Doppelmaur/Garaventa, Leitner con la recién fusionada Agudio, Poma, … son algunos de los responsables de la enorme evolución que estamos viviendo en el transporte por cable en todo el mundo.

Grandes empresas especializadas, entre otras cosas, en el diseño, construcción e instalación de remontes mecánicos nos sorprenden con verdaderas obras maestras en altitud y con condiciones extremas, para aportar al cliente un valor añadido, algo que les haga diferenciarse del resto de estaciones y destinos turísticos.

Peak 2 Peak Góndola

La mayor infraestructura del mundo fue instalada en 2009 en la Columbia Británica, concretamente  en la estación de esquí de Whistler Blackcomb en Canadá.

Un dominio esquiable que asombra con todas sus crifras. Dispone de 3.300 Hectáreas de dominio esquiable, galardones internacionales, Record Guinnes, 1.609 metros de desnivel, más de 200 pistas cuidadosamente tratadas… Un sin fin de cifras que posicionan este dominio esquiable como referente internacional dentro del entorno de las estaciones de esquí.

Nos centramos en Peak 2 Peak, un gigantesco teleférico que conecta las dos montañas principales del dominio esquiable: Whistler y Blackcomb sin tener tramos intermedios. Nos explicamos: normalmente existen numerosas pilonas intermedias para distribuir tensiones y pesos, pero en este caso, Peak 2 Peak rompió todos los moldes con una instalación inaudita y única. Este teleférico posée dos Récords Mundiales Guinnes:

Tiene el tramo más largo sin apoyo del mundo, con más de 3 kilómetros sin ningún  tipo de pilona ni basculante intermedio. Desde su instalación, es considerado el sistema de elevación continuo más largo del mundo gracias a que conecta directamente con otros remontes (Whistler Village Gondola, PEAK 2 PEAK Gondola, Solar Coaster Express & Wizard Express). La instalación posee 28 cabinas con capacidad para 28 personas cada una de ellas.

Si tenéis suerte, quizás consigáis montar en una de las dos cabinas de vidrio, pudiendo sentir el vacío debajo de vuestros pies durante todo el recorrido. Este remonte mecánico permite llegar de una montaña a otra y librar los 4,4 Kilómetros que los separan, a vuelo de pájaro en tan solo 11 minutos gracias a que se desplaza a 7,5 metros por segundo.

Por cierto, sin al ir montado en una de las cabinas panorámicas de este engendro mecánico ves sobrevolar tu cabina por un helicóptero, no te preocupes, Whistler Heli-Skiing ofrece un área adicional de 175.000 Hectáreas solamente accesible mediante helicóptero y numerosos aficionados al Freeride toman esta opción cuando visitan Whistler Blackcomb y se acomodan en uno de sus lujosos hoteles. Su temporada se extiende desde noviembre hasta mayo con una acumulación anual total de nieve de 11,63 metros. Con la información aportada, ya no hay excusas, ¡ tienes que conocer Whistler Blackcomb !


Aiguille du Midi

Desde el mítico pueblo de Chamonix, podemos tomar un teleférico que sobrevolando los grandes bosques os llevará cómodamente hasta 2317 metros de altitud, pudiendo admirar el Glaciar de Bossons, el Mont-Blanc, la Aiguille Verte, les Drus y les Aiguilles de Chamonix.

Será entonces cuando empezará la verdadera aventura de ascender mediante un segundo teleférico, durante apenas 10 minutos, hasta 3.777 metros de altitud. Si queremos seguir subiendo, tenemos la opción de tomar un ascensor que nos llevará hasta los 3.842 metros de altitud. Uno de los techos de Europa y uno de los paisajes más espectaculares que hayáis visto en vuestra vida. Esta extraordinaria obra de ingeniería ha cumplido este verano, nada más y nada menos que 60 años ( 1955-2015).

Abstenerse todos aquellos que padezcan vértigo, porque simplemente el ascenso corta el hipo, ascendiendo desde los 1.035 metros hasta los 3.842 en apenas 20 minutos. Mont-Blanc es uno de las montañas más emblemáticas del mundo no solo por sus formas, morfología sino también por su disposición en el corazón de los Alpes, permitiendo disfrutar de unas vistas casi infinitas de los Alpes Suizos, franceses e italianos dando un cómodo paseo por su terraza panorámica.

Si tienes nivel técnico-físico suficiente, podrás descender el Valle Blanco ( Vallee Blanche ) disfrutando al máximo de la zona freeride accesible por remonte mecánico, más valorada de Europa.


