Hoy lunes día 9 de noviembre se celebra el Día Mundial de los Premios Guinness y, desde I Love Ski, hemos querido hacer una recopilación de los Récord Guinness más increíbles dentro del mundo del esquí. ¡Vas a alucinar!

1. Gordon Precious y su récord a los 94 años

Gordon Precious marcó el pasado mes de marzo de 2019, un nuevo Récord Guinness siendo la persona con más edad en prácticar heliski. Una nueva prueba que muestra que ¡el esquí no tiene edad!.

Este hombre de 94 años y 306 días fue transportado en helicóptero junto a su guía de esquí a una de las cimas de las montañas de Cariboo (Canadá). Saliendo desde el Hills de Hamilton y después de sobrevolar Wells Gray y el lago Bowron, aterrizó en una de sus cimas más espectaculares, el Nectar. Con una amplia sonrisa y valor a raudales, Gordon no dudó en afrontar la pendiente para realizar un descenso fuera de pistas por las laderas de la Columbia Británica.

Hay que decir que el veterano Gordon, es un experimentado esquiador que ha practicado esquí toda su vida. Gracias a este descenso, ha conseguido destronar a Stan Friedberg, el norteamericano que se alzó con el récord en 2018 con 91 años.

2. Récord de la mayor velocidad arrastrado por un coche

A sus 51 años, el polifacético británico Graham Bell consiguió en 2017 inscribirse en el libro Guinness de los Récords. Nacido en la base militar de Reino Unido en Chipre -Akrotiri Royal Air Force station-, este británico se inició con tan solo 5 años en el esquí alpino. Aprendió sus primeros giros en Cairngorm junto a su hermano Martin, y no cesó de entrenar hasta conseguir entrar por méritos propios en el circuito de Copa del Mundo de esquí alpino.

El esquiador olímpico y presentador de televisión de la BBC, eligió el circuito de pruebas de Arjeplog en Suecia para ser el más rápido del mundo encima de unos esquís, traccionado por un vehículo a motor.

La particularidad de este circuito es que se encuentra en un lago congelado dentro del círculo polar ártico. Un magnífico enclave para batir un récord  de estas características. Era necesario una enorme pista muy amplia sin obstáculos, que no tuviera apenas cambios de relieve y que fuera bastante liso ¿qué mejor que un lago helado?. La elección del vehículo tampoco fue al azar, hacía falta mucha potencia y Graham lo tuvo claro.

Un flamante Jaguar XF Sportbrake de 300 CV con tracción a las cuatro ruedas fue su gran aliado para conseguir batir el récord vigente hasta el momento.

El esquiador logró alcanzar los 189.07 km/h sobre sus esquís y batir el récord mundial (el anterior récord estaba en (112.65 km/h).

3. Récord del mundo esquiando de espaldas: 131,23 km/h

Elias Ambühl se alzó en 2017 como la persona más rápida del mundo esquiando hacia atrás. Imagínate esquiando para atrás a toda velocidad. Ahora imagínate igual pero a más de 130 km/h … ¡una locura!. Verlo para creerlo.

El esquiador suizo no es la primera vez que destaca por sus habilidades encima de unos esquís. No en vano, Elias fue el primer deportista en subir a lo más alto de un podio gracias a un planchado perfecto de un triple cork. Este atleta no tenía suficiente con participar en los X Games, en los campeonatos del mundo de Freestyle o en los JJOO de PyeongChang, necesitaba batir un récord.

Elias consiguió una marca de 131,23 km/h esquiando hacia atrás,  quedando inscrito en el libro Guinness de los Récords y destronando al noruego Anders Backe (que alcanzó en 2013 los 128,7 km/h).

4. Los 100 metros lisos más rápidos corriendo con botas de esquí: increíble Récord Guinness

Si eres de los que te cuesta andar con las botas de esquí cuando llegas al parking, este récord te va a encantar. Nick Symmonds es un velocista norteamericano subcampeón del mundo de los 800 metros lisos y olímpico en dos ocasiones. Nick, a sus 34 años, se marcó un reto, batir el récord en los 100 metros lisos en botas de esquí. No era nuevo en esto, dado que ya había escrito su nombre en el libro de los Guinness por correr los 100 metros lisos con zuecos más rápido que nadie.

Hasta ese momento, la mejor marca con botas de esquí la ostentaba Max Wilcocks que consiguió para el cronómetro en 14,09 segundos. Para aquellos que no sois eruditos del atletismo, destacar que Usain Bolt logró la mejor marca de la historia en los 100 metros lisos de categoría masculina, cruzando la meta en 9,58 segundos y en la categoría femenina, Florence Griffith Joyner hizo lo propio, en 10,49 segundos.

Pues bien, el atleta Nick Symmonds consiguió batir el Récord Guinness alcanzando los 13,71 segundos, convirtiéndose en el hombre que corre más rápido del mundo los 100 metros lisos con unas botas de esquí alpino.

5. Récord de velocidad en esquí: 254,95 kilómetros por hora en 2016

El esquí de velocidad o Kilómetro lanzado, es una disciplina que consiste en descender una ladera por la línea de máxima pendiente lo más rápido posible. Es uno de los deportes no motorizados más veloces, solamente superado por el paracaidismo y uno de los más espectaculares. El récord de velocidad con esquís fue conseguido por el italiano Ivan Origone en 2016 en Vars, una estación de los Alpes franceses.

Ivan, ya catalogado como hombre más rápido del mundo en la nieve, llevaba un traje que le concedía una aerodinámica especial a su cuerpo para poder alcanzar mayores velocidades en pleno descenso. Con una aceleración mayor a la de un fórmula 1, Origone

A continuación os dejamos el vídeo para que alucinéis tanto como nosotros con el gran Origone. ¡Baja como una auténtica bala!

6. 130 personas deslizando con un único par de esquís

Una imagen vale más que mil palabras. Por eso, os invitamos a ver el vídeo que os dejamos a continuación para que veáis como en 2016, 130 esquiadores finlandeses consiguieron recorrer 120 metros deslizando (todos) en un mismo par de esquís y hacerse con el título de Récord Guinness. Una prueba en la que el trabajo en equipo era fundamental para conseguir el objetivo.