La estación canadiense Whistler Blackcomb (WB) ha decidido no abrir el glaciar de Whistler, dado que se está preparando para el periodo post-covid-19 y quiere centrarse en el verano.

La conocida estación de Canadá, ha validado un plan operativo para la temporada de verano 2020. Presenta cambios importantes y anuncia el fin de una gran tradición veraniega: el glaciar de whistler no abrirá.

Un plan operativo especial para la temporada de verano 2020 en el glaciar Horstmann

Geoff Buchheister, el director de operaciones de Whistler Blackcomb, anunció que este verano no habrá esquí en el glaciar debido al COVID-19. Los numerosos equipos de esquí alpino, snowboard, freestyle y otras disciplinas, deberán buscar otro lugar para entrenar este verano.

“Muchos de ustedes y algunos de los grandes nombres de nuestro deporte blanco tienen buenos recuerdos de las pistas que ofrece nuestro Glaciar Whistler durante el verano”, dijo Buchheister.

“Me entristece comunicarles que este verano, no podremos ofrecer esquí en el glaciar”

“Me entristece comunicarles que este verano, no podremos ofrecer esquí en el glaciar. No tomo esta decisión a la ligera y entiendo el impacto que tendrá en las empresas que operan en el glaciar, pero, sobre todo, nuestra prioridad debe ser la planificación del verano con la nueva realidad que nos ha dejado el covid-19. ”

El glaciar de Whistler no abrirá este verano por los accesos

Los responsables de la estación Whistler han confirmado que el cierre del glaciar se debe a la dificultad de asegurar el acceso con las debidas medidas de sanitarias. El acceso al glaciar “agrega una capa de complejidad a una situación ya compleja”, agregó Buchheister.

“Al reducir nuestra concentración de clientes en nuestras actividades de verano, estamos implementando un plan meticuloso, medido y realista. Nuestro objetivo es cumplir con las directivas provinciales de salud”

“Tenemos que hacerlo bien para la sostenibilidad de nuestro negocio y nuestra comunidad. Tendré más información para compartir sobre este plan operativo de verano en las próximas semanas, así como una fecha de apertura ”.

El Glaciar Horstmann, comúnmente conocido como el Glaciar Whistler Blackcomb, es utilizado con asiduidad por los equipos de competición en sus periodos de entrenamiento estival. Durante varios años, el cambio climático ha afectado a esta joya de la naturaleza, y según los especialistas: sus días están contados. Su masa disminuye en medio millón de metros cúbicos por año, el equivalente a 200 piscinas olímpicas que se vacían cada año.

Fuente: https://m.piquenewsmagazine.com verano