A pesar del temporal de viento y algunas nevadas intermitentes, la afluencia de esquiadores en Masella ha sido buena. A lo largo de la jornada han pasado 6500 esquiadores.

Masella tiene un entorno natural privilegiado que, en caso de mal  tiempo, se ve favorecida en relación a las estaciones vecinas. El bosque y la cota mínima son las claves cuando hace viento en una estación como Masella. Por un lado, el 80% de las pistas transcurren dentro del bosque de pinos que protegen de la nieve, a los esquiadores y a los remontes, del viento. La masa forestal de la estación de esquí Masella, también favorece la buena orientación en caso de niebla. Y, por el otro, la cota mínima de 1600 m favorece que las zonas bajas no se vean tan afectadas por los temporales.

Si buscas consejos para esquiar los días de viento, no dudes en echar un vistazo al artículo del enlace.

Esta fin de semana la estación tiene excelentes espesores de nieve, que oscilan entre los 70 y los 135 cm.