Hungerburg funicular

La ciencia ficción llegó a las estaciones de esquí y desembarcó en Hungerburg en los Alpes Austriacos. Los ciudadanos de Innsbruck, población destacada por su afición a los deportes de invierno, demandaban un medio de transporte de última generación, que uniera su ciudad con el Hungerburg de forma eficiente.

Desde la primera década del siglo XX, existían alternativas rudimentarias para acceder a la cima y poder disfrutar de las pistas de esquí. Dos antiguos funiculares con telecabinas de madera, conseguían transportar 300 personas por hora haciendo enlace entre uno y otro. Finalmente, en el año 2007, el arquitecto vanguardista Zaha Hadid, diseñó el funicular Hungerburg con un toque de diseño y elegancia pionero en el mundo que conseguía transportarnos hasta la cima en 20 minutos. 

Este reputado arquitecto, también ha diseñado el impresionante trampolín Bergisel Ski Jump, que tanto hace furor en las competiciones de salto. La estación inferior del funicular Hungerburg, arranca desde la misma ciudad de Innsbruck ( 560mts )  y atraviesa una enorme montaña mediante un escarpado túnel, después sobrevuela el río Inn para afrontar a continuación un ascenso de vértigo con 46% de inclinación llegando al Hungerburg a 860 metros sobre el nivel del mar.

Si el panorama y la modernidad no te sacian o necesitas un buen subidón de adrenalina, podrás tomar el Hafelekarbahn para llegar a 2.256 metros de altitud. Tendrás acceso directo a la reputada pista de esquí Hafelekarrinne, con zonas que superan el 70% de inclinación, únicamente reservado a expertos.



Stanserhorn Cabrio

En Lucerne, corazón de Suiza, podrás mover tu melena al viento en esta terraza volante. Una gigantesca cabina de dos plantas, que permite disfrutar a 60 personas de una cristalera que ofrece 360º de impresionantes vistas y en la planta superior, dispondrás de una terraza… ¿ Locura? Quizás.

El Stanserhorn Cabrio es el primer teleférico con azotea del mundo. Transportando a sus clientes, de forma confortable en esta terraza de vértigo que te transporta a vuelo de pájaro, desde los 711 metros donde está la estación inferior, hasta 1850 metros de altitud.

El paisaje y las sensaciones están aseguradas. La principal diferencia con el resto de transportes por cable existentes es evidente, la exposición al vacio, la sensación de volar y trasladarte por el aire con semejante paisaje es una experiencia única reservada a los 30 privilegiados que puedan tener una plaza en la parte superior.

La instalación, que presume haber sido concebida e instalada 100% con empresas suizas. La instalación de esta terraza voladora, supuso uno inversión de 28,2 millones de Francos Suizos (26,12 millones de Euros). Gracias a que el cableado está dispuesto en los laterales de la cabina, nos permite no tener nada encima de nuestra cabeza y tener verdaderamente la sensación de flotar en el aire.

Aunque si algo cabe destacar, es aquello que no ha inventado el ser humano: El lago de los cuatro cantones, Lucerna, y algunas de las montañas más bonitas y representativas de los Alpes Suizos: el monte pilatus, el Rigi, el Mythen, el Uri Rotstock y unas vistas infinitas hasta los Alpes Berneses.



Skyway Monte Bianco

La reputada estación de esquí de Courmayeur, el pasado 23 de Junio 2015 transformó en realidad un proyecto futurista en la zona de Mont-Blanc. Una instalación vanguardista, que además de tener una línea futurista respeta el medio ambiente teniendo un mínimo impacto visual.

El pasado 27 de Agosto dedicamos un artículo al Skyway, dada la envergadura de la instalación y la enorme rivalidad que se está desarrollando con el lado Francés. El Skyway Monte Bianco, tiene su estación inferior a tan solo 1.300 metros de altitud y alcanzando los 3.466 metros. El Skyway Monte Bianco es una obra titanesca dividida en tres sectores con una parada intermedia en Monte Frety a 2.200 metros de altitud.

Una vez terminado el recorrido y de las impresionantes vistas que ofrece el teleférico, tendremos la posibilidad de disfrutar de una vista de 360º desde la terraza panorámica circular con vistas a Mont-Blanc, Mont-Rose, el Cervino y parte del dominio esquiable de Grand Paradis.

Una obra de arte en altitud que lucha con el Aiguille du Midi con ser uno de los lugares imprescindibles a visitar cuando llegamos al corazón de los Alpes, la zona de Mont-Blanc.