Muchos de nosotros soñamos con poder tomar el sol en esta época del año pero no sabemos dónde ir. Lo primero que se nos viene a la cabeza es el Caribe y sus increíbles playas paradisiacas, sin embargo, no es necesario irnos al otro lado del mundo para poder tomar el sol en invierno. Por eso, hoy te proponemos que este invierno visites la “isla al sol” para reponer tu vitamina D y broncearte.

 

Los beneficios de la vitamina D en Alpe d’Huez

Es bien sabido que el sol tiene un gran impacto en nuestro metabolismo y nos ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunológico. En invierno, obtenemos alrededor de 1000 lux de intensidad de luz, frente a los 10,000 lux en verano. Otro de los grandes beneficios del sol es que mejora nuestro sueño, ya que la luz que recibimos del sol estimula los receptores ubicados en nuestra retina y activa la secreción de melatonina.

Por lo tanto, elegir unas vacaciones bajo el sol ayudaría a mantener el ánimo, a estar más relajado y a llenarse de vitamina D. ¡Así que continúa leyendo sobre Alpe d’Huez!

La Isla al Sol: 300 días de sol al año

Situado a lo alto de las puertas del Parque Nacional de Ecrins, el complejo está rodeado por un mar de nubes y siempre parece estar bañado por el sol. Con sus laderas orientadas al sur, Alpe d’Huez disfruta de la máxima exposición al sol.

Imagen : tumbonas en Alpe d’Huez

Su clima favorable permite una insolación excepcional de 300 días al año. Estación encaramada en una meseta expuesta, la estación Alpe d’Huez se encuentra a una altitud de 1860 m. Un sol excepcional y una gran nevada hacen el tándem perfect.

El generoso microclima de Alpe d’Huez le permite mostrar con orgullo el apodo de Île au Soleil. La relajación en una tumbona frente a un mar de nubes sí existe, y es en Alpe d’Huez donde ocurre.

Vista panorámica desde lo alto de la isla

Como el pico más alto de una isla, el Pic Blanc (con sus 3.330 metros de altitud) ofrece uno de los panoramas más bellos de la región y de Francia. Todo este panorama también está clasificado con 3 estrellas en la Guía Michelin y su proximidad al Parque Nacional de Ecrins, ya que ofrece una excepcional diversidad de paisajes.

Imagen: Vista desde Alpe d’Huez. @Laurent Salino

A diferencia de las islas tropicales, “la isla al sol” es fácilmente accesible en coche desde Grenoble. ¡Alpe d’Huez se beneficia de muchas áreas de estacionamiento gratuitas para minimizar la huella de carbono de cualquiera que busque pasar el invierno bajo el sol!

Esquí y vitamina D en Alpe d’Huez

Los niveles de vitamina D están particularmente relacionados con la exposición al sol. Los deportes de interior y el período invernal actúan en detrimento de la vitamina D. Para evitarlo es importante tomar aire fresco y salir a practicar deporte al aire libre. ¿Y qué mejor que esquiar en Alpe d’Huez?

Imagen : Panorama desde el Pic Blanc

Con un total de 2200 m de desnivel en un tramo de 150 km, los 120 senderos señalizados de la estación garantizan la seguridad sea cual sea tu nivel de esquí. En Alpe d’Huez, inevitablemente encontrarás la pista adecuada a tu nivel y deseos.

Los más expertos debéis saber que el Sarenne, que asciende a una altitud de 3.300 metros, es la pista negra más larga de Europa: de 16 km de largo, su descenso dura entre 30 y 40 minutos. Una sensación única en una pista sin fin que hará las delicias de los esquiadores más experimentados.

Si quieres lucir un bronceado deseado por todos y que te convierta en la envidia del resto de esquiadores, y no estas diespuesto a pasar horas tomando el sol mientras esquias, tenemos la solución perfecta para ti.

También te recomendamos que cuides de tu cabello durante tu estancia en estaciones de esquí soleados, para que puedas no solo lucir un tono bronceado de piel, sino tambien asegurarte que tu piel esta bien protegida frente al sol.

No olvides tus chanclas

Cuando hagas la maleta para Alpe d’Huez, no olvides meter tus chanclas y tu bañador para sumergirte en las cálidas aguas de la piscina Alpe d’Huez. Una instalación única que le ofrecerá increíbles vistas de los picos circundantes.

Image : piscine extérieur avec vue sur les montagnes. @Laurent Salino

Y para los más gourmet, lo mejor es reunirse en el bar de baños del Hotel Grandes Rousses****. No os equivoquéis aficionados a los cócteles: los cócteles no son solo para beber. Elige tu bebida favorita (champán, mojito, piña colada, desintoxicación) y sumérjete en este colorido universo. El baño de piña colada es en realidad un baño de leche de coco para pieles secas, el baño de mojito relaja cuerpo y mente con su efecto frío-calor. ¡Merece ser probado sin moderación alguna!

Image : Bar à Bains de l’hôtel Les Grandes Rousses – Alpe d’Huez

Para los niños, una versión “algodón de azúcar” con un baño de leche de coco y piña, acompañada de zumo de fruta fresca … ¡Sin olvidar los caramelos!

Amantes del sol en invierno… seamos sinceros: no es necesario tomar un avión para abastecerse de vitamina D en invierno. I Love Ski ha encontrado para ti LA estación que te devolverá una sonrisa y tu buen humor este invierno.