Las obras del nuevo telesilla desembragable de la estación pirenaica de Luchon Superbagnères deberían comenzar en junio. Con una longitud de 2000 metros, esta nueva infraestructura unirá los sectores del Lac y del Céciré con un flujo, en los momentos de mayor afluencia, de 2.800 esquiadores/hora. El coste total de las obras asciende a 8,3 millones de euros.

A partir de la próxima temporada, los esquiadores podrán utilizarlo cómodamente en la zona más alta de la estación. La inauguración está prevista para el mes de noviembre de 2015. Esta nueva infraestructura supone una mejora para la estación que ofrecerá así una mayor y más rápida accesibilidad a los esquiadores.

Balance de la temporada 2014-2015 :
Luchon Superbagnères cerró sus pistas de esquí el lunes 6 de abril de 2015. Los primeros resultados de la temporada 2014-2015 son muy satisfactorios ya que igualan los del año anterior a pesar de una meteorología poco favorable: faltó nieve a principios de temporada y las intemperies de febrero estropearon la tercera semana de vacaciones escolares (zona de Burdeos). La estación se ha visto obligada a reducir considerablemente su período de apertura pasando de 122 días en 2013-2014 a tan sólo 108 en 2014-2015. A esto se suman tres días de cierre por tormenta cuando la temporada anterior sólo ocurrió una vez.

A pesar de los caprichos de la meteorología, las jornadas de esquí han aumentado (+3000) llegando a alcanzar las 215.000 frente a las 212.000 del 2013-2014. El período de Año Nuevo y las dos primeras semanas de vacaciones escolares (zona Toulouse) disfrutaron de unas condiciones excelentes para una estancia perfecta.

El volumen de negocio de los remontes mecánicos se ha mantenido en 4,2 millones de euros (impuestos incluidos). Los esquiadores han podido disfrutar en numerosas ocasiones de la tarifa especial de 14€ por día en vez de los 31,50€ que se cobra habitualmente. Este precio reducido compensó la apertura parcial del dominio en diciembre debido a la escasez de nieve. Las elevadas temperaturas no permitieron producir nieve artificial de buena calidad. Las cantidades de agua utilizadas se han reducido casi a la mitad (110.000 m3 este invierno frentre a los 210.000 m3 del invierno anterior).