has llegado a la estación de esquí ¿qué haces con tu perro durante el día?

Depende de lo original o audaz que quieras ser. Lo normal, es reservar un alojamiento cerca de las pistas que admitan mascotas. Al entrar en el apartamento o habitación, déjale familiarizarse con el nuevo entorno, olerá todo e irá explorando su lugar predilecto. Elige una zona tranquila, que no tenga mucho tránsito y alejado de la puerta de acceso a la habitación. En esa zona, coloca una prenda o un objeto personal tuyo así como algún juguete. Una vez que se haya acostumbrado a esa zona, extiende su ‘cama’ y prepárale una zona mullida donde pueda descansar y esperarte.

Los cuencos con la comida y el agua, lo ideal es ponerlos en el baño o en la cocina si estamos en un apartamento.

Para ver la reacción del animal en tu ausencia y sobre todo si es la primera vez que viajar con perro, te aconsejamos hacer alguna prueba previa antes de dejarle varias solos en un lugar que no es familiar para él. Dile que vuelves después, cierra la puerta y vuelve al poco tiempo. El animal se quedará más tranquilo si entiende que no le abandonas y que tan solo tiene que esperar unas horas para disfrutar el también de la nieve.

Viajar con perro precisa de orden y sacrificio. Sacarle a primera hora, en la pausa de la hora de comer y nada más terminar de esquiar. De esta forma te asegurarás de que tu amigo de cuatro patas haga sus necesidades, estire las patas, se encuentre bien y de que no hay ningún problema en el alojamiento. Si te apetece disfrutar del après-ski con tu perro, la fórmula para no tener nunca problemas, es elegir una buena terraza.

A veces se ponen nerviosos, no cesan de ladrar o incluso arañan puertas y mobiliario. Procura preparar previamente a tu mascota antes de afrontar un vacaciones con perro, si no quieres que la fianza que dejaste del alojamiento, sea utilizada para reparar los daños causados.

A continuación, veréis una imagen de @aluynanuk con su mascota en una impresionante nevada en la zona de Astún y Candachu.

perro nieve
Imagen: Instagram con el consentimiento de su propietaria: Zaira Naharro @aluynanuk

Si te gusta correr, tienes que leer esto: ¿alguna vez has oído hablar del esquí “joering”? El deporte combina el esquí con trineos tirados por perros. En senderos nórdicos, tu perro te llevará raudo y a toda velocidad por las vastas zonas nevadas… toda una sensación. En este caso viajar con perro pasa de ser una opción a ser un «must».

Algunas estaciones francesas (Les Rousses, Dévoluy, Métabief, la Vallée d’Abondance) cuentan incluso con laderas y pistas dedicadas, donde se permiten perros. Darte un paseito con tus esquís de travesía o de fondo, o incluso con unas raquetas, es posible en barias estaciones alpinas donde nuestros amigos de cuatro patas son siempre bienvenidos.

Los perros de trineo son una experiencia genial y muy recomendable para toda la familia, pero en especial para los más pequeños de la casa. En Francia esta actividad tan especial se encuentra en La Plagne o Les 7 Laux. En otros países como España, se encuentra en Baqueira o también en Sun Peaks Resort, Canadá.

Si te decantas por un destino tan atractivo como los Estados Unidos y decides viajar con perro a la nieve y llevártelo mientras haces travesía o esquí alpino, no te preocupes, allí es bastante normal. Algunas estaciones estadounidenses abren partes de los dominios específicamente para los perros durante el invierno, por ejemplo el Westin Monache Resort en California y Whitefish en Montana.

Hay varios lugares donde los perros pueden correr en la nieve sin correa siempre que estén a más de 30 millas de las pistas de esquí. Pero el mejor resort para ir a esquiar con tu perro es, sin lugar a dudas, Aspen Snowmass. Este centro turístico es muy conocido por su devoción por los perros en todo el resort e incluso ¡en algunos de sus hoteles de 5 estrellas!

