Michaela Gerg es una ex corredora de esquí alpino alemana con un palmarés más que asombroso. La ex atleta profesional de 55 años y aún en perfecta forma física, ha decidido pasar sus vacaciones en el Resort de 5* Las Terrazas de Abama (Tenerife), teletrabajando para sacar adelante todos los proyectos solidarios que tiene entre manos, entre ellos, un torneo benéfico de golf: ¡hoy te contamos todo!

 

El golf, la otra pasión de Michaela y su razón de estar en Tenerife

Michaela Greg no solo es amante de la nieve y del esquí en todas sus formas; también es una apasionada del golf. De hecho, este ha sido el motivo de su viaje a Abama: la ex corredora de esquí alpino planea organizar junto a Abama Solidaria un torneo benéfico en el resort de Tenerife, cuyos beneficios irán destinados a la Fundación Schneekristalle.

Durante su estancia en Abama, además de disfrutar de las excelentes temperaturas y de los increíbles paisajes, ha practicado otro de sus deportes favoritos junto a su compañero Achim Winter. Lo cierto es que el golf se ha convertido en un deporte de lo más seguro frente a la COVID-19 gracias a las grandes distancias que hay entre jugadores y a que se trata de un deporte de exteriores.

“Cada dos días jugamos al golf en las fantásticas instalaciones de Abama Golf, disfrutando de las vistas al mar y de la vecina isla de La Gomera. También estoy haciendo yoga y pilates con un entrenador personal, un servicio estupendo que ofrece Las Terrazas de Abama”, cuenta Michaela Gerg.

Imagen: Michaela Greg y otra de sus grandes pasiones: el golf.

 

Proyectos solidarios

Michaela Gerg creó en 2012 la fundación Schneekristalle, que ayuda a niños socialmente desfavorecidos y discapacitados. De hecho, en su primer año de actividad, la fundación ya pudo favorecer a 500 niños. Desde entonces, el número no ha dejado de crecer y actualmente pueden ayudar a unos 6.000. “Mi compañero de vida Achim Winter me ayuda mucho con el proyecto. También, su hija Vanessa me apoya en mi búsqueda de donantes”. Esta fundación es la punta del iceberg de otros muchos proyectos solidarios que la esquiadora tiene entre manos.

Imagen: Michaela junto a su pareja y socio Achim Winter en Tenerife.

Así, Michaela está considerando organizar un torneo de golf para beneficiar a la Fundación Schneekristalle con la ayuda de Abama Solidaria, iniciativa que Abama Luxury Residences puso en marcha tras la crisis sanitaria de la COVID-19.

“Tenemos en mente que pueda ver la luz en 2022. La idea es invitar a unos 80 golfistas internacionales y que se celebre en Abama Golf. Como yo misma soy una apasionada del golf, tengo una gran lista de potenciales participantes que puede complementar a los asiduos de este maravilloso campo. Creo que juntos podemos crear un evento dinámico, que al final beneficiará no sólo a los participantes, sino también a muchos niños que lo necesitan”.

 

El teletrabajo ha venido para quedarse, incluso para deportistas como Michaela

Michaela es una de las afortunadas que puede teletrabajar y realizar parte de su trabajo de forma telemática desde cualquier lugar del mundo. “Puedo hacerlo perfectamente bien aquí desde la terraza o en el interior del apartamento. La temperatura es maravillosa, el sol proporciona luz. Estoy aún más motivada en un entorno tan estupendo, algo que necesitaba. De hecho, incluso estamos considerando comprar una propiedad aquí. Estamos mirando algunas promociones a la venta en este destino, porque nos encantaría que fuera nuestra segunda residencia”.

“Es la primera vez que estoy fuera de casa en invierno y se debe a la COVID-19. Debería estar en Lenggries ahora, donde dirijo desde 2008 una escuela de esquí que integra a 60 instructores”, afirma Michaela Gerg. “En otoño, normalmente estoy ocupada durante semanas preparándome para la temporada de esquí, pero he venido a Canarias a teletrabajar porque el comienzo de la temporada se ha retrasado debido al cierre generalizado que ha supuesto el empeoramiento de la pandemia.”

Imagen: Michaela Gerg ha decidido pasar sus vacaciones en Abama y teletrabajar en sus proyectos solidarios desde su apartamento.

 

Una carrera de lo más exitosa

Hoy, en I Love Ski, hemos querido ponerte al tanto del increíble currículum de Michaela Greg para que la conozcáis un poco más como esquiadora y como persona:

Michaela ha participado en los Juegos Olímpicos cuatro veces (de 1984 a 1994), ha ganado cuatro carreras de la Copa del Mundo y, en 1989, obtuvo el bronce en la Copa del Mundo en el Super-G. Además, entre 1980 y 1996, estuvo posicionada entre las 10 mejores del mundo en más de 100 ocasiones y de hecho, en 41 de estas ocasiones, ¡se situó entre las tres primeras!

Michaela no ha dejado de moverse dentro del mundo del deporte. Poco después de su retiro profesional como corredora de esquí alpino, trabajó como comentarista en canales de televisión como Eurosport y ZDF. Además, desde 2008 fue propietaria de una escuela de esquí en su ciudad natal de Lenggries.

Imagen: Michaela Greg, la ex corredora de esquí alpino, deslizándose por las pistas.