En Europa se admiten perros en las telecabinas durante el invierno, donde puedes disfrutar de las vistas espectaculares con su compañía. Por ejemplo, si te vas de vacaciones con perro al valle de Chamonix, verás que todo son comodidades y en pocos sitios te dirán «no».

Los perros pueden subir a las cabinas y teleféricos para admirar los paisajes pero lo más importante, puedes acceder a lugares de altitud con tu mascota sin esfuerzo alguno abriéndose un abanico enorme de posibilidades en la nieve con tu mejor amigo.

Disfrutando de la compañía de tu querida mascota, podrás tomar una copa en el restaurante la Flégère, le Brévent o Balme y tener recuerdos de tu viaje con perro a la nieve inolvidables. Por cuestiones de seguridad y de mantenimiento, los perros están prohibidos en los senderos alpinos.

No se les permite en zonas clasificadas como nórdicas, ya que a menudo se consideran áreas protegidas para viajar con perro. La razón principal, suele ser por respeto y equilibrio con la fauna autóctona.

 

Algunos consejos antes de ir a esquiar con tu perro: la formación y la seguridad.

Al esquiar con tu mascota, tienes que practicar y evolucionar de forma progresiva. Pasar las vacaciones con perro en la nieve por primera vez, debe ser una experiencia para todos, incluyendo a tu fiel amigo. Empieza andando por un plano con ligera pendiente y haz que se acostumbre a la situación, a los diferentes tipos de nieve, a resbalar, a hundirse en nieve profunda…

Deberá estar siempre a un lado de tu trayectoria de descenso y no demasiado cerca para no interferir con los giros. Procura frenar o acelerar tu velocidad de descenso haciendo que tu distancia con él, siempre sea más o menos la misma. Si en algún momento se para o se desorienta, deberás subir a por él y estar siempre cerca suyo evitará este tipo de situaciones embarazosas.

Hay que tener mucho cuidado de no lastimar a tu perro con los esquíes, los bastones, las botas, … Una vez que estés en una zona de más pendiente, lo natural será que desciendas más rápido que tu amigo de cuatro patas, por lo que espera y haz pausas durante el descenso.

Nuestro primer consejo para viajar con perro, lo tenemos claro: seguridad. Para que las vacaciones con perro no se tuerzan desde el primer momento y tu mejor amigo canino no se lastime, es entrenarlo para que él espere tu señal. Una vez que empieces la bajada, le podrás dar la señal para que te siga.

Evidentemente, si llegas a este punto, se da por entendido que el animal está acostumbrado a desplazarse por nieve en pendiente y a cierta velocidad.

En cualquier caso, el animal asume riesgos en el descenso y será preciso mirar hacia atrás cada cuatro o seis giros para verificar que nos sigue y que está a salvo de los posibles riesgos que siempre acechan en montaña.

Si vas en las pistas con tu perro, tendrás que dejarlo descansar frecuentemente. ¡Es un verdadero desafío para él! De hecho, recuerda que mientras tú deslizas sobre la nieve, él tiene que correr en la nieve a gran velocidad con temperaturas que a veces son extremas. Llévalo contigo solamente medios días -evitar días completos- y déjalo descansar después de hacer ejercicio. La experiencia de hacer esquí de travesía con perro es única y muy practicada por muchos aficionados.

En este tipo de situaciones, cercioraros de que no estáis dentro de un dominio esquiable dado que suele estar prohibido por el evidente riesgo de colisión. Mejor disfrutar de las vacaciones con perro en un entorno más seguro. El esquí de travesía se merece disfrutar de tu amigo en un entorno sin riesgos, alejados del ajetreo de una estación de esquí, por seguridad y para evitar posibles problemas.

La experiencia de viajar a la nieve con mascota es excelente. Por regla general, disfrutan mucho de la nieve y no paran de jugar. Sigue las normas básicas que te hemos indicado y ¡disfruta al máximo de la montaña, la nieve y de tu mascota este invierno!